Skip navigation

Tag Archives: culiacan

Una lona con tintes pacifistas fue colocada en la casa de seguridad del fraccionamiento Rincón del Humaya, donde hace dos semanas se enfrentaron con granadas y fusiles de alto poder dos grupos armados que sembraron el terror durante 15 minutos.

Esa madrugada, los gatilleros de ambos bandos dispararon más de mil 300 balas y tres granadas, lo que causó daños a cinco casas y tres vehículos que se encontraban estacionados en cocheras y sobre calles contiguas.

La vivienda que alberga un llamado a la conciencia está marcada con el número #3031, entre las calles Citlaltepec y Cerro de Perote, en el fraccionamiento Rincón del Humaya.

“Ya no Me Tomes Fotos Mejor Toma Conciencia… Construyamos juntos un mejor futuro, inculcando a nuestros hijos, valores, principios y sobre todo el amor a la vida y al prójimo… Di NO a la violencia y SÍ a un mundo feliz”, reza el contenido.

En la lona se aprecian dos imágenes simbólicas: una con dos manos abiertas ensangrentadas, y una paloma blanca que tiene un balazo en el pecho.

Ese sábado 12 de julio, después del agarrón, los soldados y policías federales encontraron dentro de la vivienda atacada cuatro fusiles AK-47, dos cargadores para pistola .9 milímetros, un tubo cohete calibre .50, cuatro cargadores para 7.62x39mm, 12 casquillos calibre .50, 614 cartuchos calibre 7.62x39mm y un casquillo de calibre .40.

Además aseguraron nueve chalecos tácticos, cinco gorras camufladas, seis gorras de la PME, un portacargadores, cinco pantalones camuflados, cinco camisas de la PME, ocho playeras negras, ocho playeras camufladas y siete pares de botas.

Luego de dos días sin ejecuciones en la capital del estado, un desconocido fue encontrado estrangulado, vendado de los ojos y con un balazo en el hombro en las inmediaciones de la colonia Renato Vega Alvarado, al sur del municipio.

La víctima vestía pantalón azul de mezclilla, camiseta blanca, tenis blancos con negro y rojo, y según el médico legista tenía aproximadamente 25 años.

El reporte del hallazgo del cadáver se realizó a las 07:40 horas sobre el carril de sur a norte en construcción que comunica al conjunto residencial La Primavera, a 50 metros del bulevar Las Torres.

El médico del SEMEFO dictaminó que el joven murió por asfixia, pues tenía marcas en el cuello de haber sido estrangulado, quizá con un torniquete.

Además presentó un balazo en el costado derecho del hombro y tenía amputado el dedo meñique de la mano derecha, pero esta herida no es reciente.

El personal de la Dirección de Criminalística y Servicios Periciales de la PGJE recogió de la zona dos caquillos calibre .9 milímetros.

No es una exageración que en ciudades como Culiacán, Juárez y Tijuana, entre muchas otras, el miedo ciudadano producto del narcotráfico ya supera a la confianza en la autoridad.

Ese fenómeno, según la ciencia política, es pariente cercano de la ingobernabilidad. Es decir, aquellas regiones del país donde existe una autoridad formal —cabildo, alcalde, congreso local y gobiernos municipal y estatal—, pero donde la fuerza, el control de las policías, el imperio del terror y el miedo lo tiene el narcotráfico.

¿Quién gobierna en una ciudad así? No las autoridades formales, porque no tienen el poder para defender bienes y vidas de ciudadanos frente al embate del narco. Y es que debemos entender que no son sinónimos autoridad formal y poder. Pero en el otro extremo, el del narco, se trata de un poder fáctico que tiene de su lado no sólo la violencia de facto, la fuerza armada, sino las características que hacen posible el terror. Sobre todo el miedo social.

Todos los días, desde hace años, en Culiacán, Juárez y Tijuana chocan el poder formal municipal y estatal con el del narco. De ahí se desprende no sólo una cauda interminable de muertos, sino un sentimiento que atrapa la conciencia ciudadana, y que la ciencia política llama desconfianza social en la autoridad, por un lado, y, por el otro, temor al poder emergente, el del narcotráfico. Y ese potaje espeso y difícil de tragar se llama ingobernabilidad.

¿Quién gobierna en Culiacán, Juárez y Tijuana, sólo tres de las ciudades en poder del crimen? Gobiernan a buena parte de los ciudadanos no el mandatario municipal o estatal en turno —amarillo, azul o tricolor—, sino el terror en calles; gobiernan los que matan a policías, jóvenes inocentes, rivales mafiosos, hijos de narcos. Gobierna el miedo, producto del terror, eficaz repelente a la confianza en la autoridad.

Y frente a la realidad de ciudades, pueblos, entidades con autoridad formal pero sin poder real frente al narcotráfico, nadie —desde el Presidente, pasando por sus secretarios de Seguridad Pública, de la Defensa, el procurador general y menos el de Gobernación— puede venir a decirnos que el Estado va ganando la guerra al crimen.

Parecen olvidar que la delicada ecuación entre autoridad, poder, gobierno y gobernabilidad —la eficacia de la autoridad para ejercer el poder— sólo se mantiene a partir de una variable escasa pero infaltable: la confianza social. Ni Calderón, ni Mouriño, ni García Luna, ni el gabinete completo nos pueden decir que la lucha contra el crimen la va ganando esta administración —más allá de que se elevan el número de policías muertos, la ferocidad de la violencia y el rango de los asesinados—, cuando la percepción social es justo la contraria.

¿Por qué la sociedad cree que la batalla la pierde el Estado? Porque el miedo social producto del terrorismo desplegado por el narco gana terreno frente a la escasa eficacia de la autoridad. Resulta elocuente la encuesta de María de las Heras al respecto (Milenio, 21-07-08), que muestra que a mayor miedo social, mayor la percepción de que el narco va ganando la guerra. Y gana la guerra no sólo en el campo de batalla, con más policías y enemigos muertos, sino también la guerra mediática.

El gobierno de Calderón insiste, sin embargo, en que la estrategia es la correcta y que el Estado no va perdiendo la guerra. Lo más grave es que existen signos de que Calderón pudiera encaminarse a otro peligroso fenómeno del poder: el autoengaño, precepto de muy alto riesgo para un gobierno que se dice democrático, según especialistas del ejercicio del poder (Stoppino, Las formas del poder).

Es decir, frente al gravísimo problema del narco y la insistencia en que la estrategia desplegada es la correcta, el Presidente no estaría incurriendo en “una falsedad consciente” para engañar a los ciudadanos, sino en “una falsa conciencia” de lo que ocurre entre instituciones, poder formal y ciudadanos, enfrentados en una guerra sin tregua a un formidable poder fáctico, que se vale del narcoterrorismo y que tiene una ganancia envidiable: el miedo social colectivo.

Nadie duda del poder del crimen y el narco, ni cuestiona que deban ser atendidos por todas las instituciones del Estado, incluidos los partidos opositores a través de esa regla básica de la democracia que es la lealtad opositora; nadie cuestiona que se trata —como dijo Calderón— de una guerra larga y de alto costo en vidas. Pero tenemos el derecho a dudar de que en el primer círculo presidencial se tenga una “falsa conciencia” del tamaño del reto y de qué significa para ciudadanos indefensos como los de Culiacán, Juárez y Tijuana, entre otras ciudades. ¿Cuánto y hasta cuándo aguantará la gente? ¿Lo saben en Los Pinos?

Un total de 14 inmuebles, dinero nacional y extranjero, droga, armas, municiones, joyas, y vehículos asegurados, además de personas detenidas, es el resultado del Operativo Conjunto Culiacán-Navolato efectuado entre el 17 y el 20 de julio.

En el comunicado 044/2008 de la Vocería del operativo en mención, se informa que el personal militar y las corporaciones locales y federales aseguraron 10 gramos de mariguana, seis armas largas, dos armas cortas, 28 cargadores de diferentes calibres, 616 municiones de diversos calibres.

También detalla que se aseguraron de manera precautoria 14 inmuebles, cuatro alhajas, 501 dólares, 8 mil 421 pesos y dos radios de comunicación, que junto con lo anterior quedaron a disposición del agente del Ministerio Público Federal.

Se informa además que se detuvo a nueve personas por delitos del fuero común, una por el delito del fuero federal y dos más por faltas al Bando de Policía y Buen Gobierno.

En los recorridos que realizaron las autoridades entre el 17 y el 20 de junio se aseguraron dos unidades vehiculares, se recuperaron dos automóviles, 152 carros fueron remitidos a la Policía de Tránsito Municipal por diversos motivos y se levantaron 65 infracciones viales.

Llama SEDENA a ‘balconear’ a raza armada

Con la finalidad de abatir la violencia que se vive en Sinaloa, la Secretaría de la Defensa Nacional, a través de la Comandancia de la Novena Zona Militar, invita a la ciudadanía a denunciar de manera anónima a integrantes del crimen organizado.

En el comunicado 043/2008 emitido por la Vocería del Operativo Conjunto Culiacán-Navolato, la SEDENA pone a disposición los teléfonos 7-16-06-76, 7-15-95-88 y 7-15-95-85, además del correo electrónico culiacan_9azonamil@hotmail.com.

En los teléfonos y el e-mail, establece el comunicado, “se recibirán denuncias ciudadanas sobre lugares donde se reúnan personas armadas o casas de seguridad, tengan almacenado armamento, municiones o droga, empaqueten o almacenen enervantes, tengan gente secuestrada, o se oculten personas dedicadas a actividades ilícitas”.

++++++++

RECUADRO

++++++++

MARIGUANA 10 gramos

VEHÍCULOS ASEGURADOS 2

VEHÍCULOS RECUPERADOS 2

VEHÍCULOS REMITIDOS A TRÁNSITO 152

ARMAS LARGAS 6

ARMAS CORTAS 2

CARGADORES 28

BALAS 616

DETENIDOS FUERO FEDERAL 9

DETENIDOS FUERO COMÚN 1

DETENIDOS POR FALTAS AL BANDO DE POLICÍA 2

INFRACCIONES LEVANTADAS 65

INMUEBLES 14

ALHAJAS 4

DÓLARES 501

PESOS 8 mil 421

RADIOS 2

Tres personas, una de ellas presunto sobrino de los capos sinaloenses Javier Torres Félix alias “El JT” y Manuel Torres Félix “El Ondeado”, fueron acribilladas anoche a balazos cuando circulaban a bordo de una camioneta por una de las Avenidas de la Colonia La Campiña al oriente de Culiacán.

De acuerdo con la información de las corporaciones policiacas, el supuesto sobrino responde al nombre de Rubén Madero Torres, de aproximadamente 15 años de edad, de quien se desconoce lugar de residencia.

Otro de los occisos es Manuel Martínez, también de 15 años, y Jesús Enrique Fuentes Beltrán, éste último originario del fraccionamiento Florida de la Ciudad de Tijuana, Baja California Norte.

El médico forense de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sinaloa informó que los tres cuerpos presentaban múltiples heridas producidas por proyectil de arma de fuego calibre 7.62 para AK-47.

Los informes de la Policía Municipal de Culiacán indican que el atentado en contra de los tres jóvenes ocurrió alrededor de las 22:45 horas del miércoles, tiempo de Culiacán, (23:45 horas México).

Agentes policiacos fueron alertados por vecinos de la zona que en dicho lugar se habían registrado disparos de arma de fuego por lo que éstos acudieron al sitio para realizar un rondín de vigilancia.

Al transitar por la Avenida Mandarina, entre Sabinos y Sauces, de la Colonia La Campiña, observaron una camioneta Dodge, tipo Ram, color rojo, con placas de circulación FR18634 del Estado de Durango, la cual estaba mal estacionada y con varios impactos de bala en la carrocería.

Al revisar la unidad, los oficiales observaron tirado sobre el asiento del acompañante el cuerpo sin vida de uno de los jóvenes, mientras que los otros dos estaban en la caja de la camioneta.

Hasta el momento, las autoridades investigadoras desconocen quién o quiénes perpetraron el triple homicidio, así como qué tipo de unidades motrices utilizaron para llevar a cabo tales hechos.

Esparcidos en un diámetro aproximado de 10 metros, peritos de la PGJE localizaron cerca de 300 casquillos percutidos calibre 7.62×39, para AK-47, mejor conocida como “cuerno de chivo”.

….Y matan a otro joven en Michoacán

Un comando ejecutó esta madrugada a un joven que fue “levantado” horas antes junto a su padre, quien logró escapar.

El cuerpo de Alfredo Gamiño, de 17 años de edad, fue localizado a las 2:00 horas en un predio cercano a la comunidad de Joyitas, en la zona rural de Morelia.

Según reportes de la Policía, el joven estaba atado de manos y amordazado con vendas. Murió de un disparó en la cabeza.

La víctima fue “levantada” cerca de las 22:00 horas por varios sujetos armados en las calles de la Colonia Infonavit Loma Dorada. Los delincuentes también se llevaron a su padre Vicente Gamiño Gutiérrez, un vendedor de autos usados.

Padre e hijo fueron subidos a una camioneta tipo Windstar de color verde y llevados con rumbo desconocido.

Los informes señalan que el papá logró escapar de la casa en donde los tenían cautivos y pidió ayuda.

En el operativo para liberar al joven fueron detenidos dos de los presuntos secuestradores cuando escapaban en un taxi. Les decomisaron cuatro armas de fuego de diferentes calibres y 38 cartuchos útiles.

Un comandante de la Policía Estatal Preventiva de Sinaloa fue ejecutado por un comando cuando salía de su domicilio en la Colonia Miguel Hidalgo, en la zona centro de esta capital.

La PEP identificó al agente fallecido como Salomón Díaz Pérez, alias el “Coyote”.

El crimen ocurrió alrededor de las 7:45 horas de este miércoles, cuando Díaz Pérez salió de su domicilio ubicado por la Avenida Zeta, casi esquina con Constitución.

De acuerdo con testigos, al lugar llegó un auto compacto, del cual descendieron varios individuos, quienes dispararon contra Díaz Pérez, quien en ese momento subía a una camioneta Ford Lobo blanca 2008.

Tras los disparos, el cuerpo del agente estatal quedó tendido sobre el asiento del conductor de la unidad.

Peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Sinaloa iniciaron las investigaciones y levantaron al menos 100 casquillos de AK 47 y AR-15 en el lugar del asesinato.

Al menos mil 500 efectivos de la Policía Federal Preventiva fueron desplegados en cuatro municipios claves de Sinaloa, a raíz de los sucesos violentos escenificados en los cinco últimos días, una serie de asesinatos y enfrentamientos entre grupos antagónicos.

En reunión privada, celebrada en el Palacio de Gobierno, bajo una estricta vigilancia interna y externa de agentes federales y estatales, el subsecretario de Estrategia e Inteligencia Policial de la Secretaria de Seguridad Pública federal, Facundo Rosas, puso en marcha en esta ciudad la tercera fase del operativo, que cubrirá a los municipios de Culiacán, Salvador Alvarado, Mazatlán y Navolato.

Como parte de esta tercera fase, denominada Culiacán-Navolato, Mazatlán-Salvador Alvarado, esta mañana inicio el arribo de las fuerzas de apoyo, que de inmediato fueron desplazadas a los puntos mas conflictivos de Sinaloa.

De acuerdo a un comunicado, emitido por la Coordinación de Comunicación Social, el funcionario federal se reunió con autoridades militares, alcaldes de los cuatro municipios afectados por el clima de violencia y mandos judiciales de Sinaloa, para evaluar la problemática.

En el escueto boletín de prensa, se establece que Rosas explicó que adicional a los 740 elementos de la Federal Preventiva que trabajan en la segunda fase del operativo Culiacán-Navolato, se sumaran 740 más, para cubrir dos municipios más, en una tercera fase.

En la nueva estrategia se fortalecerá la coordinación con las fuerzas policíacas locales, en un trabajo conjunto, a fin de garantizar no sólo la tranquilidad de los cuatro municipios, sino de los catorce restantes.

En el documento, se hace notar que, en respuesta a los planteamientos del gobernador Jesús Alberto Aguilar Padilla, ante los secretarios de Gobernación, Seguridad Pública y de la Defensa Nacional, esta mañana se tuvo una reunión de alto nivel en el renglón de seguridad pública en esta ciudad.

Grupos rivales de sicarios interrumpieron el sueño de los habitantes de la colonia 10 de Mayo durante un enfrentamiento que duró casi una hora y durante el cual cuatro residencias resultaron afectadas por las cientos de balas disparadas y por la detonación de granadas y bombas molotov, que utilizaron para reventar una supuesta casa de seguridad.

Los atacantes incluso colocaron un “carro-bomba” que elaboraron con tres pequeños tanques de gas dentro de un vehículo, al cual le prendieron fuego para tratar de volar la residencia.

Durante el tiempo en que duró el fuego cruzado ni el Ejército ni las policías locales y federales acudieron a la “zona de guerra”, mientras el pánico se apoderó de los vecinos que insistentemente llamaron al Servicio de Emergencia 066 si recibir respuesta.

Los gatilleros de ambos bandos de nueva cuenta como ocurrió apenas el sábado pasado durante un hecho similar en Rincones del Humaya, y amparados por la tardía reacción de las autoridades del Operativo Conjunto Culiacán-Navolato, lograron escapar.

Según los primeros reportes, la balacera inició a las 04:30 horas y terminó a las 05:20.

El hecho ocurrió sobre la calle 21 de Marzo, entre las calles Gladiola y Tulipán, en la colonia 10 de Mayo.

