Skip navigation

Nuevo León, Monterrey, México (13 de junio de 2008).- Un joyero y su hijo fueron levantados ayer por comandos armados, en dos acciones distintas, frente a oficinas policiacas.

En ambos casos los agentes de la Policía Ministerial no enfrentaron a los sicarios ni los persiguieron.

A las 13:40 horas, Rodrigo Rodríguez Martínez, de 52 años, fue sacado a golpes de la Agencia del Ministerio Público Número 2, de Guadalupe, donde el comando sometió a unas 15 personas que estaban en la sala de espera del Palacio de Justicia.

A las 18:40 horas, el hijo del joyero, Rodrigo Rodríguez Ortega, de unos 25 años, apodado “El Che”, se presentó en el Palacio de Justicia de Monterrey. Los agentes lo llevaron al edificio de la Policía Ministerial.

Minutos después, este último inmueble fue rodeado por hombres con chalecos antibalas y fuertemente armados, inclusive con bazucas.

Según testigos, Rodríguez Ortega prácticamente fue entregado por la autoridad, pues lo desalojaron del edificio, junto con una mujer y un aparente menor. El comando se los llevó.

El jueves de la semana pasada, “El Che” presuntamente se enfrentó a balazos con pistoleros e hirió a uno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: