Skip navigation

Narcotraficantes mexicanos planeaban atentar contra el actor argentino Mariano Martínez para silenciar a su padre, uno de los detenidos en una causa judicial por tráfico de efedrina para la fabricación de drogas sintéticas, informa hoy el diario La Nación, que cita investigadores del caso.

La amenaza pesaba sobre Ricardo Martínez, padre del actor, hace 45 días, cuando había desaparecido un cargamento de efedrina que habían comprado los narcotraficantes mexicanos, el aparente motivo del asesinato de tres hombres vinculados al negocio farmacéutico, dijeron las fuentes.

Ricardo Martínez fue apresado hace diez días, luego de que uno de los detenidos en la causa y un testigo lo acusaran de haber intentado enviar metanfetaminas a México y de venderles efredina a los empresarios asesinados a balazos en General Rodríguez, a las afueras de Buenos Aires, en agosto pasado.

Mariano Martínez, de 30 años, ganó popularidad en la serie “son de fierro”, de la televisión argentina, y la detención de su padre le causó tal depresión que fueron levantada la temporada de la obra “Closer” en un teatro de Buenos Aires, en la que el actor era uno de los protagonistas.

El padre del artista ha negado esos cargos y es uno de los diez detenidos, entre argentinos y mexicanos, a disposición del juez federal Federico Faggionatto Márquez, quien investiga los homicidios y una red presuntamente vinculada al cartel mexicano de Sinaloa.

Por el triple asesinato, el juez dispuso la semana pasada la detención del mexicano Rodrigo Pozas Iturbe, considerado uno de los líderes de la banda de narcotraficantes que actuaba en este país.

Pozas Iturbe, quien se había instalado en un lujoso barrio del norte de Buenos Aires, es señalado como el nexo entre los vendedores locales de efedrina y los carteles mexicanos que controlan el negocio de la producción de drogas sintéticas en su país, según fuentes policiales citadas hoy por el diario bonaerense Crítica.

De acuerdo a esas fuentes, a Pozas Iturbe se le incautó documentación sobre precursores químicos para fabricar drogas y las reglamentaciones internacionales y argentinas contra el tráfico ilegal de esas sustancias.

Faggionatto Márquez ha gestionado la extradición desde Paraguay del mexicano Jesús Martínez Espinoza, detenido en ese país a comienzos de mes y a quien se acusa de ser el jefe de la banda de narcotraficantes que actuaba en Argentina.

El magistrado sospecha que el presunto líder de la banda se fue de Argentina en julio pasado, un día antes de que la policía desbaratara un laboratorio clandestino de drogas de diseño en las afueras de Buenos Aires, en el que detuvieron a nueve mexicanos y un argentino.

Fuentes judiciales han informado de que el juez comprobó que existían contactos entre la organización presuntamente comandada por Martínez Espinoza y los empresarios Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, cuyos cadáveres fueron hallados acribillados a balazos el 13 de agosto en un descampado de General Rodríguez.

El caso desembocó en un endurecimiento de los controles sobre el comercio de productos farmacéuticos después de que varios expertos coincidieron en que Argentina se había convertido en terreno fértil para el tráfico ilegal de sustancias usadas en la elaboración de drogas sintéticas.

One Comment

  1. hay un profugo de la justicia argentina es alejandro rocha mendoza que tanbien complise de los asesinatos por que el llego un dia antes de la dentencion de sus hermanos vino atraer droga vive san ignacio 116 col. coecillo leon gto. mexico


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: