Skip navigation

Presuntos sicarios ejecutaron en esta capital de cuatro balazos al comandante de la Policía Ministerial, José Luis Altuzar Zamudio, confirmaron autoridades policácas.

El cadáver del jefe policíaco que se encontraba atados de pies y manos, presentaba el tiro de gracia, huellas de probable tortura, con un mensaje que advertía: ” Se van a morir por ratas, el general Escalera y Archila, se robaron mi coca: Atentamente Celestino”

El cuerpo de Altuzar Zamudio, de 40 años yacía en el interior del automóvil Honda, placas DNC8385 del estado de Chiapas, que fue localizado en un carretera de terracería, cercana a la zona de tolerancia, en el sector oriente-sur de la ciudad.

En el narco-mensaje se alude a los apellidos del director de la Policía Ministerial, general Marco Esteban Juárez Escalera y del director de la Policía Estatal Preventiva, Óscar López Archila.

Altuzar Zamudido había participado en los últimos operativos militares y policíacos, contra el narcotráfico y la delincuencia organizada en el estado, que a partir del pasado 7 de junio enfrentó y capturó a 19 presuntos narcotraficantes, entre ellos integrantes de la banda “Los Zetas”, brazo armado y ejecutor del Cártel del Golfo.

El pasado 23 de junio el ministro de justicia de Chiapas, Amador Rodríguez Lozano, convocó a conferencia de prensa para informar del decomiso de dos toneladas de cocaína y la aprehensión de once presuntos narcotraficantes.

La droga fue localizada en una casa de seguridad de la colonia Patria Nueva de esta capital, envuelta en sacos verdes, similares a los que utiliza el Ejército, dividida en paquetes con membretes del cártel de Sinaloa y del “Mayo Zambada”.

Sin embargo 10 días después, la misma dependencia estatal, aclaró en un comunicado, que el cargamento incautado ese día no era cocaína, sino lactosa.

Precisó que de acuerdo al informe de la Procuraduría General de la República (PGR), las aproximadamente dos toneladas de polvo blanco, aseguradas en una casa de seguridad “resultó ser de lactosa, la cual es utilizada frecuentemente para cortes o adulteraciones de la cocaína, éxtasis y anfetaminas” .

En las últimas semanas, Chiapas ha sido escenario de enfrentamientos entre sicarios, militares y policías.

El último de ellos fue el 26 de junio, en el municipio de Villaflores, donde murieron dos presuntos integrantes de los “Zetas”.

La Policía chiapaneca informó que abatió a dos de cuatro pistoleros, que atacaron con granadas y fusiles de asalto, pero dos días después la Procuraduría General de la República (PGR) reveló que las víctimas se habían suicidado en el interior del domicilio para no ser aprehendidos vivos por la fuerza pública.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: