Skip navigation

El Gobierno federal tiene indicios de que una célula de la mafia italiana que opera en Canadá ha tenido presencia en el puerto de Acapulco, Guerrero, en fechas recientes.

La Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) tiene en curso una investigación por presuntas inversiones que realizó el grupo delictivo en el puerto turístico, por medio de la empresa Malt Financing Inc., señalada por lavar dinero del tráfico de drogas.

La Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita de la SIEDO lleva a cabo la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIORPIFAM/003/07, contra Francesco del Balso, Giuseppe Torre y sus esposas Marisa D’Ambrosio y Polisena Delle Donne.

De acuerdo con información del caso, hasta ahora se ha detectado que un inmueble de 332 mil 500 dólares americanos fue comprado en Acapulco por la empresa que manejaban los presuntos narcotraficantes Carlo Sciaraffa y sus operadores Torre y Del Balso.

Se trata de una casa con jardín y alberca, tres dormitorios, tres baños y una sala comedor, en la cual había estado Del Balso hasta el 10 de octubre de 2006, fecha en que regresó a Canadá y fue detenido en el Aeropuerto de Montreal.

En la operación de compra-venta, las esposas de Torre y Del Balso quedaron registradas como las propietarias del inmueble.

Los sospechosos son parte de la célula de la mafia Italo americana que controlaba el tráfico de drogas en Montreal y que fueron detenidos en noviembre de 2006, en una acción de la Real Policía Montada de Canadá, denominada “Operación Coliseo”.

En Canadá, el juicio está en curso y los indiciados aun no están citados para sentencia, porque las autoridades todavía reúnen pruebas para inculparles de tráfico de drogas, lavado de dinero y crimen organizado. El inmueble comprado en México es una de las evidencias.

En la prensa de Montreal, se ha ventilado que la empresa de los italo-americanos también se vinculó con una mujer que en la década pasada estuvo detenida en México por tráfico de indocumentados y que en Canadá también fue castigada por delitos migratorios.

Se trata de Lucy Couto, alias Lucy Da Silva, Lucía Alves o Samantha Da Silva, quien según las publicaciones, en 1992 pretendió en la Embajada de Canadá en México, regularizar indebidamente la estancia migratoria de 31 portugueses y brasileños que vivían en Toronto.

La información judicial en Canadá señala que Couto era pareja de un traficante de heroína de origen turco, Hasan Eroglu, asesinado en julio de 2005 en Montreal.

La empresa Malt Financing Inc. hizo un préstamo de 41 mil dólares canadienses a la mujer, quien usó el nombre de “Lucía Alves” en la transacción. Couto nunca pagó y fue demandada por un adeudo que con intereses incluidos está tasado en 70 mil dólares canadienses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: