Skip navigation

Tag Archives: Valentin Elizalde


Sin realizar un sólo disparo, la Policía Federal culminó una operación de inteligencia con la detención en Reynosa, Tamaulipas, de uno de los principales líderes del grupo de “Los Zetas, Jaime González Durán, alias “El Hummer.

González Durán, uno de los hombres más buscados por los gobiernos de México y Estados Unidos, es también el probable ejecutor del cantante Valentín Elizalde.

LA OPERACIÓN

Una de las “medallas” que porta “El Hummer” es haber ejecutado en 2002 el rescate del narcotraficante Daniel Pérez Rojas, “El Cachetes” del Penal de Santa Adelaida en Matamoros. Con este antecedente, y conociendo que su perfil criminal lo retrata como un hombre extremadamente violento, la Policía Federal planeó su detención.

El operativo dio inicio cuando se montó vigilancia en las cercanías de una casa de seguridad utilizada por “El Hummer” y en las carreteras por las que acostumbraba a circular. El primer reto a vencer fue que los agentes encubiertos pasaran inadvertidos para el grupo de “Halcones” –sujetos dedicados a la vigilancia pagados por los Zetas–.

Cuando las unidades de inteligencia ubicaron el blanco y determinaron que existía una ventaja operativa, se dio inicio a una operación de detención rápida y discreta. Un grupo de Operaciones Especiales de la Policía Federal sorprendió a “El Hummer”, quien ni siquiera tuvo tiempo para sacar de la cintura su escuadra calibre .38 con cachas doradas.

De inmediato inició su traslado hacia el aeropuerto donde ya lo aguardaba un avión de la Policía Federal listo para despegar.

Como lo suponía la Policía Federal miembros de “Los Zetas” intentaron rescatar a su líder.

En el camino hacia el Aeropuerto tres camionetas con hombres armados trataron de ejecutar el rescate de “El Hummer”. Sin embargo, Policías Federales y miembros del Ejército Mexicano cubrieron la salida del Grupo de Operaciones Especiales que trasladaba al detenido.

Por espacio de 15 minutos la carretera Reynosa-Matamoros, en el tramo cercano al Aeropuerto Internacional de Reynosa, se convirtió en una zona de guerra.

Sin embargo, mientras una “cortina” de policías y militares se batían con los sicarios, a los que al final lograron someter, “El Hummer” volaba en una avión de la Policía Federal hacia la Ciudad de México.

‘EL HUMMER’

“El Hummer”, un ex militar, escaló en algunos años varias posiciones dentro del cártel del Golfo. Tras desertar del Ejército Mexicano, en 1999, se unió al grupo criminal liderado por el hoy preso Osiel Cárdenas Guillén. En ese mismo año junto con “El Lazca” y Arturo Guzmán Decena dieron origen a “Los Zetas”, el grupo de sicarios del cártel. En esos años fue guardaespaldas personal del líder de la organización, Osiel Cárdenas.

Actualmente, y desde la detención de Cárdenas Guillén, “El Hummer” es el responsable de la Plaza de Reynosa para la organización de “Los Zetas” dirigida por “El Lazca” y Miguel Treviño Morales “El 40″.

Hoy los Zetas, que en 1999 surgieron como el brazo armado del cártel del Golfo, se separaron de esa banda y ahora son una organización independiente.

Hasta su detención, controlaba operaciones en los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán, Hidalgo, Veracruz, Tabasco, Quintana Roo, Estado de México y Distrito Federal.

El “Hummer” era buscado por la Procuraduría General de la República (PGR), por autoridades de Estados Unidos por cargos en la Corte del distrito de Columbia, por los delitos de conspiración para la producción y distribución de cocaína.


Sin realizar un sólo disparo, la Policía Federal culminó una operación de inteligencia con la detención en Reynosa, Tamaulipas, de uno de los principales líderes del grupo de “Los Zetas, Jaime González Durán, alias “El Hummer.

González Durán, uno de los hombres más buscados por los gobiernos de México y Estados Unidos, es también el probable ejecutor del cantante Valentín Elizalde.

LA OPERACIÓN

Una de las “medallas” que porta “El Hummer” es haber ejecutado en 2002 el rescate del narcotraficante Daniel Pérez Rojas, “El Cachetes” del Penal de Santa Adelaida en Matamoros. Con este antecedente, y conociendo que su perfil criminal lo retrata como un hombre extremadamente violento, la Policía Federal planeó su detención.

El operativo dio inicio cuando se montó vigilancia en las cercanías de una casa de seguridad utilizada por “El Hummer” y en las carreteras por las que acostumbraba a circular. El primer reto a vencer fue que los agentes encubiertos pasaran inadvertidos para el grupo de “Halcones” –sujetos dedicados a la vigilancia pagados por los Zetas–.

Cuando las unidades de inteligencia ubicaron el blanco y determinaron que existía una ventaja operativa, se dio inicio a una operación de detención rápida y discreta. Un grupo de Operaciones Especiales de la Policía Federal sorprendió a “El Hummer”, quien ni siquiera tuvo tiempo para sacar de la cintura su escuadra calibre .38 con cachas doradas.

De inmediato inició su traslado hacia el aeropuerto donde ya lo aguardaba un avión de la Policía Federal listo para despegar.

Como lo suponía la Policía Federal miembros de “Los Zetas” intentaron rescatar a su líder.

En el camino hacia el Aeropuerto tres camionetas con hombres armados trataron de ejecutar el rescate de “El Hummer”. Sin embargo, Policías Federales y miembros del Ejército Mexicano cubrieron la salida del Grupo de Operaciones Especiales que trasladaba al detenido.

Por espacio de 15 minutos la carretera Reynosa-Matamoros, en el tramo cercano al Aeropuerto Internacional de Reynosa, se convirtió en una zona de guerra.

Sin embargo, mientras una “cortina” de policías y militares se batían con los sicarios, a los que al final lograron someter, “El Hummer” volaba en una avión de la Policía Federal hacia la Ciudad de México.

‘EL HUMMER’

“El Hummer”, un ex militar, escaló en algunos años varias posiciones dentro del cártel del Golfo. Tras desertar del Ejército Mexicano, en 1999, se unió al grupo criminal liderado por el hoy preso Osiel Cárdenas Guillén. En ese mismo año junto con “El Lazca” y Arturo Guzmán Decena dieron origen a “Los Zetas”, el grupo de sicarios del cártel. En esos años fue guardaespaldas personal del líder de la organización, Osiel Cárdenas.

Actualmente, y desde la detención de Cárdenas Guillén, “El Hummer” es el responsable de la Plaza de Reynosa para la organización de “Los Zetas” dirigida por “El Lazca” y Miguel Treviño Morales “El 40″.

Hoy los Zetas, que en 1999 surgieron como el brazo armado del cártel del Golfo, se separaron de esa banda y ahora son una organización independiente.

Hasta su detención, controlaba operaciones en los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán, Hidalgo, Veracruz, Tabasco, Quintana Roo, Estado de México y Distrito Federal.

El “Hummer” era buscado por la Procuraduría General de la República (PGR), por autoridades de Estados Unidos por cargos en la Corte del distrito de Columbia, por los delitos de conspiración para la producción y distribución de cocaína.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.