Skip navigation

Archivo de la etiqueta: decomiso

Personal del Ejército Mexicano aseguró 19 avionetas, armas, cartuchos y equipo de navegación en un aeródromo de Ciudad Obregón, ubicada a 275 kilómetros al sur de esta capital.
La Cuarta Zona Militar informó en un reporte que el decomiso de las aeronaves y las armas se dio tras una persecución de dos aeronaves menores cargadas con droga en el municipio de Bácum.

Señaló que al realizar recorridos de reconocimiento en la comunidad de San José de Bácum, perteneciente al mencionado municipio, se observaron seis aeronaves que volaban a baja altura y sin luces de navegación.

Explicó que al seguir su ruta de vuelo se localizó un taller de reparaciones aéreas, ubicado en calle 5 de Febrero y 600, conocido como “El Crucero”, donde aseguraron material de vuelo e instalaciones, incluyendo una pista de aterrizaje.

El aseguramiento se realizó por carecer de documentación que ampare la legalidad de los mismos y violación a la ley de aeronáutica civil, así como a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

En el operativo se detuvo a Arturo Flores Martínez y Héctor Eduardo Aragón Félix, y entre el armamento asegurado se encuentran ocho cargadores para pistola ametralladora MP 5 abastecidos con 243 cartuchos útiles expansivos calibre .9 milímetros.

El aseguramiento de las 19 aeronaves se efectuó tras la revisión de 60 avionetas que se encontraban en el aeródromo de Ciudad Obregón.

En lo que representa para la PGR el decomiso de armas más grande en la historia en México, el Ejército aseguró en Tamaulipas 428 armas, largas y cortas, lo que representa un fuerte golpe al crimen organizado.

El arsenal comprende 287 granadas, más de 500 mil cartuchos, fusiles barret, considerados antiaéreos, y fusiles P 90, cuyos proyectiles son antiblindaje.

En conferencia de prensa, el General Brigadier, Xicoténcatl Núñez, jefe de sección de operaciones contra el narcotráfico de la Secretaría de la Defensa Nacional, explicó que el aseguramiento ocurrió ayer en Reynosa, Tamaulipas, cuando marcaron el alto a tres sujetos en la Colonia Ramón Pérez García, quienes al notar la presencia de militares se dieron a la fuga abordo de dos camionetas Pick up; inició una persecución que culminó metros adelante en una casa donde ingresaron los uniformados y encontraron dicho armamento.

Los militares aseguraron a Gonzalo Martín Zúñiga, Juan Carlos García y Abdy Silvano Zurita Escalante de 27, 29 y 30 años de edad, respectivamente, todos originarios de Reynosa, Tamaulipas.

Dentro del domicilio, el Ejército también aseguró un lanzacohetes y dentro de las granadas decomisadas destacan 98 calibre 40 milímetros, 165 mano defensivas, 3 mano de humo, 3 de destello y sonido y 16 de gas.

Además, los militares localizaron 14 tubos de explosivo TNT y en dinero se reportó el decomiso de 976 mil 370 pesos y 86 mil 740 dólares.

En la conferencia la titular de la SIEDO, Marisela Morales, aseguró que el arsenal decomisado es el más grande de la historia de México en contra del crimen organizado.

“El decomiso es una muestra significativa y representa un golpe a las redes de logística y de violencia del crimen organizado, con esta acción el Gobierno federal reitera su compromiso contra todos los enemigos de México”, dijo la funcionaria en la conferencia efectuada en la sede de las Defensa Nacional.

En lo que representa para la PGR el decomiso de armas más grande en la historia en México, el Ejército aseguró en Tamaulipas 428 armas, largas y cortas, lo que representa un fuerte golpe al crimen organizado.

El arsenal comprende 287 granadas, más de 500 mil cartuchos, fusiles barret, considerados antiaéreos, y fusiles P 90, cuyos proyectiles son antiblindaje.

En conferencia de prensa, el General Brigadier, Xicoténcatl Núñez, jefe de sección de operaciones contra el narcotráfico de la Secretaría de la Defensa Nacional, explicó que el aseguramiento ocurrió ayer en Reynosa, Tamaulipas, cuando marcaron el alto a tres sujetos en la Colonia Ramón Pérez García, quienes al notar la presencia de militares se dieron a la fuga abordo de dos camionetas Pick up; inició una persecución que culminó metros adelante en una casa donde ingresaron los uniformados y encontraron dicho armamento.

Los militares aseguraron a Gonzalo Martín Zúñiga, Juan Carlos García y Abdy Silvano Zurita Escalante de 27, 29 y 30 años de edad, respectivamente, todos originarios de Reynosa, Tamaulipas.

Dentro del domicilio, el Ejército también aseguró un lanzacohetes y dentro de las granadas decomisadas destacan 98 calibre 40 milímetros, 165 mano defensivas, 3 mano de humo, 3 de destello y sonido y 16 de gas.

Además, los militares localizaron 14 tubos de explosivo TNT y en dinero se reportó el decomiso de 976 mil 370 pesos y 86 mil 740 dólares.

En la conferencia la titular de la SIEDO, Marisela Morales, aseguró que el arsenal decomisado es el más grande de la historia de México en contra del crimen organizado.

“El decomiso es una muestra significativa y representa un golpe a las redes de logística y de violencia del crimen organizado, con esta acción el Gobierno federal reitera su compromiso contra todos los enemigos de México”, dijo la funcionaria en la conferencia efectuada en la sede de las Defensa Nacional.

En un operativo efectuado en Guaymas, Sonora, elementos del Ejército Mexicano aseguraron dos embarcaciones cargadas con droga, cuyo era de poco mas de una tonelada.

El operativo fue ejecutado por efectivos del Grupo Anfibio de Fuerzas Especiales (GANFES), en el municipio de Guaymas.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que esto ocurrió en el marco de la Campaña Permanente contra el Narcotráfico y la aplicación de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

El el 20 de octubre de 2008, efectivos pertenecientes al 3/er. Grupo Anfibio de Fuerzas Especiales, al efectuar reconocimientos marítimos en el estero La Luna, del Municipio de Guaymas, Son., localizaron 2 embarcaciones abandonadas que en su interior contenían 91 paquetes de mariguana con un peso total de una tonelada 12 kilogramos.

Durante esta actividad no hubo detenidos, procediéndose a poner a disposición de las autoridades correspondientes, el enervante asegurado.

El Ejército Mexicano localizó y destruyó en Durango al menos 40 secaderos de mariguana y 15 plantíos con mas de 500 metros cuadrados de extensión cada uno, esto en el marco de la Campaña Permanente contra el Narcotráfico y la aplicación de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Los plantíos estaban camuflajeados como sembradíos de maíz, para evitar ser detectados. El total de la droga destruida sumó ocho toneladas.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó sobre estos operativos realizados el 19 de octubre, en cumplimiento de la estrategia antidrogas del gobierno federal.

La Sedena indicó que el 19 de octubre de 2008, tropas pertenecientes al 71/o. Batallón de Infantería, al llevar a cabo reconocimientos terrestres en el municipio de Topia, Durango, localizaron un plantío de mariguana de aproximadamente 4.5 hectáreas.

Cerca de ese lugar se detectaron otros 15 plantíos de entre 500 y 600 metros cuadrados cada uno, mismos que se encontraban rodeados con plantas de maíz para camuflajerarlos.

En los alrededores, ocultos también entre la vegetación aledaña, se ubicaron 40 secaderos con cuatro líneas de seis metros de largo aproximadamente cada uno, los cuales se encontraban cubiertos con plástico negro, informó la Sedena.

El total de enervante asegurado en estos lugares arrojó un peso aproximado de 8 toneladas.
Durante el operativo no hubo detenidos y el personal militar procedió a destruir el enervante por mano de obra e incineración en el lugar de su hallazgo, agregó la dependencia.

Elementos del Ejército desmantelaron este miércoles un laboratorio clandestino para procesar drogas, ubicado en una casa del municipio de Ziracuarétiro, informaron fuentes militares.

Señalaron que en el operativo fueron aseguraron químicos e instrumentos para la fabricación de droga sintética, así como armas, aunque no hubo detenidos.

Detallaron que fue una llamada anónima la que alertó sobre la presencia de hombres armados en una casa ubicada en la población Rancho Bonito.

Al arribar al lugar con la respectiva orden de cateo, los militares encontraron en el interior del inmueble dos rifles AK-47, dos cargadores abastecidos y 14 cartuchos útiles.

Además, aseguraron pastillas psicotrópicas, 57 tambos con capacidad de 200 litros cada uno con químicos precursores; dos licuadoras industriales, cinco tanques de gas para soldar, gatos hidráulicos y prensas, entre otros instrumentos.

Agentes de la Policía Federal, interceptaron en Sonoyta, Sonora, un cargamento con cerca de dos toneladas de mariguana y detuvieron a seis extranjeros que viajaban a bordo de los vehículos en los que transportaban la droga.
Los detenidos son Robert Lee Journey, conductor del vehículo y Vicky Ann Curry, originarios de Estados Unidos; así como los argentinos Sebastián Fernando Guzmán y Pablo Gonzalo Mansilla; el brasileño Tupinamba Marques Junior y el chileno Alejandra Carolina Labarca Puelles.

Las seis personas estaban acompañados por un menor de edad de origen brasileño.

El aseguramiento ocurrió cuando los federales cumplimentaron una orden de investigación en el municipio de Sonoyta, Sonora, en el boulevard Francisco Eusebio Kino.

Ahí detuvieron la marcha de una camioneta Ford E350 Van, tipo Triton, color blanco que remolcaba un bote marca Maxium, color blanco donde transportaban la droga.

Al realizar una inspección al interior de los vehículos, los efectivos federales, con apoyo del Agente del Ministerio Público de la Federación, localizaron 897 paquetes rectangulares confeccionados en cinta canela.

Estos paquetes contenían en total mil 944 kilos de mariguana que tenían como destino final la ciudad de Mexicali, Baja California.

Los detenidos, los transportes y la droga quedaron a disposición del representante social de la Federación en la localidad.

La persona que resultó muerta en el enfrentamiento del sábado sobre el bulevar Insurgentes fue identificada como Herson García Esquer, quien se dio de baja el pasado junio de la Policía Municipal; se detuvo a siete personas.

El secretario de Seguridad Pública Estatal, Daniel de la Rosa Anaya, y el Procurador del Estado, Rommel Moreno Manjarrez, informaron que de las siete personas aseguradas cuatro son personal de un nosocomio y otras fueron detenidas en un motel.

Enfermeras y personal de la Clínica Londres, ubicada en la Zona Centro, están testificando porque tenían a dos personas presuntamente vinculadas con la balacera recibiendo atención médica, a quienes pretendieron ocultar.

Así mismo en el motel San Juan, asentado en el bulevar Cucapah de la colonia Buenos Aires se detuvo a cuatro hombres y una mujer porque tal vez participaron en la balacera; al momento de ser cuestionados cayeron en varias contradicciones.

En los puntos donde se desarrolló el enfrentamiento se decomisaron 20 vehículos, la mayoría de ellos tipo pick up último modelo y veinte armas de fuego, 18 largas y dos cortas, uniformes, chalecos con algunas insignias, fornituras, un casco, dos grilletes y un morro.

También fueron recogidos cerca de 2 mil cartuchos útiles de diferentes calibres, así como 245 casquillos aunque la contabilización en el interior de los vehículos continúa.

Por su parte, el procurador Rommel Moreno indicó que hay cinco personas lesionadas, de las cuales dos se encontraban ‘escondidas’ en la Clínica Londres y posteriormente fueron trasladadas al Hospital General.

Añadió que a los presuntos responsables se les está tomando la declaración correspondiente y se les dará el seguimiento correspondiente.

Los detenidos del motel son son: Germán Rodríguez Gutiérrez, de 31 años, Víctor Manuel Ruiz Cebrero, de 25 años, Gina Alexis Alcantar, Carlos Armando Padilla Bastida, de 32, Humberto Calderón Noriega, de 32.

En la clínica se aseguró a Cristina Eugenia Bolaños Vera, de 23 años, Tlaloc Gudiño Hernández y Germán Vilchis Galindo, así como a Yadira Portillo Galindo, de 36, ex esposa de uno de los pacientes.

Quienes recibían atención médica en la clínica era Raúl Zavala Castañeda, de 29 años, quien presentaba lesiones de arma de fuego en el tórax y brazo derecho; así como Marcos Rodríguez Valdivia, de 30, presenta impactos en diferentes partes del cuerpo.

La Procuraduría General de la Republica informó que el día de ayer, aproximadamente a las 9 de la noche, personal del Ejercito mexicano localizo un rancho en el que se encontraban algunas aeronaves con los sellos de aseguramiento usados por la institución.
Al realizarse la verificación en el rancho ganadero “Las Cacaraguas” ubicado en las inmediaciones del Poblado Santa Cecilia, Municipio de Culiacán, se constató que las aeronaves son las mismas que fueron sustraídas del aeródromo de la Sindicatura Villa Juárez, en Navolato, Sinaloa.

En la operación no hubo detenidos, informaron la Secretaría de la Defensa Nacional y la Procuraduría General de la República en un comunicado conjunto.

Las aeronaves quedaron bajo resguardo de personal militar, para finalizar el proceso del traslado de los bienes asegurados.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos congeló los bienes de 10 mexicanos y seis empresas relacionados con la producción y el tráfico de metanfetaminas en México y en ese país.

La Embajada norteamericana en México informó, a través de un comunicado, que las sanciones económicas son en cumplimiento de la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico.

Señaló que aunque los hermanos José de Jesús y Luis Ignacio Amezcua Contreras están presos en México, la organización que crearon continúa produciendo metanfetaminas y destruyendo vidas en ambos países.

“Dos de las personas designadas el día de hoy, Jaime Arturo Ladino Ávila y José Gerardo Álvarez Vázquez, han sido acusados formalmente en los Estados Unidos. Otro, Telésforo Baltazar Tirado Escamilla, es el dueño mayoritario y director general de Productos Farmacéuticos Collins, una importante compañía de Jalisco que ha desviado precursores de las metanfetaminas a la organización de los Amezcua”, indicó.

Las compañías e individuos estadounidenses, refirió, se exponen a multas de hasta 10 millones de dólares y sentencias de 30 años de cárcel por tener tratos con entidades designadas bajo la Ley de Cabecillas.

La Embajada adelantó que solicitarán a las autoridades mexicanas la extradición de los citados individuos acusados formalmente en EU.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.