Skip navigation

Rubén Beltrán León, alias El Charrito, a quien en septiembre pasado, un comando armado rescató del quirófano de un hospital, fue capturado con un arsenal en Sinaloa.
El parque está compuesto por rifles AK-47, pistolas, 12 cargadores abastecidos y 300 balas de diversos calibres.

Elementos de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y militares lograron la detención del presunto delincuente, al cual se le imputan ocho asesinatos y otros delitos, entre ellos, las muertes de un agente y un comandante de la Policía Ministerial del Estado.

Al momento de su aprehensión, registrada la noche del martes en esta ciudad, Beltrán León, se encontraba en compañía de Gabino Beltrán Medrano, y ambos se ocultaban en una casa de seguridad, armados con rifles AK-47, pistolas calibre 45 y dotados de 12 cargadores abastecidos y cartuchos útiles para sus armas.

De acuerdo con la averiguación previa CUL/10/2007, abierta por la Procuraduría de Justicia del Estado, el 27 de septiembre pasado, Rubén Beltrán León, recluido en el penal de Culiacán, desde el 2005, sujeto a dos procesos penales, uno de ellos, por su presunta participación en la ejecución de los hermanos Doroteo y Arturo Álvarez Isidro, el primero agente activo de la Policía Ministerial del Estado fue trasladado al hospital civil para una intervención quirúrgica.

Según el reporte que se emitió, el interno sufría de una herida en el abdomen desde el día 7 del mismo mes, producto de un disparo de bala de sal proveniente del arma de un custodio, cuya lesión, no le fue atendida en forma adecuada.

Poco antes de ser intervenido quirúrgicamente, un grupo de 40 hombres armados vestidos de negro, sometió a custodios y a 12 elementos de la Policía Estatal Preventiva que vigilaban en nosocomio, a los cuales despojaron de sus armas, destruyeron sus radios de intercomunicación y lesionaron a tiros a un agente que intento detenerlos.

Un día después, en un camino que conduce al poblado de Tepuche, se localizó dos vehículos usados en el rescate del reo, así como las 24 armas de cargo de los doce policías estatales preventivos.

La tarde del 23 de octubre, el hermano de El Charrito, de nombre Raúl Beltrán León, de 27 años de edad, fue ejecutado a tiros, en el fraccionamiento Fovissste, cuando este conducía una camioneta de lujo, en compañía de su esposa, Estefanía Villa Ruiz, quien resulto herida en una pierna. Entre sus ropas, se le encontró una identificación, con su foto, con el nombre de Raúl Audelo García, residente de Tamazula, Durango.

Dos días después de estos hechos, en el mismo sector, cerca de las instalaciones de la Universidad Católica, el grupo de Reacción de la Policía Ministerial del Estado se topo con un grupo armado, presuntamente encabezado por El Charrito, con los que intercambiaron disparos por espacio de más de 10 minutos.

En la persecución de los delincuentes, el comandante de la unidad policíaca, Luis Rosario Medina resulto muerto y horas más tarde, una pareja fue detenida, al descubrir en su departamento de la colonia Burócratas, los rifles automáticos usados por el grupo armado.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

CULIACÁN, 23 de agosto de 2008.- Un vecino de la colonia Ignacio Allende fue acribillado esta tarde por un grupo de pistoleros que se dio tiempo para dejar un narcomensaje.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 16.15 horas en la esquina de las calles Rafael Buelna y Donato Guerra, a dos cuadras del Santuario, en pleno sector Centro.

Quien falleció en el atentado era el trailero Pedro Múñoz Sánchez de 37 años de edad, y tenía su domicilio en la calle José Felipe Valle en la colonia Allende.

Múñoz Sánchez fue sorprendido por los sicarios cuando circulaba a bordo de un Volkswagen tipo Jetta de color blanco y con placas de Sinaloa, siendo en la calle Donato Guerra donde dos vehículos intentaron cerrarle el paso pero aceleró intentando escapar, con la mala fortuna de que chocó contra un carro Chevrolet Aveo blanco del año que portaba placas de Sonora.

Fue en ese momento y circunstancia en que los pistoleros decidieron bajar de sus unidades para acribillar al trailero.

Los asesinos huyeron del lugar mientras que Muñoz Sánchez quedó muerto en el asiento del copiloto a consecuencia de una gran cantidad de balazos que lo alcanzaron.

A partir de ese momento se inició un despliegue policiaco por tierra y aire, pero hasta el cierre de la presente información no se había logrado la captura de nadie.

En el pavimento, cerca de la puerta del carro que conducía la víctima, se encontró un narcomensaje escrito en un pedazo de cartón con tinta roja que decía así: “Ya sabemos que estas remontado culon baja para Culiacán a pelear, no seas culon atte El Chopitas y el LP. Cuidate Ondeado y tu gente también”.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Asesinan a dos reos
Uno era hermano de ´El Charrito´; hieren a golpes a un custodio

Dos reos federales vinculados con la banda que comandaba Jorge Rubén Beltrán León, “El Charrito”,
fueron ejecutados en el penal de Aguaruto por un grupo contrario de reclusos.
En el ataque resultó herido a golpes un agente de la Policía Estatal Preventiva y se detuvo a uno de los presuntos responsables, quien según las autoridades penitenciarias confesó haber perpetrado el doble asesinato.
Ricardo Serrano Alonso, subsecretario de Prevención y Readaptación Social de la SSPE, confirmó que uno de los muertos se llamaba Francisco Javier León Núñez y/o Francisco Javier Beltrán Núñez y/o Francisco Javier Beltrán León, de 24 años, hermano de “El Charrito”; y Alfonso Reyes Ochoa, de 34.
Ambos sujetos fueron detenidos el pasado 2 de agosto tras enfrentarse a balazos con elementos de una BOMU en la Colonia Vicente Lombardo Toledano, donde resultaron heridos de gravedad.
El agente que resultó con golpes se llama Constantino Acosta, quien se desempeña como custodio del centro penitenciario, el cual fue trasladado a un hospital.
El arrestado y presunto asesino confeso se llama Óscar López López, de 50 años, quien según la Procuraduría General de Justicia del Estado es multihomicida, secuestrador y robacarros.
La información proporcionada por el funcionario estatal establece que el ataque se registró a las 19:00 horas en el área de enfermería, a donde los ahora occisos habían acudido a revisión médica debido a las heridas que sufrieron el día en que fueron detenidos, tras el enfrentamiento con integrantes de la BOMU 1.
Francisco Javier y Alfonso eran vigilados en ese lugar por al menos tres custodios, cuando de pronto llegaron cuatro reos, uno de ellos armado, y tras someter a los celadores de la PEP y herir a uno de ellos a cachazos, descargó contra los lesionados el cargador de una pistola calibre .380, matándolos al instante.
De inmediato se formó un dispositivo de seguridad que terminó con la captura de López López.
El primero de los sicarios asesinado ingresó al penal el 15 de agosto, y el segundo el 7 del mismo mes.
León Núñez y/o Beltrán Núñez tenía tres procesos judiciales por homicidio doloso, portación de arma de fuego, posesión de cartuchos y delitos contra la salud en la modalidad de posesión de mariguana.
Reyes Ochoa tenía dos procesos judiciales en su contra por portación ilegal de arma de fuego, delitos contra la salud y homicidio doloso.
Las autoridades investigan la participación de otros reos en el atentado y deslindar responsabilidades.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Decapitado, encobijado, amarrado de pies a cabeza con un mecate color naranja y con un “narcomensaje” escrito en la tapadera de una hielera, fue encontrado un desconocido en uno de los andenes de la terminal de camiones foráneos que se localiza en el mercadito Rafael Buelna.
Con éste suman dos los cuerpos que son hallados en una semana en el mismo sitio y con las mismas características.
El hallazgo del cuerpo se realizó a las 5:20 horas, establece la información proporcionada por las autoridades ministeriales, el cual se encontraba envuelto en un cobertor negro con blanco, con la figura de un tigre, con la cabeza recargada en uno de los andenes de la terminal de camiones del mercado en mención, ubicada en calle Benito Juárez, entre callejón Hermenegildo Galeana y Granados, en el Centro.
Sobre el cuerpo estaba la tapadera de una hielera de “hielo seco” color blanco, en la cual estaba escrito un mensaje dirigido contra Jorge Rubén Beltrán León, alias “El Charrito”, en el que se hacía referencia al asesinato de un hermano de éste, cometido la noche del lunes en el penal de Aguaruto, donde también murió uno de sus cómplices.
Personal de la PGJE informó horas más tarde que el sujeto se encontraba desnudo, con la cabeza cercenada, y adentro del bulto.
Hasta el momento se desconoce la identidad de la víctima, y sólo se conoce que una parte del narcomensaje decía: “poco te duró el gusto, Charrito, esto es por lo que le hiciste a mi familia hace unos meses. Atentamente El Ondeado”.
Militares y elementos de las distintas corporaciones policiacas acudieron al sitio del hallazgo y acordonaron el área.
Hasta el momento se desconoce la identidad de la persona hallada sin vida.
El lunes 2 de septiembre fue localizado otro ejecutado en los andenes del mercadito Rafael Buelna.
El cadáver estaba semidesnudo, esposado de los pies y manos, sobre dos lonas; además tenía una víbora muerta en la pierna derecha, así como un “narcomensaje” en contra de los hermanos Beltrán Leyva.
Seis horas más tarde, a dos cuadras del lugar, fue asesinada otra persona en la central de Autotransportes Líneas de Oriente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: