Skip navigation

Archivo de la etiqueta: Jalisco


Rogaciano Alba Álvarez, ganadero guerrerense vinculado al Cártel de Sinaloa y a La Familia Michoacana, fue detenido este jueves en Guadalajara, Jalisco, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El hombre de 55 años de edad y originario de Petatlán es catalogado como el principal responsable de las operaciones de narcotráfico y tala clandestina en Guerrero, donde sostenía disputas con la organización de los Beltrán Leyva y “Los Zetas” para controlar la plaza.

También ex Alcalde de Petatlán entre 1993 y 1996, Alba Álvarez sostenía desde hace 20 años contacto con el Cártel de Sinaloa por una relación cercana con el capo Ismael “El Mayo” Zambada.

Incluso por años fue el operador de Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, para el trasiego de opio, mariguana y cocaína en la Costa Grande.

A partir del rompimiento de Beltrán Leyva con el Cártel de Sinaloa, en enero del 2008, Alba Álvarez comenzó una disputa con “El Barbas” por Guerrero tras rehusarse a ser su jefe de plaza, indicó la SSP.

“El 3 de mayo de 2008 en Iguala, Guerrero, decenas de sicarios fuertemente armados tomaron por asalto un hotel, donde se celebraba una reunión de ganaderos, liderada por Alba Álvarez. “El Roga” salió ileso y siete de sus colaboradores perdieron la vida.

“Al día siguiente un comando abrió fuego contra la casa de Alba Álvarez, en Petatlán Guerrero dando muerte a sus hijos de nombres Alejandro y Roosvelt Alba de la Cruz. En su huida, los presuntos sicarios se llevaron también a la hija de “El Roga” de nombre Ana Karen Alba de la Cruz de quien hasta el momento se desconoce su paradero”, detalló la dependencia en un comunicado.

Desde entonces, Alba Álvarez se refugió en Jalisco bajo la protección de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“Con base en información de inteligencia, a Rogaciano Alba Álvarez, alias “El Roga” también se le vincula con los principales líderes de “La Familia Michoacana” como Nazario Moreno, alias “El Chayo”, Enrique Plancarte Solis, alias “Kike Plancarte” y con Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, con quienes presuntamente se ha reunido en Guadalajara, Jalisco con la finalidad de negociar y planificar operaciones en contra de los Beltrán Leyva en el estado de Guerrero”, agregó la SSP.

El narcotraficante fue capturado con un fusil AR-15, cartuchos, y una credencial de elector y pasaporte a nombre de Enrique García Campos.

La SSP indicó que será puesto a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la PGR.

Antonio Mendoza Cruz, “El Primo Tony”, presunto operador de Joaquín “El Chapo” Guzmán para la compra de cargamentos de cocaína y seudoefedrina, fue detenido por elementos de la Policía Federal (PF) en Zapopan, Jalisco.

El jefe de la división antidrogas de la PF, Ramón Pequeño, informó que junto a “El Primo Tony” fueron capturados ocho integrantes de una célula de Ignacio Coronel Villarreal, “Nacho Coronel”, socio del “Chapo” Guzmán en el Cártel de Sinaloa.

El mando indicó que los nueve presuntos narcotraficantes fueron detenidos en la Colonia Jardín Guadalupe, tras una indagatoria de siete meses.

“El Primo Tony” es uno de los hombres más cercanos al capo e incluso fueron detenidos juntos el 9 de junio de 1993 en la frontera con Guatemala, aunque posteriormente lograron su libertad.

Pequeño agregó que, tras la fuga de Guzmán Loera en 2001 del Penal Federal de Occidente, Mendoza Cruz se reintegró a las labores del Cártel.

Entre los detenidos, cómplices de Coronel Villarreal, se encuentra Carlos Hernán Valencia Bahena, “El Pelón Verraco”, un colombiano encargado de adquirir cocaína y seudoefedrina para la organización criminal.

Al grupo les fueron decomisados 137 kilos de pastillas de neomonil, las cuales contienen seudoefedrina, que es un precursor químico usado para elaborar drogas sintéticas.

También fue asegurado un kilo de cocaína, tres armas cortas y tres vehículos.

Mario González Martínez, presunto operador del Cártel del Pacífico y considerado un hombre de confianza de Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue detenido en Jalisco por elementos de la Policía Federal (PF), informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Rodrigo Esparza, comisionado de la PF, informó que González Martínez, de 33 años de edad, era el encargado de supervisar la operación de la organización delictiva en la zona de los altos de Jalisco.

González Martínez fue detenido junto con otros cuatro sujetos en una casa ubicada en el Municipio de Teocaltiche, Jalisco, en un operativo en el que no se realizó ningún disparó.

Los cinco asegurados fueron presentados en las instalaciones del Centro de Mando de la Policía Federal en Iztapalapa, y cuyos nombres son Raudel Castro, José Maciel Espinosa, Francisco Amezcua Cervantes y Yasir Lara Castro, además de González Martínez.

En el operativo también fueron aseguradas 10 armas largas, 6 pistolas, diversos cargadores y cartuchos, equipo de comunicación y 5 camionetas.

“Es importante señalar que tras la muerte de Mario González Gutiérrez, alias “Don Mario”, quien fungía como líder del Cártel del Pacífico en la localidad de Teocaltiche, Mario González Martínez, su hijo, asumió el control de dicha localidad”, indicó Rodolfo Cruz López, coordinador de las Fuerzas Federales de Apoyo.

El cártel de los Beltrán Leyva dio la orden de limpiar Jalisco de integrantes de Los Zetas. Esa es la instrucción que recibieron aquí las células de esa organización, según confesiones de detenidos que forman parte de investigaciones de la Procuraduría General de la República (PGR). Ello implicaría romper el pacto no escrito que puso freno, a principios de 2008, a la violenta pugna entre ambos grupos criminales y que se extendió por varios estados del país, pero principalmente en Guerrero, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas.

El endeble acuerdo entre los Beltrán Leyva y Los Zetas, pactado, según el testigo protegido David, en Morelos a inicios de 2008 por Sergio Villarreal, El Grande, y Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca, no fue mencionado ni una sola vez por el comando integrado por 18 hombres que fue detenido el 13 de noviembre en Tonalá, Jalisco. Ellos formaban parte de un grupo mayor que recibió la orden de “reventar” las tienditas administradas por gente ligada a los sicarios del cártel del Golfo y eliminar a éstos.

Para esta acción de limpieza en Jalisco, los Beltrán Leyva presuntamente han reclutado gente en diferentes entidades de la República y a la cual emplea como sicarios y vendedores de droga por pagos que oscilan entre los 3 mil y 4 mil pesos a la semana, de acuerdo con el contenido de la averiguación previa PGR/SIEDO/UEITA/ 144/2008 a la que se tuvo acceso.

Uno de ellos, Abraham Esquivel Rodríguez, El Capi, originario de Nueva Italia, Michoacán, dijo a fiscales de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) que su jefe, Raymundo Reyes, El R, los instruyó para reunirse el día en que fueron arrestados para atacar a un grupo de Los Zetas y evitar que se metan en Guadalajara.

Las versiones sobre esta posible nueva ruptura entre los Beltrán Leyva y Los Zetas provienen también de otros de los 18 hombres detenidos, los duranguenses, Simón López Moreno y Leandro Saúl Carranza. El primero, advirtió que en realidad con el evitar que entren Los Zetas a Jalisco “le estamos haciendo un favor a la gente de Guadalajara, porque no vamos a permitir que vendan ice (un tipo de droga sintética). El otro, reveló que Raymundo Reyes, el jefe de la organización, es un hombre que está en contra de la presencia de Los Zetas en Jalisco.

La captura del comando

Cerca de las 14:20 horas de aquel jueves 13 de noviembre, la central de radio de la Policía de Tonalá emtió un reporte. “Los ocupantes de tres vehículos van escandalizando y se dirigen a la maxipista, favor de verificar reporte”, dijo la voz del radioperador.

Los motociclistas de las unidades M-27 y M-24 les dieron alcance y marcaron el alto al conductor de la camioneta Suburban que iba al frente de los vehículos reportados.

No hizo caso a los señalamientos de los oficiales y éstos iniciaron su persecución hasta darles nuevamente alcance en el cruce de las calles Tonaltecas y Zapata. “Soy base 14”, dijo ostentándose como policía el chofer de la unidad a los motociclistas, quienes le pidieron una identificación de la corporación a la que presuntamente pertenecía.

El sospechoso no mostró credencial alguna y sí junto con quienes lo acompañaban en la Suburban advirtió: “No la hagas de pedo, ya hice las llamadas”. Los ocupantes de los otros vehículos comenzaron a bajar. Ante ello, los oficiales también llamaron a su base y pidieron refuerzos.

En la zona se encontraban varias patrullas que de inmediato acudieron al lugar y así en igualdad de circunstancias los ocupantes de los vehículos decidieron retraerse y subir de nuevo a las tres camionetas —las otras dos eran una Toyota y una Oldsmobile— para esperar el desenlace de ese encuentro.

Uno de los jefes policiacos que llegó al lugar observó el movimiento del grupo de hombres y se puso en alerta. Ordenó que se rodearan los vehículos y se revisara a cada uno de los sujetos que iban en los tres vehículos, mientras pedía más apoyo.

Los minutos que siguieron fueron de tensión, ya que aunque no encontraron a simple vista nada anormal en las unidades, los sospechosos cayeron en contradicciones sobre el destino al que iban. Unos dijeron que a un bautizo, otros que a visitar familiares y algunos más que iban de paso rumbo al norte del país.

La revisión inicial había concluido, pero uno de los jefes policiacos no estaba convencido de que no llevaran nada. Pidió que le mandaran la unidad canina. Alrededor de 10 minutos después llegó el perro policía conocido como Tigre, especialista en olfatear explosivos, armas y droga. Primero revisó la camioneta Oldsmobile y encontró en un doble fondo detrás de una puerta una pistola 9 milímetros, luego fue a la Toyota y encontró una más con silenciador.

Finalmente, en la Suburban ubicó en un doble fondo nueve fusiles R-15 y un AK-47 bañado en oro con sus cargadores. Granadas de fragmentación y una pistola más, además de municiones.

Los cuatro ocupantes de otro vehículo que se encontraba en la zona también fueron detenidos. “Ya los atoraron, vénganse todos, con cuidado porque hay ya mucha policía, a ver que hacemos acá”, prevenía el hombre que aparentemente iba al mando de ese grupo y que al ser escuchado por otros policías, igualmente fue detenido.

Iban por “Los Zetas”

A la vista el arsenal que llevaban y el número de ellos, la policía municipal de Tonalá optó por llamar antes que a nadie al Ejército. Ya totalmente asegurados, los detenidos dijeron en sus declaraciones de todo.

Desde que iban a un bautizo ese jueves, que eran ordeñadores de vacas del rancho El Guayabo, en Durango, braceros que regresaban a México por la crisis y hasta despachadores de farmacias en Reynosa, Tamaulipas. Al final, también aceptaron que fueron contratados para “limpiar” Jalisco de Los Zetas.

El duranguense Simón López Moreno fue explícito: “Yo venía a ayudar para reventar los puntos y casas de Los Zetas, la junta que tendríamos ese jueves era para que nos dieran información de dónde estaban operando las tiendas de Los Zetas. Mi función era poner a la gente, ver cuántos llegaban, salían o se quedaban en cada tiendita”.

Ricardo Serna Sánchez, originario de Mazatlán, Sinaloa, aceptó que él era el chofer encargado de mover a los sicarios. Todos trabajamos para Raymundo Reyes, quien es de Culiacán. Íbamos, dijo, a una reunión para detectar y ubicar a Los Zetas, que son nuestros contrarios.

José Arturo Maldonado González, otro de los detenidos, aceptó igualmente que su jefe y a quien apodan El R es gente de los Beltrán Leyva.

Uno de los siete detenidos el lunes por la noche en Zapopan junto a Laura Elena Zúñiga Huízar, Nuestra Belleza Sinaloa 2008, es operador del Cártel de Juárez.

Luis Carlos Nájera Gutiérrez, Secretario de Seguridad Pública de Jalisco, informó en entrevista que Luis David García Gutiérrez es en realidad Ángel Orlando García Urquiza, hermano de Ricardo García Urquiza, alias “El Doctor”.

“El Doctor”, quien fue identificado por las autoridades federales como el principal operador del Cártel de Juárez, fue detenido en noviembre del 2005 y posteriormente enviado al Penal de Máxima Seguridad de La Palma.

El hermano de “El Doctor” también sería un operador del Cártel de Juárez.

Nájera Gutiérrez indicó que la información le fue confirmada por la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP).

Las autoridades estatales de Jalisco presumen que Laura Elena Zúñiga Huízar, Nuestra Belleza Sinaloa 2008, posiblemente sea la pareja sentimental de Ángel Orlando.

Sobre por qué se encontraban en Jalisco, Nájera Gutiérrez dijo que lo desconocía y afirmó que los detenidos serán trasladados a la SIEDO.

Las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), lugar donde se encuentran los detenidos, son custodiadas por agentes de la misma corporación y de la Policía estatal.

La noche de ayer en Zapopan, Jalisco, fueron detenidos la reina de belleza y siete sujetos a los que se les encontraron dos rifles AR-15, tres pistolas, 633 cartuchos de diversos calibres, 16 celulares y cerca de 100 mil dólares.

Los arrestados se identificaron como Marcos Medina Flores, de 40 años; Alejandro Medina Ávila, de 29; Julio César Gastelum Hernández, de 34; Ángel David Alarcón Urías, de 32 años, y Laura Zúñiga Huízar, de 23, Nuestra Belleza Sinaloa.

Además Francisco Arce Ontiveros, de 29 años, Mario Juárez Jiménez, de 47 años, y Luis David García Gutiérrez, de 29, quien en realidad sería Ángel Orlando García Urquiza.


Con dos rifles AR-15, tres pistolas, 633 cartuchos de diversos calibres, 16 celulares y cerca de 100 mil dólares, fue capturado un grupo de siete hombres y Laura Zúñiga Huízar, reina de belleza de Sinaloa, en la Colonia Residencial Poniente.

La detención, a cargo de policías estatales y militares, ocurrió alrededor de las 23:00 horas de ayer, en el cruce de las calles José María Castillo Portugal y José María Gil, en Zapopan, informó Alejandro Solorio Aréchiga, director de Seguridad Pública de Jalisco.

El funcionario estatal señaló que una denuncia anónima permitió el arresto del convoy.

“Ellos refieren que acaban de llegar a la Ciudad, vienen de diferentes partes”, añadió en entrevista.

De los sospechosos, seis -incluida la mujer-, circulaban a bordo de una camioneta Toyota Cruiser, donde estaba toda la carga, excepto una de las armas largas, la cual iba en una pick up Chevy en la que viajaban, pocos metros atrás, los dos sujetos restantes.

Los arrestados se identificaron como Marcos Medina Flores, de 40 años; Alejandro Medina Ávila, de 29; Julio César Gastelum Hernández, de 34; Ángel David Alarcón Urías, de 32 años, y Laura Zúñiga Huízar, de 23, quien es reina de belleza de Sinaloa.

Zúñiga Huízar nació en Culiacán el 3 de enero de 1985 y obtuvo el título de Nuestra Belleza Sinaloa el 8 de julio de 2008.

En septiembre participó en el concurso nacional Nuestra Belleza México que se celebró en Monterrey y en el cual quedó como suplente de las ganadoras nacionales al ocupar el tercer lugar. Además obtuvo el título de Nuestra Belleza Internacional México 2009.

Posteriormente, obtuvo el título de Reina Hispanoamericana 2008 el 30 de octubre, concurso que se celebró en Santa Cruz, Bolivia.

La reina de belleza sinaloense representaría a México en el concurso Miss Internacional 2009.

Junto a Zúñiga Huízar también fueron detenidos Luis David García Gutiérrez, de 29; Francisco Arce Ontiveros, de 29, y Mario Juárez Jiménez, de 47 años.

Sus lugares de origen son el Distrito Federal, Durango, Sinaloa, Estado de México y Zapopan.

Medina Ávila y Zúñiga Huízar dijeron que han hecho viajes a Colombia para hacer “negocios”, sin dar detalles.

El grupo quedó a disposición del Ministerio Público.

La Secretaria de Seguridad Pública de Sinaloa calificó como una pérdida de valores y un deslumbramiento por el dinero fácil el caso de Laura Zúñiga Huízar.


Con dos rifles AR-15, tres pistolas, 633 cartuchos de diversos calibres, 16 celulares y cerca de 100 mil dólares, fue capturado un grupo de siete hombres y Laura Zúñiga Huízar, reina de belleza de Sinaloa, en la Colonia Residencial Poniente.

La detención, a cargo de policías estatales y militares, ocurrió alrededor de las 23:00 horas de ayer, en el cruce de las calles José María Castillo Portugal y José María Gil, en Zapopan, informó Alejandro Solorio Aréchiga, director de Seguridad Pública de Jalisco.

El funcionario estatal señaló que una denuncia anónima permitió el arresto del convoy.

“Ellos refieren que acaban de llegar a la Ciudad, vienen de diferentes partes”, añadió en entrevista.

De los sospechosos, seis -incluida la mujer-, circulaban a bordo de una camioneta Toyota Cruiser, donde estaba toda la carga, excepto una de las armas largas, la cual iba en una pick up Chevy en la que viajaban, pocos metros atrás, los dos sujetos restantes.

Los arrestados se identificaron como Marcos Medina Flores, de 40 años; Alejandro Medina Ávila, de 29; Julio César Gastelum Hernández, de 34; Ángel David Alarcón Urías, de 32 años, y Laura Zúñiga Huízar, de 23, quien es reina de belleza de Sinaloa.

Zúñiga Huízar nació en Culiacán el 3 de enero de 1985 y obtuvo el título de Nuestra Belleza Sinaloa el 8 de julio de 2008.

En septiembre participó en el concurso nacional Nuestra Belleza México que se celebró en Monterrey y en el cual quedó como suplente de las ganadoras nacionales al ocupar el tercer lugar. Además obtuvo el título de Nuestra Belleza Internacional México 2009.

Posteriormente, obtuvo el título de Reina Hispanoamericana 2008 el 30 de octubre, concurso que se celebró en Santa Cruz, Bolivia.

La reina de belleza sinaloense representaría a México en el concurso Miss Internacional 2009.

Junto a Zúñiga Huízar también fueron detenidos Luis David García Gutiérrez, de 29; Francisco Arce Ontiveros, de 29, y Mario Juárez Jiménez, de 47 años.

Sus lugares de origen son el Distrito Federal, Durango, Sinaloa, Estado de México y Zapopan.

Medina Ávila y Zúñiga Huízar dijeron que han hecho viajes a Colombia para hacer “negocios”, sin dar detalles.

El grupo quedó a disposición del Ministerio Público.

La Secretaria de Seguridad Pública de Sinaloa calificó como una pérdida de valores y un deslumbramiento por el dinero fácil el caso de Laura Zúñiga Huízar.

Los 18 sujetos, presuntamente integrantes del cártel del Milenio o de los Valencia, capturados ayer en el centro del municipio de Tonalá, permanecen aún en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Jalisco (PGJEJ) en espera de ser entregados a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) quienes los trasladarán a la Ciudad de México.

Los alrededores de la Procuraduría, entre la calle 3, 5 y 14 de la zona industrial de la ciudad de Guadalajara, se encuentra resguardada por elementos de la PGJEJ, por policías estatales y por una gran cantidad de agentes viales que han cerrado la circulación de vehículos en el área mencionada.

El ingreso a la zona es permitido únicamente para las personas que laboran en las fábricas instaladas por el lugar o en la Procuraduría y tras ser revisados.

Los detenidos, fueron trasladados el día de ayer después del 18:00 horas de la cárcel tonalteca a la instalaciones de la PGJEJ a la que llegaron a las 18:50, por la autopista Guadalajara-Zapotlanejo para continuar por la avenida Lázaro Cárdenas, vías por la cuales se cerró la circulación durante el traslado; en el que participaron patrullas de la policía estatal, municipal y agentes de tránsito que en total fueron 27.

En la Procuraduría estatal se les investigó si contaban con órdenes de aprehensión, según información extraoficial, debido a que hasta el momento ninguna de las dependencias de seguridad han dado alguna versión oficial, excepto mediante un boletín en cual se dice el número de detenidos y el armamento que les fue detenido.

Después de estar durante unas cuatro horas la instalaciones de seguridad ubicados en la Calle 14, los detenidos nuevamente fueron trasladados, ahora a la instalaciones de la Procuraduría ubicadas casi en el centro de la ciudad, entre las avenidas 16 de Septiembre y avenida La Paz donde se les tomaron la huellas para ingresarlas al Sistema Automatizado de Identificación Dactilar.

Al parecer, tras tomarles huellas nueve de ellos resultaron con antecedentes penales por diferentes delitos del orden federal.

Alrededor de las 03:00 horas del día de hoy (viernes) fueron regresados a la Procuraduría de la zona industrial, bajo las mismas condiciones de seguridad.

Al momento de ser detenidos, los delincuentes viajaban en una Suburban negra 2007, en una Toyota 100-A color arena 2004 y una camioneta color arena 98 con placas del Distrito Federal.

La detención fue posible porque agente de la policía turística que andan en bicicleta detectaron 8 camionetas y automóvil lo que consideraron sospechoso y les hicieron alto a la vez que pidieron ayuda a la corporación municipal, mientras el agente K2, un perro policía confirmó las sospechas al empezar a ladrar cuando humeaba uno de los vehículos.

Sobre qué pasó con el resto de los vehículos las autoridades, dijeron que el resto de las camionetas la parecer escaparon por la Autopista Guadalajara-Zapotlanejo en dirección a Tepatitlán y que una Explorer color blanca abandonada en esa misma carretera a unos kilómetros del Tonalá.

Hasta ahora se han mencionado los nombres de los siguiente detenidos: Gerardo Marres de la Rosa, Juan Jesús Martínez Hernández, Arturo López Sánchez, Marco Antonio Martínez Martínez, Cristian Alejandro González Segura, José Baltasar Beltrán Valle, Saúl Carranza Medrano, Julián Estrada Félix, Valente Castillo Márquez, José Joaquín Castillo Márquez, Abraham Esquivel Rodríguez, Simón López Moreno, Alejandro González Vázquez, Ricardo Serna Sánchez y Pablo Rojas González; todos con edades entre los 18 y 45 años.

Los cuales son originarios de estados como Durango, Michoacán, Guanajuato y Zacatecas, así como de los municipios de Zapopan y Chapala, en Jalisco.

Versiones de testigos de la zona dicen que algunos de los delincuentes se bajaron a comer algo en un restaurante y lo hicieron sin armas, otros dicen que también estaban vestidos como cantantes, y uno mostró una fotografía en el que se veía un “cuerno de chivo” al parecer bañado en oro.

La PGJEJ informó que los sujetos se desplazaban en tres camionetas en las que transportaban; 10 armas largas, cuatro armas cortas, una de ellas con silenciador, una granada y una farola.

También traían; 36 cargadores para rifle R-15, cuatro para “cuernos de chivo”, tres cargadores para armas cortas y un disco doble.

Y se contabilizaron mil 377 cartuchos para rifle calibre 2.23 o R-15 y 257 para “cuernos de chivo”, que también les encontraron al momento de detenerlos.

La captura de un grupo de hombres fuertemente armados provocó ayer un gran despliegue de diversas fuerzas de seguridad, entre municipales, estatales y federales, en las instalaciones de la Policía Municipal de Tonalá.

Cerca de las 14:00 horas, en las inmediaciones de la Policía de Tonalá, elementos de dicha dependencia lograron la detención de varios sujetos que viajaban a bordo de tres camionetas de lujo, en convoy, sobre la avenida Tonaltecas.

Al ser avistados por los elementos municipales, éstos les marcaron el alto para realizarles una inspección de rutina, aunque en un inicio los presuntos sicarios dijeron pertenecer a la Policía Investigadora, y al no poderse identificar como tal, fueron revisados por los elementos tonaltecas, sin que se les encontrara nada en su persona.

Sin embargo, el nerviosismo de los individuos y algunas llamadas sospechosas provocaron que los uniformados pidieran refuerzos, arribando hasta el cruce de la avenida Tonaltecas y la calle Emiliano Zapata, más elementos, al igual que el escuadrón canino de apoyo, siendo estos últimos los que olfatearon las tres camionetas en que viajaban, logrando encontrar un arsenal.

Policías municipales detuvieron a 13 presuntos integrantes del cártel del Milenio, o de los Valencia, en Tonalá

De acuerdo con la primera información oficial de la Dirección de Seguridad Pública de Tonalá, los 13 sujetos se desplazaban en tres camionetas en las que transportaban 13 armas largas, tres cortas, varias granadas de fragmentación y chalecos antibalas con las siglas AFI.

Versiones policíacas indican que entre los detenidos se encuentran Jesús “El Chuy” Valencia y otro sujeto apodado “El Beto”.

Debido a la detención, el cuartel de la Policía Municipal de Tonalá fue rodeado de soldados, agentes viales y policías estatales.

Es la detención más importante y efectiva que han realizado los policías de Tonalá.

En consecuencia de la detención de los presuntos sicarios se puso en marcha un operativo en las cercanías de la dirección de Seguridad Pública Municipal de Tonalá, que incluyó cierre de calles y el arribo de una treintena de soldados y policías de otras corporaciones.

Se dijo que esta misma noche, estos sujetos podrán ser trasladados a los separos de la Procuraduría estatal, en la calle 14 de la zona industrial, zona que está fuertemente resguardada por militares, agentes de la Agencia Federal de Investigación y policías estatales

El Secretario de Seguridad de Jalisco, Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco, atribuyó el ataque de anoche con granadas a policías estatales, que dejó cinco elementos muertos y tres heridos, al grupo delictivo conocido como “Los Zetas”.

“Lo más seguro es que sean del mismo grupo que ha estado operando en esta zona, del Cártel del Golfo, Zetas”, señaló.

“Es la primera vez que yo recuerde que hay un ataque de esta magnitud en contra de elementos policiales. Estos nos habla pues del odio que hay hacia la Policía Estatal”, dijo.

El titular de la SSP comentó que en la agresión participaron al menos cuatro vehículos.

“Hay seis puntos de disparo y esto nos habla de una fuerte cantidad de personas”, agregó.

En tanto, informó que ya fueron identificados los cinco policías que murieron y tres que resultaron lesionados luego de ser atacados en Lagos de Moreno, Jalisco.

Los elementos fallecidos son José Alejandro Ramírez Álvarez, Raúl Olvera Higuera, Samuel Alejandro Ascencio Pérez, José Antonio Álvarez Cantor y Martín Flores Torres.

Los heridos responden a los nombres de Juan Manuel Salazar Solorio, Sergio Rincón Fuentes y Jessica Guadalupe Ramírez Hernández, quienes son atendidos en el Hospital Regional de Tepatitlán.

“Ya se dieron instrucciones a Trabajo Social para que empiecen a ubicar a los familiares y pues se les dará el apoyo que les corresponde”, dijo Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco, Secretario de Seguridad Pública del Estado.

Los oficiales detuvieron anoche un vehículo Stratus en la gasolinera conocida como Alto de San Pedro, unos 10 kilómetros antes de llegar a la cabecera municipal.

Al estar revisando a los tripulantes, los policías estatales fueron agredidos con granadas y rifles de alto poder.

Los cadáveres de los agentes adscritos a la Policía Rural terminaron de ser retirados alrededor de las 3:30 horas, pero el trabajo de los peritos en criminalística se extendió hasta las 5:00 horas, aproximadamente.

En el lugar se encontraron alrededor de 700 casquillos, varios cartuchos, una pistola, aproximadamente nueve cascos de granadas de fusil calibre 40 y al menos seis granadas antipersonales MK2.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.