Skip navigation

La Procuraduría General de la República (PGR) busca entre los 58 detenidos durante la celebración de un bautizo en Tijuana, Baja California, a los tres principales sicarios del cártel de Tijuana: Armando Villarreal, El Gordo; Raydel Rosalío López Uriarte, El Muletas; y José Filiberto Parra Ramos, La Perra.

A más de 72 horas de la operación militar desplegada en el salón de fiestas El Pequeño Travieso se carecen de elementos de prueba que corroboren la verdadera identidad de los presuntos narcotraficantes, por lo que se ha solicitado el apoyo a la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) para comparar las huellas dactilares de los detenidos con sus archivos criminales.

Y es que entre los nombres que proporcionaron los detenidos, no se encontraron coincidencias de identificación entre las fichas delictivas de los colaboradores de la organización liderada por la familia Arellano Félix.

Personal de la Dirección General de Servicios Periciales de la PGR ha tomado diversos registros dactilares y fotografías a las personas que ayer fueron puestas a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

Los informes de inteligencia militar que respaldaron la intervención del sábado pasado en la colonia Herrera, de la ciudad de Tijuana, señalaban la presencia de El Gordo, El Muletas y La Perra, en el lugar.

La PGR preparaba una conferencia para dar a conocer los detalles de la operación; sin embargo, ante la falta de elementos de identificación para corroborar la identidad de los principales gatilleros del cártel de Tijuana, se suspendió el evento hasta nuevo aviso.

Para el gobierno federal es un factor primordial conocer la verdadera identidad de los tres presuntos narcotraficantes, ya que pertenecen al primer nivel de mando de esta organización delictiva y, presuntamente, tienen contacto con Enedina y Eduardo Arellano Félix.

Los rostros de José Filiberto Parra Ramos La Perra y Raydel Rosalío López Uriarte El Muletas fueron dados a conocer, por la PGR, a principios de 2008 y se les clasifica como dos de los hombres más buscados en el país y por la DEA.

Ambos pistoleros están vinculados directamente con Teodoro García Simental El Teo, líder de una de las células de mayor influencia territorial para el cártel de Tijuana; mantiene su zona de operación en las localidades de San Antonio de los Buenos, Playas de Tijuana y Rosarito.

José Filiberto Parra Ramos y Raydel Velarde Solís, señalan algunos informes, mantienen una red de corrupción entre policías estatales; incluso a Velarde se le vio escapar de una detención disfrazado de policía municipal, indican versiones.

Parra y Velarde son hombres que no rebasan los 30 años, se dedican a la ejecución, los levantones y el secuestro de integrantes de grupos antagónicos al cártel de Tijuana.

Se les conoce como “parranderos” y se les ha visto, según informes extraoficiales, en Plaza Fiesta y en el centro nocturno Mermaids.

Hasta el cierre de esta edición, la PGR carecía de elementos de prueba para confirmar la captura de estos tres sujetos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: