Skip navigation

Tag Archives: sedena

Bangkok, Thailand (CNN) — A bomb scanner sold to dozens of countries around the world has been shown to be useless at detecting explosives, the Thai government said, raising the possibility that thousands of lives have been lost to bomb attacks because of ineffective screenings.
The Thai government announced Tuesday that the GT200 failed rigorous tests carried out by scientists and the army in Thailand, after concerns were raised that the device was an elaborate hoax.
“We’ve done a double-blind test where the equipment was only successful in discovering in 20 percent of the cases, when just a random choice would give you 25 percent — so there’s no statistical significance to having the equipment,” Thai Prime Minister Abhisit Vejjajiva told CNN.
The device’s manufacturer, Britain-based Global Technical, disputed the tests’ results.
Thailand has spent more than $20 million for about 700 of the devices, which are supposed to indicate the presence of explosives. Thailand also has paid for the manufacturer’s eight days of training for device operators.
After the test results, the Thai government said it was looking into the possibility of legal action against Global Technical.
The Thai army has been using GT200 for six years in the country’s troubled south, where insurgents have been waging a years-long secessionist movement, and where bomb attacks occur weekly.
The device also has been sold to Thailand’s forensic scientists, navy, air force, narcotics control board and police.
Global Technical said in an e-mail it was “surprised and disappointed by the reported outcome of tests carried out by the Thai government.”
It said the results were “completely at odds with other tests carried out by independent bodies” and with “the experience of the large number of users of this product all over the world.
“We shall not be commenting further until we have seen the report and have had the opportunity to study it and, in particular, to understand the testing methodology employed.”
Global Technical and its Thai distributor, Avia Satcom, both declined CNN’s request for an interview.
The company’s Web site says the device has been sold to 30 countries around the world. Some of the countries thought to have purchased the units are the Philippines, Mexico and Kenya.
The British government has banned a similar device, the AED651, made by British firm ATSC, from being exported.
The managing director of ATSC, Jim McCormick, has been arrested and questioned by police, who alleged “suspicion of fraud.” The company declined to comment, citing ongoing legal action.
The AED651 has been sold in Iraq and Afghanistan, although the Iraqi army has stopped using it.
Both the AED651 and the GT200 use technology that some scientists dismiss as little more than a car antenna mounted on a plastic box that is designed to act much the way a dowsing rod is used to find water.
“I can see no mechanism of a detecting nature whatsoever, except for the brain of the person who is holding it,” said Sidney Alford, an explosives engineer.
“There is no electronic [component],” he said. “I would expect there to be some sort of electronic device if a person had told me this works. I would expect to see electronic components here.”

———————————————————

Técnicamente la llaman “pistola”, porque se empuña igual que un arma de fuego y aunque su “cañón” es apenas más grueso que un popote, su poder parece de otro mundo. Tanto que entre los militares que la manejan es conocida como la ouija del diablo.

Se trata del sistema remoto de detección de sustancias o pistola molecular GT-200, que aun a una distancia de 500 metros es capaz de descubrir de todo: drogas, explosivos, armas y dinero, sin que la mano del hombre mueva nada.

Esta ouija del diablo es un invento británico que el ejército de ese país utiliza desde hace nueve años.

Funciona a través de la localización de “campos diamagnéticos” (que repelen a los imanes) y “paramagnéticos” emitidos por químicos, plásticos, acetato de uranio, nitrato de amonio, y municiones que puedan estar construidas con bismuto, un sustituto de plomo.

Éste es el nuevo instrumento con el cual la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha reforzado la Estrategia de Seguridad Nacional y su objetivo es poner a raya al crimen organizado.

El dispositivo que también es capaz de detectar seres humanos, tabaco y varias toxinas pesa 450 gramos y es alimentado por la estática que genera el usuario, por lo que no requiere de una fuente de energía adicional.

De acuerdo con la empresa Nickunj Group cuya sede principal se encuentra en Bombay, India, y la cual es uno de los distribuidores de la ouija del diablo, asegura que hasta el momento no existe ninguna tecnología que pueda obstruir el funcionamiento de este aparato.

El año pasado, la Sedena se abasteció de nuevo equipamiento militar. Además de mil 339 radios Falcón II, mil 61 equipos de radiocomunicación tierra-aire (ICOM), otros de transmisiones y vehículos, la dependencia compró 300 equipos detectores GT-200 y 270 sistemas programables para detección molecular GT-200 que a partir de este año puso en funcionamiento en todo el territorio nacional, incluyendo 133 instalaciones marcadas como “estratégicas”.

Global Technical, una empresa inglesa con doce años de experiencia en dispositivos de seguridad militar, construye la ouija del diablo, que en México ha sido utilizada con éxito en los estados de Sonora, Sinaloa, Tabasco, Durango, Michoacán y Baja California.

Sin embargo, uno de esos aparatos tuvo una pifia hace mes y medio con un cargamento de queso cotija, al cual confundió con cocaína, en la carretera México-Nogales.

“Global Technical LTD está al frente del desarrollo de tecnología para la detección de narcóticos, explosivos, armas y de muchas otras sustancias. El GT-200 se ha desarrollado para permitir un rastreo de amplias áreas y reducirlas a pequeños sitios que pueden ser rastreadas con tecnología existente, como la canina”, dice la página de internet de la compañía.

El Ejército mexicano ha capacitado a personal de tres brigadas y 11 batallones en salto con paracaídas, intervenciones en inmuebles o zonas delincuenciales, rescate de rehenes, manejo de aeronaves y de armamento sofisticado, además del uso de la ouija del diablo, utilizada principalmente en puestos de control militar, pero que también es un instrumento en recorridos de rutina.

En algunos chats relacionados con armas la ouija del diablo ha sido motivo de asombro.

Tal es el caso de una conversación sostenida en la página mexicoarmado.com, donde un usuario comenta: “Me tocó presenciar la operación de este artefacto en el puesto de control Cucapah, establecido antes de llegar a San Luis Río Colorado, Sonora, cuando un capitán dirigió la pistola hacia un tractocamión cargado de chatarra prensada, dándole positivo a cocaína.

“De inmediato la carga fue exhaustivamente revisada con resultados negativos, por lo que el comandante del Tercer Regimiento de Caballería, coronel Jiménez Macotela, decidió seguir el vehículo hasta su destino final, una fundidora en Mexicali, donde supervisó la descarga, en la que encontraron una bolsita con residuos de cocaína. Así de precisos son estos equipos que, ciertamente, detectan, armas, narcóticos, dinero, lo que les ha permitido realizar grandes aseguramientos de enervantes”.

Asimismo, en un blog del sitio enlamira.com.mx un usuario con el seudónimo Taliván dice: “Al parecer, este aparato está macabro porque me contó un tío que hace poco, en un pueblo de por acá en Michoacán (más allá de Nueva Italia), llegaron los soldados y registraron una casa donde encontraron una escuadra .38 súper y, que según los soldados, se dieron cuenta que en esa casa había armas gracias al aparato detector molecular”.

La Secretaría de la Defensa Nacional informó que detuvo a un grupo armado de 25 personas en el municipio de Madera, Chihuahua.

Los presuntos delincuentes se disfrazaron de militares y se transportaban en cinco vehículos de acuerdo con un breve comunicado de la dependencia, en el que se da cuenta de la detención de uno de los grupos más numerosos de personas armadas.

En el texto dado a conocer por el Ejército se reporta que el jueves pasado recibió una denuncia ciudadana en la que se alertaba sobre la presencia de “un grupo de personas vestidas con uniformes tipo militar” en el poblado de Nicolás Bravo, municipio de Madera, por lo que desplazó a la zona a elementos del 35/o. Batallón de Infantería.

Sin dar más detalles del operativo la Sedena informó que en el lugar se detuvo a 25 personas, entre ellas a José García García, alias el “General”, de quienes no se dijo si pertenecen a algún cártel de narcotraficantes.

A los detenidos se les aseguraron 29 armas largas, tres armas cortas, 102 cargadores para diferentes armas, 5 mil ,443 cartuchos de diferentes calibres y cinco vehículos.

“Los detenidos, armamento y vehículos -reportó-, fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes”.

La Sedena dio a conocer ayer que una investigación militar permitió descubrir que el cártel del Pacífico logró reclutar a 10 elementos, entre los que se encuentran subtenientes y al parecer hasta un teniente, quienes fueron detenidos y entregados a la Procuraduría General de la República (PGR).

La dependencia determinó no juzgar en el fuero militar a los sospechosos de trabajar al servicio de El Chapo Guzmán, para que éstos sean procesados en un tribunal civil y enfrenten cargos por delincuencia organizada y los delitos que resulten de su presunta colusión con el narcotráfico.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) detectó a 10 militares que colaboraban con la organización de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

De acuerdo con las investigaciones, la Procuraduría General de Justicia Militar identificó que esos 10 oficiales subalternos filtraban información a los integrantes de esa organización criminal.

En un comunicado, la dependencia informó que los militares fueron puestos a disposición de la la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) para que realice las indagaciones correspondientes.

La Sedena enfatizó que no vacilará en juzgar y castigar conforme a derecho a los integrantes del Instituto Armado que incurran en este tipo de delitos.

El Ejército mexicano capturó a Mario Alberto Cárdenas, líder de una célula de tráfico de cocaína en la ciudad de Matamoros, noreste del país, y sobrino de Osiel Cárdenas Guillén, quien fuera el principal capo del cartel del Golfo, informó hoy una fuente oficial.

Mario Alberto confesó que junto con otro de sus tíos, Ezequiel Cárdenas Guillén, alias “Tony Tormenta”, era el encargado de la recepción de droga en el área de Playa Bagdad, en el estado de Tamaulipas, indicó la Secretaría de la Defensa en un comunicado.
En la misma acción fueron detenidos tres hombres, presuntamente miembros de la banda criminal, a quienes el Ejército les decomisó ocho armas largas, un arma corta, seis granadas de mano, once granadas calibre 0,40 milímetros y tres vehículos.

Pese a que se hallaba en una cárcel desde 2003, Osiel Cárdenas seguía dirigiendo al cartel del Golfo, uno de los más violentos y poderosos de México, hasta que fue extraditado a Estados Unidos en 2007.

El Comandante de la 27 Zona Militar, Daniel Velasco Ramírez, informó que en el enfrentamiento registrado en Acapulco el fin de semana murió “El Comandante Magaña”, quien al parecer comandaba una célula de la organización de los Beltrán Leyva.

“Se tiene información en el sentido de que el grupo de delincuentes presuntamente pertenece a una célula de la organización de los Beltrán Leyva. Asimismo, entre los sicarios fallecidos se encuentra un civil que al parecer comandaba a esta célula y a quien conocían como el Comandante Magaña”, afirmó Velasco Ramírez.

En conferencia de prensa en las instalaciones de la Zona Militar, indicó que en el choque entre militares y sicarios murieron 17 personas, entre ellas 13 criminales, dos militares y dos civiles.

El Comandante militar explicó que cinco agresores fueron detenidos, 9 militares resultaron heridos, además de que fueron asegurados 11 vehículos.

De los dos civiles muertos, se detalló que eran padre e hijo.

Ayer, mediante un boletín, la Secretaría de la Defensa Nacional indicó que en el enfrentamiento habían muerto 16 sicarios y dos soldados. Posteriormente se informó que una mujer había muerto a causa del choque.

Hoy, también se presentó el armamento asegurado, que contiene 39 armas largas, 13 armas cortas, 20 granadas, 196 cargadores y 7 mil 287 cartuchos útiles de diversos calibres.

Por sexto día, grupos de manifestantes colapsaron el tráfico de la ciudad de Monterrey, debido a que cerraron por más de dos horas la avenida constitución, protestando contra la presencia de militares en esta entidad.

Con niños en brazos, señoras, jóvenes y personas de la tercera edad bloquearon desde las 09:00 de la mañana la circulación de oriente a poniente y de poniente a oriente de la principal arteria que conecta a la ciudad.

En esta ocasión, los inconformes fueron replegados por elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) y se utilizo el camión de respuesta especial de la Secretaria de Seguridad Publica del estado llamado OSO, el cual utilizó sus potentes chorros de agua para disolver el mitin.

Aunque no se reportan personas detenidas por estas movilizaciones, resultaron con lesiones de consideración un camarógrafo de la televisora Azteca 7 y un fotógrafo de Milenio Diario, el primero al ser golpeado en el ojo por una piedra que arrojaron los manifestantes y el segundo al ser herido por los mismos.

Los bloqueos de calles se llevan a cabo desde la semana pasada, de lunes a jueves y sin horario específico, con las mismas características: de 20 a 60 personas, principalmente mujeres con niños en brazos, y adultos mayores que aunque desconocen porque se manifiestan, forman parte del mitin.

Los jóvenes, que por lo general encabezan el mitin, se cubren completamente el rostro con playeras, pasamontañas o mascaras.

Estas movilizaciones en contra de los elementos del Ejército Mexicano fueron bautizadas como “narcobloqueos” por el secretario de Seguridad Pública del Estado, Aldo Fasci Zuazua.
“No hay otra forma de llamarlos porque el crimen organizado está detrás de estas manifestaciones en contra del ejercito”, comentó.

Hasta las 11 de la mañana la manifestación aún no era disuelta por completo.

Grupos de manifestantes, que denuncian presuntos abusos del Ejército, realizan hoy bloqueos en las ciudades de Reynosa y Matamoros, afectando la vialidad e impidiendo el acceso a los puentes internacionales.

Reynosa se encuentra incomunicada por los bloqueos, que desde las 08:40 horas realizan taxistas y colonos en las cuatro principales carreteras de entrada a la ciudad y en los dos puentes internacionales.

Los cruces de Reynosa-Hidalgo y Reynosa-Pharr, al igual que entradas y salidas a Matamoros, a San Fernando, a Monterrey y la Ribereña fueron bloqueados por inconformes por supuestos abusos castrenses.

El Puente Reynosa-Pharr fue el primer paso obstruido por un grupo de 200 taxistas, que desde las 08:30 horas se conglomeraron en el cruce del Bulevar Colosio y el Bulevar Internacional, impidiéndole el paso a cientos de tractocamiones que transportaban productos manufacturados.

En Reynosa, la Asociación Regional de Maquiladoras reportó que existen en operación 186 empresas trasnacionales.

En este lugar, a las 09:00 horas empezaron a llegar alrededor de 30 camiones de transporte público con personas de colonias aledañas.

En las pancartas y mantas que muestran los manifestantes demandan el freno a los supuestos abusos de militares.

A las 09:40 horas el Puente Reynosa-Hidalgo también era obstruido por taxistas “piratas”, pero alrededor de las calles circunvecinas se estacionaron decenas de camiones del transporte público llenos de colonos, quienes esperan la orden para manifestarse en mitin frente al puente.

Mientras que en los cruces carreteros también se reporta el cierre al tráfico por personas con las mismas demandas.

En Matamoros también se registraron bloqueos.

Un grupo de personas autodenominado “Familias Unidas” cerró esta mañana el acceso al Puente Internacional Los Indios en protesta por presuntos abusos del Ejército.

Los manifestantes, algunos con el rostro cubierto, llegaron hasta los puntos de revisión militar donde agredieron con piedras a un grupo de soldados que se encontraba revisando los vehículos que se dirigían hacia el lado americano.

Después quemaron uno de los letreros que advertían de la revisión militar.

El grupo, integrado en su mayoría por hombres, permaneció en el cruce fronterizo durante una hora y después se retiró en dos autobuses tipo escolar.

De acuerdo con Raúl Sepúlveda, director del Fideicomiso del puente internacional, no se registraron personas lesionadas.

Unos 130 automóviles tuvieron que buscar otros cruces para llegar a Estados Unidos.

Sepúlveda indicó que es la primera vez que se realiza una manifestación de este tipo en ese cruce fronterizo.

El secuestro de nueve personas del municipio de Villa Ahumada desencadenó una persecución que concluyó en dos enfrentamientos entre militares y los criminales que dejaron un saldo de al menos 21 muertos.
En los primeros minutos del martes, luego de penetrar violentamente en domicilios, un grupo de 14 pistoleros “levantó” a nueve personas de Villa Ahumada.

Ya con los retenidos, el comando se dividió en dos bloques para dirigirse a Ciudad Juárez, a bordo de varios vehículos.

En ese momento, las Fuerzas Armadas desplegadas en la zona recibieron varias denuncias y solicitudes de apoyo para rescatar a los nueve “levantados”. Los elementos del Ejército comenzaron entonces un rastreo de los criminales por tierra y desde el aire.

Al ubicarlos sobre la carretera Panamericana, uno de los grupos perseguidos se apartó del camino e inició la primera refriega. De acuerdo con el vocero del Operativo Conjunto Chihuahua, Enrique Torres Valadez, siete delincuentes murieron, pero antes ejecutaron a seis plagiados; un integrante del Ejército también perdió la vida y otro resultó herido.

Mientras, otro grupo de soldados continuó la persecución del resto de los sicarios. El segundo combate se dio 70 kilómetros al sur de Ciudad Juárez. En este choque murieron otros siete sicarios y tres de los “levantados” fueron liberados con vida.

Los criminales llevaban decenas de armas, chalecos antibalas y radios de comunicación.

Un presunto narcotraficante muerto, tres personas detenidas y el decomiso de 210 kilos de cocaína es el saldo de un enfrentamiento entre un grupo de pistoleros y soldados del Ejército mexicano ocurrido en el nordeste del país, informaron fuentes castrenses.
Este hecho se registró en Nuevo Laredo, estado de Tamaulipas, la madrugada de hoy, en las inmediaciones de la Ciudad Deportiva, al oeste de esta ciudad vecina a Laredo, Texas.

Los narcotraficantes se desplazaban en varios vehículos cuando fueron interceptados por personal militar del 21 Batallón de infantería, que participa en el operativo Nuevo León-Tamaulipas contra el crimen organizado.

En ese momento se produjo el enfrentamiento que derivó en los arrestos y la muerte de uno de los presuntos sicarios, identificado como Pedro Méndez Rodríguez, originario de Coyuca de Catán, municipio del sureño estado de Guerrero.

Al comando se le confiscaron 199 paquetes de cocaína que pesaron 210.1 kilos, tres bolsas pequeñas de heroína, una más de mariguana, 142 mil 960 dólares y 89 mil 393.50 pesos (6 mil 160 dólares) y tres camionetas de modelo reciente.

Además los militares se incautadon de un arsenal con 16 armas de diferentes calibres, 75 cargadores, 2 mil 282 cartuchos de diferentes calibres, 6 granadas de fragmentación, 6 chalecos antibala negros, entre otros objetos.

La acción forma parte de los seis operativos militares y contra el crimen organizado que se realizan en los estados más conflictivos de México desde diciembre de 2006, cuando asumió el poder el presidente Felipe Calderón.

A las 10:30 horas se suscitó un enfrentamiento entre presuntos sicarios y personal del Ejército cuando al parecer los militares habían ingresaron en una casa de seguridad.

El saldo preliminar, que se informó de manera extraoficial, es de al menos cuatro pistoleros muertos y un militar fallecido, pero todavía no hay información del Ejército.

También se estima que al menos otros tres soldados habrían resultado heridos.

Testimonios recabados en el lugar de los hechos por personas que viven cerca del sitio del enfrentamiento señalaron que al menos se detonaron cinco granadas.

La autoridad municipal informó que el enfrentamiento habría durado cerca de 45 minutos.

La zona del incidente está ubicada en la Colonia Lomas de Plateros y fue acordonada en seis cuadras a la redonda por personal militar, de las policías Ministerial y Federal Preventiva.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.