Skip navigation

El comandante fue levantado en la ciudad de Tamaulipas y lo asesinaron en la capital del estado de Sinaloa el pasado dos de mayo

debate.com.mx | Redacción
El comandante de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), Francisco Javier Hernández Zamorano, levantado el 1 de mayo en Ciudad Victoria, Tamaulipas, fue encontrado ejecutado en esta ciudad un día después, afuera del estadio Banorte.
Junto a la víctima, investigadores de la Procuraduría de Justicia encontraron casquillos de calibre 5.7, mejor conocido como “matapolicías”, capaz de atravesar blindajes.

Esa misma noche asesinaron en hechos distintos a otro civil, seis agentes federales y dos municipales asignados a la sindicatura de Imala.

La narcomanta. Siete días después hallaron una manta en la reja del estadio, como si estuviera escrita por la víctima, refiriéndose a que ya no lo buscaran en Tamaulipas, porque lo habían traicionado y matado afuera del estadio Banorte de Culiacán el 2 de mayo.

La pancarta fue retirada por elementos del Ejército, como todas las que han aparecido en la ciudad.

Confusión de cuerpos. Información obtenida en torno al homicidio del encargado de la AFI en Tamaulipas, indica que supuestos familiares acudieron a la agencia Segunda del Ministerio Público Especializada en Homicidios para identificar el cadáver.

Una mujer que dijo ser su hermana aseguró que la víctima se llamaba Ernesto Pérez Garibay, de 30 años, originario de Yurécuaro, Michoacán, y que tenía su domicilio en la colonia 10 de Mayo, de aquella ciudad.

Una fuente de la Procuraduría de Justicia aseguró que el cuerpo fue entregado, e incluso llevado a Michoacán. Se ignora si fue sepultado o se les informó del error.

Lo anterior, presuntamente luego de una confusión por el estado de descomposición del cuerpo, que les imposibilitó reconocerlo bien.

Pero después, ante la sospecha surgida con la aparición de la manta en el estadio Banorte que hacía suponer que se trataba del servidor público levantado en Tamaulipas, sus huellas fueron revisadas en el sistema nacional.

De esa forma se pudo corroborar que se trataba del comandante de la AFI desaparecido.

La Procuraduría de Justicia inició las investigaciones bajo la averiguación previa 41/2008, pero tras la confirmación de que la víctima era Francisco Javier Hernández, el caso lo atrajo la Procuraduría General de la República (PGR).

“El MP dio fe, inició con las investigaciones, pero al comprobarse que se trataba del agente federal, la autoridad local se declaró incompetente”, detalló la fuente consultada.

Al parecer el cadáver de Ernesto Pérez Garibay, “el verdadero”, fue localizado en Villa Juárez, Navolato.

Es uno de los siete asesinados que fueron encontrados el pasado 9 de mayo, entre ellos el elemento de Tránsito Municipal Guadalupe Félix Munguía.

El cuerpo del agente vial estaba sobre el camino al panteón viejo del campo Santa Natalia, otros tres cadáveres en las inmediciones del Campo Mula y el resto en el campo pesquero Las Puentes.

En la Agencia del Ministerio Público de Villa Juárez informaron que al día de ayer su cuerpo no era entregado, pues estaban en espera de que se diera la identificación de manera formal.

El levantón. El 7 de mayo pasado, medios informativos de Tamaulipas dieron a conocer la desaparición de Francisco Javier Hernández Zamorano, de 41 años.

Se informó que los responsables fueron dos individuos armados.

Los sujetos al comandante de la AFI en un estacionamiento, cuando salía del centro comercial Plaza Real, que se ubica por el bulevar Hidalgo, en Reynosa.

Tras someterlo a punta de pistola, lo subieron a un vehículo marca Honda, doble cabina, de modelo reciente.

No se dieron a conocer más detalles.

El día 6, la PGR, mediante el boletín DPE/2209/08 emitido por la delegación estatal de Tamaulipas, confirmó la “desaparición” de Francisco Javier Hernández.

A través del mismo documento, solicitó la ayuda para dar con su paradero, y proporcionaron 2 teléfonos: 018000085400 y 018343186200.

El primero, de lada sin costo, de la dependencia federal y el segundo, del Sistema Estatal de Seguridad Pública.

Desde entonces se desconocía su paradero.

Después se confirmó que el comandante de la AFI fue asesinado aquí, cerca del estadio Banorte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: