Skip navigation

Un alto funcionario de Aduanas y un agente del Ministerio Público federal fueron detenidos y están bajo proceso por sus presuntos nexos con una red de tráfico de seudoefedrina que opera en el puerto de Manzanillo, Colima, al servicio del cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín El Chapo Guzmán.

Autoridades de la dependencia detallaron que continúan las investigaciones en torno a las operaciones de esta célula, en la que participaban servidores públicos federales para facilitar el arribo de cargamentos de precursores químicos (utilizados para producir drogas sintéticas) y que éstos pudieran ser descargados en el recinto aduanal sin ser supervisados.

Alejandro Aldapa Coronel, subadministrador de Operación Aduanera en Colima, fue detenido en febrero pasado —aunque hasta ahora se dio a conocer su aprehensión—, ya que presuntamente aprovechó su cargo para colaborar con los traficantes de seudoefedrina, y liberó los cargamentos para que éstos pudieran salir del recinto aduanal sin que se detectaran las sustancias químicas que son utilizadas para la producción de metanfetaminas.

Al respecto, la Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer que este funcionario permitió, el 13 de octubre de 2007, la descarga de una remesa de casi dos toneladas de seudoefedrina en 112 costales, que arribó a la Aduana de Manzanillo oculta entre bultos de bicarbonato de calcio, a bordo de un contenedor proveniente de Busan, Corea del Sur, en el buque Clan-Tan-Gun, de bandera liberiana, que tenía como destino final Puerto Quetzal, Guatemala.

De acuerdo con las investigaciones de la PGR, Aldapa Coronel tenía conocimiento de la existencia de este cargamento, que estaba en uno de los patios de maniobras de la empresa Operadora del Pacífico, en el contenedor número CRXU3133556, donde se localizaron mil 997.6 kilogramos de clorhidrato de seudoefedrina.

El subadministrador confesó haber recibido dinero a cambio de liberar dicha carga y que había participado otras veces en operaciones similares, por lo que es procesado por delitos contra la salud y cohecho.

Estos mismos cargos se le imputan al agente del Ministerio Público de la Federación José de Jesús Rodríguez Navarro, quien presuntamente también participaba en esta red criminal de tráfico de precursores químicos, ya que tenía a su cargo la supervisión de cargamentos junto con el personal de Aduanas.

Este funcionario, antes de llegar a la plaza de Colima, fue subdelegado de Averiguaciones Previas de la Zona Norte, en Tamaulipas, y ahora está en prisión luego de ser detenido en Manzanillo en diciembre de 2007.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: