Skip navigation

A escasos 100 metros de la Casa de Gobierno, en la colonia Guadalupe, y cerca de donde hace cuatro meses se suscitó uno de los primeros enfrentamientos entre gatilleros, un grupo armado arrojó a la orilla de la calle Ruperto L. Paliza los cadáveres de dos jóvenes ejecutados a balazos y envueltos en cobijas.
Según datos de la Policía Ministerial del Estado y la Municipal, junto a los cadáveres, los sicarios dejaron un mensaje contra un sujeto identificado como “Gonzaito Araujo”, al cual amenazan y advierten que una de las víctimas es su hermano, firmado supuestamente por Arturo Beltrán Leyva.
La PME confirmó que uno de los dos occisos es Miguel Emilio Araujo, de 17 años, quien era hijo del extinto Gonzalo “Chalo” Araujo Payán, quien fuera gatillero de Ismael “El Mayo” Zambada, uno de los líderes del cártel de Sinaloa.
Al parecer, el menor fue “levantado” por sujetos armados el lunes 25 de este mes en la colonia Las Quintas, junto con otros cinco muchachos. La segunda víctima fue identificada como Rafael Valenzuela Caro, de 18 años.
Los otros cuatro jóvenes que fueron privados de su libertad y que aún permanecen desaparecidos, son Érick Jaciel Beltrán Tapia, Juan Carlos Loo Lugo, Javier Becerra Beltrán y Quintín Roberto Valdez Ramírez.
Se estableció que el hallazgo de los cadáveres fue reportado por vecinos a las corporaciones policiacas a las 6:19 horas.
Indicaron que sujetos armados que viajaban en una camioneta habían abandonado dos “bultos” a mitad de la avenida Ruperto L. Paliza, frente a una residencia ubicada entre las calles Río Culiacán y Río San Lorenzo, a escasos 100 metros de la Casa de Gobierno.
Después del reporte de los ejecutados, policías acudieron al lugar y a la orilla de la calle localizaron los cuerpos de dos personas envueltas en cobijas y atados con mecates y cinta adhesiva.
Junto a las víctimas, peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado levantaron como evidencia un mensaje escrito en un papel en donde amenazaban a “Gonzaito Araujo” e informaban que uno de los muertos era su hermano.
Personal de periciales trasladó los cadáveres al Servicio Médico Forense; mientras que la Agencia del Ministerio Público especializada en homicidios dolosos inició con las investigaciones.
Cerca del lugar, también se encuentra la casa de seguridad donde el 30 de abril se registró una balacera entre pistoleros de la banda de los Beltrán Leyva y agentes federales y del Ejército, que culminó con la captura de una docena de gatilleros y fue la primera acción violenta que inició con la ola de violencia que ya lleva 4 meses.

LAS VÍCTIMAS

OCCISOS
Miguel Emilio Araujo, de 17 años
Rafael Valenzuela Caro, de 18 años

DESAPARECIDOS
Érick Jaciel Beltrán Tapia
Juan Carlos Loo Lugo
Javier Becerra Beltrán
Quintín Roberto Valdez Ramírez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: