Skip navigation

Joaquín El Chapo Guzmán, el hombre que por varios años lideró el cártel de Sinaloa y controló el tráfico de drogas en México, hoy se encuentra solo. Funcionarios federales de primer nivel revelaron que este personaje sólo tiene la protección de Ismael El Mayo Zambada, ya que los otros dirigentes del crimen organizado con los que alguna vez formó alianza, decidieron hacerse a un lado en la guerra que el capo enfrenta con los hermanos Beltrán Leyva.

Asimismo, saben que a El Chapo se le agotan los recursos económicos (derivado de su rompimiento con los Beltrán), lo que hace más difícil que pueda moverse y mantener su red de protección que tejió en el país, por lo que es muy probable que pronto se dé su captura, pues su capacidad de acción ha disminuido considerablemente.

Los funcionarios federales consultados por MILENIO dijeron que cuentan con información fidedigna en el sentido de que Ignacio Nacho Coronel Villarreal y Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, decidieron no formar parte en el conflicto entre Joaquín y los Beltrán, aunque quien buscó la reconciliación entre ambos bandos de esa organización fue El Azul.

Ésas no son las únicas dificultades que enfrenta este legendario personaje del narcotráfico que escapó del penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, el 19 de enero de 2001, pues también se ha convertido en el principal blanco de ataque de los cárteles de Juárez, del Golfo y de Tijuana, quienes han emprendido una cacería contra su persona, aprovechando que se ha visto minada su capacidad de acción.

Dejaron claro que no existe un cártel conformado por los hermanos Beltrán Leyva y Los Zetas, sicarios del cártel del Golfo. Lo que está confirmado hasta el momento, como parte de las investigaciones que se sigue a estos grupos, es sólo la existencia de un pacto de no agresión.

Esto por la marcada disputa entre el jefe de sicarios de los Beltrán, Édgar Valdez Villarreal, La Barbie, y el líder de Los Zetas, Heriberto Lazcano, El Lazca, quienes han buscado acabarse entre ellos.

El único aliado de los Beltrán, apuntaron, es Vicente Carrillo Fuentes, líder del cártel de Juárez.

Ambos, mencionaron, se están encargando de erradicar a las células de Joaquín y de Ismael Zambada, no sólo en Chihuahua, sino también en Durango, Coahuila, todo ello, a través de los grupos de sicarios conocidos como Los Pelones, Los Negros, Gente Nueva y La Línea, ésta última conformada por ex policías chihuahuenses.

Mientras que Culiacán, Sinaloa, es peleada por una persona apodada El Guacho, que sirve a Héctor y Arturo Beltrán Leyva, y quien tiene como misión eliminar a El Carlitos, sicario de El Chapo y El Mayo.

Todo esto, apuntaron ha sido aprovechado por los cárteles de Tijuana y del Golfo que lideran los hermanos Arellano Félix y Jorge Eduardo Costilla El Coss, respectivamente, quienes le han cerrado el paso a El Chapo Guzmán.

La guerra entre los capos, abundaron, no inició por un proyecto de expansión de los hermanos Beltrán Leyva, sino por la captura del hermano menor de estos, Alfredo Beltrán El Mochomo, el 21 de enero de 2008.

Se presume que gente al servicio de Joaquín lo entregó al Ejército mexicano. Esa es la causa del rompimiento, aseguraron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: