Skip navigation

Tag Archives: michoacan

Elementos del Ejército capturaron en esta entidad a Alejandro Gómez García, ‘El Rojo’, presunto líder de ‘La Familia Michoacana’ en el municipio de Carácuaro.

La Comandancia de la XXI Zona Militar indicó que al presunto narcotraficante le fue asegurado armamento, dinero en efectivo, droga, documentación diversa y un vehículo.

Señaló que gracias a una denuncia ciudadana, se logró ubicar y detener al presunto narcotraficante, a quien se le aseguró una escopeta calibre 12, un rifle calibre 22, dos pistolas calibres 9 milímetros y 38; 49 cartuchos útiles y cinco cargadores.

Además, tres paquetes con 30 kilogramos de mariguana, una camioneta Nissan Titán; 600 pesos en efectivo y 13 folders con títulos de propiedad y documentación diversa.

En un segundo operativo, en inmediaciones de la comunidad de Santo Domingo, en el municipio de Nocupétaro, fueron asegurados 11 fusiles calibres 7.26, .223 y 5.56 milímetros, así como dos rifles calibre .22, una subametralladora .9 milímetros y una pistola .9 milímetros.

Asimismo, 53 cargadores de diferentes calibres, 765 cartuchos útiles, 10 kilogramos de mariguana, una camioneta Nissan Pick up con reporte de robo en el estado de Querétaro y pantalones, playeras y fornituras negras.

En este segundo operativo no hubo detenidos, mientras lo asegurado fue puesto a disposición de las autoridades correspondientes, quienes se encargarán de continuar con las investigaciones del caso.

Elementos de la Policía Federal detuvieron a Héctor Manuel Oyarzabal Hernández, alias “El Héctor”, presunto integrante de la “Familia Michoacana” y encargado de las plazas de Ixtapaluca, Chalco, Valle de Chalco y Ozumba en el Estado de México.

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal informó que los hechos ocurrieron la víspera en las inmediaciones de la calle Francisco I. Madero, colonia Casco San Juan, Municipio de Chalco, donde se detectó la presencia de gente armada, por lo que se procedió a realizar un operativo.

En ese lugar además de Manuel Oyarzabal fueron detenidos sus cómplices Marco Vinicio Díaz Ramírez, la “Bruja” ; Rogelio Andrés Peñaloza Solórzano, el “Roger” ; Reyez Quiroz Miranda, el “Gafe” , Ignacio Rodríguez Velázquez, José Camacho Solorio, Galberto Pérez Sánchez y Cristobal Espejel Soto.

Estos sujetos se encargaban de suministrar droga al narcomenudeo, realizaban secuestros y extorsiones a los comerciantes de la zona y algunos de ellos se desempeñaban como sicarios al mando de Oyarzabal Hernández.

A los detenidos se les decomisaron nueve armas largas, tres cortas, dos escopetas, cargadores de diversos calibres, cientos de cartuchos para diferentes armas, cinco vehículos, dos motocicletas y dos juegos de placas entre otras cosas.

De acuerdo con las investigaciones, “El Héctor” es presunto integrante de la organización delictiva denominada “La Familia Michoacana” y era el jefe de las plazas de los municipios de Ixtapaluca, Chalco, Valle de Chalco y Ozumba en el estado de México.

De acuerdo con los primeros reportes, la captura de los siete sicarios se efectuó sin realizar un sólo disparo, luego de que agentes federales implementaron un operativo al detectarse la presencia de hombres armados.

Los detenidos y todo lo asegurado fueron trasladados a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) en la ciudad de México, para integrar la averiguación previa correspondiente y deslindar responsabilidades.

En las próximas horas, el agente del Ministerio Publico Federal tomará declaración a los ocho detenidos y determinará su situación jurídica, por lo que podrían ser arraigados o bien consignados a diferentes penales.

Elementos del Ejército descubrieron en la sierra que divide a Michoacán y Jalisco un rancho que había sido habilitado para la producción de drogas sintéticas en grandes cantidades, en lo que representa uno de los mayores golpes al narcotráfico en la entidad.

El lugar contaba con una capacidad instalada para operar un total de 11 reactores químicos, algunos incluso con capacidad de hasta mil litros, considerados por el Ejército de los de mayor dimensión que se hayan encontrado en territorio michoacano.

También hallaron 92 tambos de hasta 200 litros cada uno, y al menos una decena de éstos llenos de un polvo blanco que sirve de base para la elaboración de la droga conocida como “cristal”.

De acuerdo con personal de la 21 Zona Militar, este químico ya podría ser comercializado para el consumo, significando ganancias millonarias para los narcotraficantes.

Todas las áreas que anteriormente funcionaban como dormitorios, criadero de aves y ganado, estaban habilitadas como almacén y laboratorio para el procesamiento del narcótico.

El lugar fue ubicado en una zona de difícil acceso, en la sierra que divide a Michoacán y Jalisco, perteneciente al Municipio de Tocumbo.

La energía eléctrica se abastecía por medio de dos plantas generadoras de electricidad que los narcotraficantes lograron arrastrar hasta este sitio, en tanto que el agua la surtían presuntamente por medio de una pipa que suministraba a una cisterna de 5 mil litros de capacidad.

El narcorrancho contaba con matraces para la mezcla de químicos de hasta 50 litros de capacidad, equipo de respiración para que el personal pudiera soportar los gases que el lugar despedía; quemadores alimentados por medio de alrededor de 15 tanques de gas de 30 litros de capacidad.

De acuerdo con reportes militares, los narcotraficantes instalaron este laboratorio en el lugar conocido como Las Higuerillas y colocaron controles de acceso con alambre de púas y tablones en diferentes puntos de la sierra.

La milicia no reportó la detención de personas, quienes presuntamente tuvieron el tiempo suficiente para percatarse de la presencia de las Fuerzas Armadas para escapar.

Todas las instalaciones fueron incendiadas por los soldados, después que personal del Ministerio Público de la Federación realizara un inventario e iniciara la integración de la averiguación previa penal.

Entre los productos inventariados destacan máscaras de material plástico, tanques de oxígeno, 70 cajas de papel aluminio y decenas de costales con sosa cáustica, estos últimos dos productos utilizados como base para la elaboración del “cristal”.

El convoy militar, que salió desde la ciudad de Morelia para encabezar el operativo, empleó seis horas en el traslado, tres y media por carretera y el resto en brecha.

Uno de los tres jefes operativos del cártel de La Familia Michoaca, Arnoldo Rueda Medina, La Minsa, fue detenido por la Policía Federal en Morelia, Michoacán, lo que representa uno de los golpes más duros asestado a esta organización.

Las funciones que cumplía como “coordinador de coordinadores”, lo colocan en el segundo nivel de la estructura de mando de La Familia Michoacana, sólo por debajo de sus líderes José de Jesús Méndez Vargas, El Chango Méndez y Nazario Moreno González, El Chayo.

Rueda Medina fue presentado ayer en una conferencia en la que por momentos lloró, lo que contrastó con la imagen del hombre que escaló rápidamente en el cártel: de jefe de sicarios se convirtió en el enlace y contacto del grupo con sus socios a nivel internacional para el tráfico de drogas y precursores químicos. Además, tenía el poder de designar a cada uno de los jefes de plazas que trabajaban para La Familia Michoacana en Colima, Guanajuato, Aguascalientes, San Luis Potosí, Jalisco, Michoacán, parte de Guerrero y del estado de México.

Infiltró a algunos mandos policiacos en diversas entidades para tejer una red de protección a su organización y, como parte de su estructura, incluso creó grupos de asesoría jurídica y financiera que facilitaran las operaciones del cártel, pues junto con su jefe El Chayo creó estrategias de expansión internacional.

El general Rodolfo Cruz López, encargado de la Coordinación Territorial de la Policía Federal, detalló que de acuerdo con labores de inteligencia, La Minsa mantenía los contactos a nivel internacional para la importación de cargamentos de efedrina y seudoefedrina para la elaboración de drogas sintéticas, mismas que introducía vía marítima por los puertos de Lázaro Cárdenas, Michoacán, y Manzanillo, Colima.

Esta actividad le permitía mantener el control de los laboratorios clandestinos en Michoacán y Guanajuato para la elaboración de drogas sintéticas, y junto con los otros dos jefes operativos del cártel, Enrique Plancarte y Servando Gómez Martínez La Tuta, determinaba las zonas de acopio y rutas para el trasiego de mariguana, así como el traslado de cargamentos de cocaína hacia Estados Unidos.

“Es considerado el mayor introductor de droga sintética de su organización a Estados Unidos, a través de los pasos fronterizos de Tijuana y Mexicali, Baja California, así como las fronteras de Sonora y Chihuahua”, señaló el general.

Al menos 27 servidores públicos de Michoacán, entre ellos 10 Presidentes Municipales, fueron detenidos durante un operativo policiaco federal que aún no concluye.

En conferencia de prensa, el Gobernador Leonel Godoy, confirmó la captura de Alcaldes y funcionarios, pero pidió esperar a que termine el operativo para emitir una postura oficial.

“En cuanto termine el operativo vamos a informar. Tenemos información preliminar de varios Presidentes Municipales detenidos y hay servidores públicos del Gobierno del Estado también”, declaró.

Godoy puntualizó que los ediles detenidos son de diferente origen partidista y que aún desconoce las acusaciones que se les imputan.

“No nos informaron del operativo, estamos aún recabando información, y se hizo en apego a la Constitución”, señaló el Mandatario estatal sin admitir preguntas de los medios de comunicación.

Fuentes policiacas reportaron la detención de los Alcaldes de Apatzingán, Uruapan, Buenavista Tomatlán, Coahuayana, Arteaga, Tepalcatepec, Aquila, Tumbiscatío, Ciudad Hidalgo y Zitácuaro.

Todos ellos fueron trasladados por agentes federales a una base de la Subprocuraduría de Investigaciones Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

Además, fueron detenidos al menos 17 funcionarios y elementos de las áreas de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del Gobierno estatal.

Entre ellos, se reporta la captura de Citlalli Fernández, ex Secretaria de Seguridad Pública del Estado y actual asesora de Godoy, así como tres de sus escoltas.

Además, el primer comandante de la Policía Ministerial, Faraón Martínez, y otros agentes de la misma corporación.

Los informes preliminares refieren la captura de Mario Bautista Ramírez, director del Instituto Estatal de Formación Policial.

El operativo que encabeza la Policía Federal y la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) fue desplegado tras la captura de presuntos integrantes de “La Familia Michoacana” en el Estado de México y Michoacán.

Confirmaron que los operativos simultáneos se debieron a órdenes de localización y presentación giradas por el Ministerio Público de la Federación, como parte del combate al crimen organizado en la entidad.

Los 27 detenidos en Michoacán, entre ellos 10 alcaldes, están vinculados con una red de protección al servicio de “La Familia Michoacana”, informó Ricardo Nájera, vocero de la Procuraduría General de la República.

En conferencia de prensa, el funcionario detalló que los operativos realizados esta madrugada en distintos puntos de la entidad son resultado de una investigación de varios meses que combinó acciones ministeriales, de campo y de Gabinete, apoyada en la sistematización de varias indagatorias y en el cruce de información de diferentes bases de datos y averiguaciones previas.

“El Fiscal de la Federación de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada investiga conductas personales que presumiblemente pueden actualizarse en conductas consideradas como delitos en nuestra legislación penal, sin criterios de afiliación o simpatía política alguna.

“Estas acciones también son parte del esfuerzo que realiza el Ejecutivo federal en el marco de los operativos conjuntos para que la sociedad y los ciudadanos recuperen los espacios sociodemográficos donde el crimen organizado se vinculó a las autoridades locales”, dijo.

Elementos del Ejército aseguraron en un laboratorio clandestino de Michoacán 8 toneladas de una sustancia química que se presume es “cristal”, informó este martes la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

De confirmarse con pruebas de laboratorio que la sustancia encontrada es “cristal”, esta droga, la cual genera una mayor adicción que la cocaína, tendría un valor en el mercado negro cercano a los 800 millones de dólares, estimó la Sedena.

La supuesta droga sintética fue encontrada en el interior de un inmueble ubicado en la ranchería “El Tepehuaje”, en el Municipio de Ziracuaretiro, durante un recorrido de reconocimiento que llevaron a cabo soldados de la 12 Región Militar.

En el inmueble se encontró también instrumental de laboratorio y otras sustancias químicas utilizadas en la elaboración del cristal.

Rafael Cedeño Hernández, “El Cede”, jefe de la organización criminal “La Familia Michoacana” en cuatro municipios de Michoacán, y otros cuatro en Guerrero, fue capturado por policías federales durante el operativo efectuado en Morelia durante un bautizo.

El comisionado de la Policía Federal, Rodrigo Esparza Cristerna, informó este domingo en conferencia de prensa que “El Cede” es el principal lugarteniente de Nazario Moreno González, “El Chayo”, segundo en importancia en la estructura de “La Familia”.

En total, en el operativo desplegado ayer en la capital de Michoacán fueron detenidas 44 personas, de 120 que estaban presentes en el festejo.

El alto mando de la corporación explicó que intervinieron 400 policías federales, al tenerse conocimiento de que “El Cede” llevaría a cabo un evento familiar.

El presunto narcotraficante dominaba los municipios de Lázaro Cárdenas, Arteaga, La Mira y Guacamayas, en Michoacán, y Teniente José Azueta, La Unión, Coahuayutla y Petacalco, en Guerrero, los cuales disputada con “Los Zetas”.

También se encargaba de recibir efedrina y pseudoefedrina, controlar bares y giros negros, además de prostitución de jóvenes menores de edad.

“Era responsable del adoctrinamiento de todos los miembros de la organización. Según sus comentarios durante 2008 formó a más de 9 mil cuadros que se incorporaron a la organización delictiva”, expuso Esparza Cristerna.

Entre los detenidos están cuatro integrantes de su célula, además de su esposa, un hermano, un hijo y un sobrino.

Policías federales capturaron a 10 presuntos integrantes de La Familia Michoacana en Tultitlán, estado de México, la madrugada de este martes, mientras se encontraban dormidos.

Entre los detenidos dedicados a la extorsión, homicidio y narcotráfico se encuentran un ex militar del que se omitió el nombre y Alberto Martín Alamillo Quintero, El Álamo, señalado como quien presuntamente controlaba la plaza de Tultitlán y municipios aledaños.

El operativo se realizó con base en denuncias ciudadanas e investigaciones de la PF que realiza desde hace varios meses, y que como resultado han arrojado la detención de otros 27 presuntos integrantes de esa organización delictiva en dos acciones efectuadas en septiembre y diciembre del año pasado en Villa Nicolás Romero y en Coacalco.

La presentación de los presuntos integrantes de La Familia se realizó en el Centro de Mando de la Policía Federal, a donde llegaron en dos de los 10 camiones blindados de reciente adquisición que se utilizarán para operativos específicos, a fin de contrarrestar un ataque con el que se pretenda rescatar a detenidos al momento en que sean transportados.

En el acto, donde estuvieron Luis Cárdenas Palomino, coordinador de Inteligencia para la Prevención, y Rodolfo Cruz López, coordinador de Fuerzas Federales de Apoyo de la Policía Federal, se indicó que uno de los 10 detenidos estaba hospitalizado, ya que se lesionó al saltar una barda cuando intentaba escapar.

Rodolfo Cruz comentó que se logró la captura en una “operación quirúrgica”, cuando éstos dormían y tras realizar un cateo en tres domicilios de la unidad habitacional Jardines de Tultitlán.

Ahí también fueron aprehendidos otros de los que presuntamente son líderes del grupo referido. Se trata de José Luis Montes Mejía, El Alacrán, y José Luis Pérez, Macoy.

Fueron aseguradas 24 armas, 21 cargadores y 763 cartuchos de diferentes calibres; dos granadas de fragmentación, igual número de radios de comunicación, teléfonos celulares y tres vehículos.

Cárdenas Palomino, expuso que “la célula delictiva se ha caracterizado por cobrarles cuotas de protección a comerciantes, empresarios y agricultores, para no ser molestados en su patrimonio o en su familia. Además de utilizar la violencia para intimidar a grupos criminales contrarios y a la población”.

Dijo con la captura se desmembró al grupo delictivo en la zona, pero aún existen algunas células. Los detenidos fueron trasladados a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

El Ejército mexicano desmanteló hoy un laboratorio equipado para producir drogas químicas en grandes cantidades en Michoacán.

Los primeros datos indican que las instalaciones estaban en un predio del ejido Acatlán, en la comunidad de El Alcalde, Municipio de Apatzingán.

Hasta el momento se reporta el aseguramiento de 250 kilos de la droga conocida como “cristal”, la cual estaba distribuida en 8 costales y 25 bolsas de plástico.

Por el rendimiento de ese tipo de enervante, los 250 kilos asegurados se consideran uno de los principales golpes al narcotráfico en este inicio de año en la entidad.

Reportes de la 43 Zona Militar señalan, además, el decomiso de 3 calentadores eléctricos, 6 ollas industriales y 50 más de peltre con capacidad para 20 litros cada una.

El laboratorio estaba dividido en tres secciones: el área de producción, el área de terminado y la de empaque.

Los equipos para procesar el enervante estaban conectados a 2 tanques de gas estacionario, con capacidad de 150 kilos cada uno, así como a un tanque de oxígeno y una cisterna.

Las autoridades militares no reportaron detenidos durante el operativo.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.