Vecinos informaron que a ese lugar llegaron en varias unidades al menos 30 gatilleros que se desplegaron en las esquinas de las rúas referidas, apuntando a la casa marcada con el número #2095, donde se presume se encontraba un grupo contrario.

Desde esos puntos los delincuentes comenzaron el ataque tomando como trincheras las casas cercanas.

Según testimonios, algunos de los sicarios se acercaron hasta el portón y lanzaron por lo menos dos granadas y bombas molotov; mientras que otros continuaban disparando.

Otros sicarios colocaron un vehículo frente al portón de la residencia y le prendieron fuego para hacer estallar “el carro-bomba”.

Del interior de la casa de seguridad hubo respuesta, y se recrudeció el tiroteo por casi una hora.

Vecinos, entre mujeres, niños y ancianos, de varias calles a la redonda del enfrentamiento comentaron que al escuchar la balacera se tiraron al piso y permanecieron así por una hora.

“Yo llamé varias veces al 066, pero nadie me contestaba. Ni los militares ni policías se acercaron hasta ya después que terminó todo”, comentó una vecina del lugar.

Durante el tiroteo los sicarios dispararon también contra las residencias marcadas con los números 2082, 2015 y otra sin número, las cuales estaban junto a la supuesta casa de seguridad.

Los proyectiles entraron por las ventanas y puestas y decenas más se incrustaron en las fachadas, sin que hasta el momento se hayan reportado heridos.

Sobre la avenida quedaron regados cientos de casquillos percutidos por cuerno de chivo.

Una casa incendiada, un arsenal decomisado y cinco viviendas dañadas por disparos de arma de fuego fue el saldo que dejó un enfrentamiento entre dos grupos de presuntos sicarios en la Colonia 10 de Mayo al suroriente de esta capital.

Elementos de la Policía Municipal informaron que la balacera inició alrededor de las 4:40 horas de este lunes y tuvo una duración de 15 a 20 minutos.

La Procuraduría General del Estado de Sinaloa informó que en el tiroteo no se registraron decesos ni personas heridas.

A las proximidades del domicilio marcado con el número 2095, ubicado en Calle 21 de Marzo, entre las avenidas Tulipán y Gladiolas de la Colonia Lázaro Cárdenas, llegaron dos vehículos desde donde iniciaron los disparos.

Los atacantes detonaron en cerca de 800 ocasiones las armas que portaban, calibres 7.62 para AK-47 y .380 para FAL.(el fusil fal es el arma que utiliza el ejercito n.e.)

Durante el la balacera, los delincuentes prendieron fuego a un automóvil estacionado al frente del domicilio y después provocaron un incendio en la vivienda marcada con el número 2095.

Según los informes, el grupo armado que estaba dentro del domicilio huyó por el patio trasero del inmueble.

Minutos más tarde llegaron al sitio elementos del Ejército Mexicano, quienes tomaron el control de la situación y se introdujeron al inmueble donde encontraron alrededor de cuatro fusiles de alto poder y una pistola, todos quemados.

En la planta alta del domicilio también fueron incautados varios cargadores con cientos de cartuchos útiles, entre otros objetos que no han sido detallados.

Cinco viviendas contiguas resultaron con pérdidas materiales tras impactarse cientos de balas en las paredes y ventanas.

La Secretaría de la Defensa Nacional identificó a los 8 sicarios detenidos en el fraccionamiento Acueducto como miembros de una célula del grupo de narcotraficantes de los Beltrán Leyva, los cuales son investigados por su presunta participación en la ejecución de 11 personas perpetrada el jueves y el enfrentamiento del sábado en el fraccionamiento Rincones del Humaya.

En el comunicado 038/2008, la Vocería en Materia de Seguridad del operativo conjunto Culiacán-Navolato señala además que una de las armas del arsenal que le fueron aseguradas a los presuntos gatilleros es un lanzacohetes M-72 ligero antitanque de fabricación norteamericana.

La captura de la célula delictiva ocurrió el sábado pasado a las 15:20 horas cuando vecinos escucharon tres detonaciones de arma de fuego al aire en un domicilio del fraccionamiento Acueducto III.

Minutos después arribaron más de 200 militares en 25 camiones y Hummers artillados a la casa marcada con el número 4708, ubicada en calle Del Llano, entre Acueducto Romano y Cerritos, en el sector mencionado.

El documento señala que las autoridades recibieron una denuncia anónima, la cual indicó que en ese domicilio habían arribado personas armadas en una camioneta Cheroke y un vehículo marca Honda Accord.

Fue a través de trabajo de inteligencia que los militares lograron ubicar la residencia y procedieron a realizar un operativo al final del cual los sicarios al ver la presencia militar no ofrecieron resistencia pese al armamento con que contaban.

El comunicado resalta que gracias al trabajo cuidadoso y profesional, la aprehensión de estos individuos se logró sin necesidad de hacer disparo de armas de fuego y sin lesionar o afectar a los vecinos del lugar, garantizando en todo momento la integridad de los civiles.

La SEDENA y la PGR señalan que por el tipo de armamento y municiones que se les decomisó, así como el lanzacohetes M-72, se presume que esta célula vinculada a la organización delictiva de los “Beltrán Leyva” está implicada en el homicidio de 11personas del pasado 10 de julio, entre las que se encontraban académicos de UAS, menores de edad y elementos policíacos.

También señalan que cuentan con indicios que estos delincuentes están implicados en la agresión a la vivienda del fraccionamiento Rincones del Humaya en esta ciudad ocurrido la mañana del sábado 12 de julio.

Dentro de la coordinación interinstitucional, participó personal de la Agencia Investigadora de Homicidios de Alto Impacto de la Procuraduría General De Justicia del Estado con peritos en balística, quienes están coadyuvando en la revisión del armamento y realizando las indagatorias respectivas, a fin de fortalecer la integración de las averiguaciones previas 101, 102, y 103, que inició la PGJE, sobre los actos ocurridos el pasado 10 y 12 de julio.

Mientras que los detenidos quedaron a disposición del Ministerio Público Federal por los delitos de Delincuencia Organizada, Portación y Posesión de Armas de Fuego de uso exclusivo del Ejercito y Fuerza Aérea, Posesión de Cartuchos de uso exclusivo del ejercito y fuerza aérea, Acopio de armas, Contra la Salud y los que se configuren.

Detenidos:

1.- Héctor Manuel León León, de 21 años

2.- Eulogio Hernández Bautista, de 23 años, originario de Veracruz

3.- Ramón León Machado, de 19 años, originario del ejido 2 de Abril, entre Cosalá y Tamazula.

4.- Juan Carlos Rivera Machado, de 36 años, originario de Durango.

5.- Jesús Ávila Parra, de 18 años, originario de Culiacán

6.- Raúl Valenzuela Barraza, de 24 años, originario de Tamazula, Durango

7.- Erick Alonso Rivas Ríos y/o Israel Cebreros Nava, de 309 años, originario de Culiacán

8.- Eleazar Inzunza Obeso

Armas aseguradas:

1 LANZACOHETES LIGERO M-72 ANTITANQUE DE FABRICACIÓN NORTEAMERICANA.

1 ADITAMENTO LANZAGRANADAS, CAL. 40 mm.

7 FUSILES AK-47 CAL. 7.62X39 mm. DE LOS CONOCIDOS COMO CUERNOS DE CHIVO.

1 FUSIL M-4, CAL. 2.23 mm. MARCA COLT. FAB. NORTEAMERICANA.

2 FUSILES M-16.

1 FUSIL CARABINA R-15, CAL. 5.56 mm., MARCA EAGLE ARMS.

2 PISTOLAS BERETTA, CAL. 9 mm..

1 PISTOLA CAL. 38 SUPER, MARCA COLT.

1 PISTOLA CAL. 38 SUPER MARCA COLT

7 CARGADORES DE DISCO CON CAPACIDAD DE 100 CARTS. PARA FUSIL AK-47.

1 CARGADOR MÚLTIPLE DOBLE DISCO CON CAPACIDAD DE 200 CARTS. PARA FUSIL AK-47.

30 CARGADORES NORMALES CON CAPACIDAD PARA 30 CARTS. PARA FUSIL AK-47

19 CARGS. NORMALES CON CAPACIDAD PAR 30 CARTS. PARA FUSIL AR-15.

22 CARGS. PARA PISTOLA CAL. 38.

12 CARGS. PARA PISTOLA 9 mm.

2 GRANADAS CAL. 40 mm.

1346 CARTUCHOS DIFERENTES CALIBRE.

1 AUTOMÓVIL ACCORD, MARCA HONDA, COLOR GRIS, PLACAS DE CIRCULACIÓN, UNF6453, No. DE SERIE 1HGCP26838A004147.

1 CAMIONETA CHEROKEE LIMITED, MARCA JEEP 4X4, COLOR ORO, PLACAS DE CIRCULACIÓN No. VGU-2859, No. DE SERIE 1J4GW58N4CZ10140.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.