Skip navigation

En las instalaciones de la SIEDO rinde declaración Alfredo Rangel Buendía, alias “El Chicles”,
considerado uno de los principales operadores de Heriberto Lazcano, “El Lazca”, presunto jefe de “Los Zetas”, y de Miguel Angel Treviño Morales, alias “El 40″.

También declaran sus cómplices Norberto Estevez Alvarez, Alberto Velásquez Núñez, Francisco Cárdenas Bravo, Eduardo Villanueva Orozco, Jorge Ramírez Alvarez y Eduardo Gabriel Heyer Ortiz.

En las próximas horas el agente del Ministerio Público Federal adscrito a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en
Delincuencia Organizada (SIEDO) determinará la situación jurídica de los detenidos, quienes podrían ser arraigados o bien consignados a un penal de alta seguridad.

Rangel Buendía y los integrantes de su célula criminal fueron detenidos por agentes federales el jueves pasado en la colonia Del Valle, cuando viajaban armados en un vehículo BMW, placas 592 VSJ y un auto Bora matrícula 133 VZB del Distrito Federal.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal informó que al momento de su captura se les encontraron varios fusiles AK-47, 93 cargadores, cuatro granadas de fragmentación, un revólver y cuatro teléfonos celulares, entre otras cosas.

De acuerdo con las investigaciones “El Chicles” fue comisionado por Treviño Morales para establecer un centro de operación en la zona metropolitana, así como ubicar y eliminar a Jesús Méndez Vargas, alias “El Chango Méndez”, y Nazario Moreno, “El Loco”, principales líderes de la organización criminal denominada “La Familia”.

Esa orden fue dada porque dichos sujetos habían traicionado a “Los Zetas”, grupo armado del cártel del Golfo, el cual durante mucho tiempo fue dirigido por Osiel Cárdenas Guillén, quien el año pasado fue deportado a Estados Unidos.

Rangel Buendía está presuntamente relacionado con el levantamiento y ejecución de cuatro agentes federales en 2002 y
también se le vincula con una balacera ocurrida en Reynosa, Tamaulipas, el pasado 8 de enero en el exterior del hotel Virrey,
donde perdieron la vida dos agentes federales.

De acuerdo con las investigaciones, en este enfrentamiento “El Chicles” resultó herido por la explosión de una granada de
fragmentación, lo cual le provocó la pedida del ojo derecho y múltiples fracturas en ambas piernas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: