Skip navigation

Los cárteles mexicanos de la droga le han dado permiso a sus sicarios a que viajen a Estados Unidos para cometer asesinatos, de acuerdo con advertencias recibidas por las autoridades.
Policías y agentes federales le dijeron el lunes a The Associated Press sobre las advertencias, y las autoridades están incrementando la seguridad en la frontera.

”Hemos recibido información confiable de que los cárteles de la droga en México han otorgado permiso para atacar blancos del lado estadounidense de la frontera”, dijo el policía Chris Mears, de El Paso.

”Una de las primeras cosas que hicimos fue notificar a todos los agentes de nuestro departamento sobre la situación”.

Mears indicó que las autoridades se enteraron de la amenaza la semana pasada.

Agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) y de la Patrulla Fronteriza también han sido puestos al tanto de la amenaza y han incrementado la seguridad en los cruces en la frontera.

”Estamos al tanto de ello y lo estamos abordando”, dijo el jefe de oficiales Rick López, de la CBP.

”La CBP se encuentra en estado de alerta desde que nos percatamos de esas amenazas en México”.

Doug Mosier, vocero de la Patrulla Fronteriza, dijo que agentes en el sector de El Paso, que incluye las dos comunidades más occidentales de Texas, y todo Nuevo México, ”están reforzando la importancia de la vigilancia”.

”Estamos siguiendo cuidadosamente estos acontecimientos y actuaremos de la manera correcta para proteger la integridad de la frontera. Siempre estamos interesados en analizar este tipo de información”, dijo Mosier.

La violencia de los cárteles de la droga ha reclamado miles de vidas en todo México este año.

Casi 800 personas han muerto en el 2008 en Ciudad Juárez, ubicada al otro lado de la frontera frente a El Paso.

Los cárteles, que luchan entre sí y contra el gobierno mexicano, se han tornado cada vez más atrevidos en sus ataques en meses recientes.

A inicios de este mes, en Ciudad Juárez enmascarados tomaron por asalto un centro de rehabilitación para alcohólicos y drogadictos, donde mataron a ocho personas.

Días después, la Cruz Roja dejó de tratar a víctimas de ataques a tiros al recibir amenazas por radio.

La organización había ya dejado de recibir llamados de emergencia a partir de las 10 de la noche, al temer por su seguridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: