Skip navigation

La organización criminal de Ismael “El Mayo” Zambada logró usar a la Policía Federal Preventiva (PFP) como si fuera uno de sus brazos operativos en la guerra que libra contra sus antiguos socios, los hermanos Beltrán Leyva.

Según consta en la indagatoria PGR/SIEDO/UEIDCS/359/2008, la célula que comandaba en el Distrito Federal Jesús Zambada García “El Rey”, hermano de “El Mayo”, pagaba hasta 500 mil dólares bimestrales a mandos de la corporación.

Según Zambada Reyes, “hay más gente involucrada, es decir funcionarios a los que se les daba un pago quincenal o mensual”. Pero no precisa todos los nombres.

Respecto a los señalados, Zambada dice que a cambio del dinero, la Policía intervenía teléfonos de los Beltrán, realizaba “levantones”, cateaban los domicilios que les proporcionaban los capos contra aquellos y permitían que un operador de “El Mayo” Zambada interrogara a los narcos rivales detenidos.

El 20 de octubre, cuando “El Rey” fue capturado en la Colonia Lindavista junto con 15 presuntos cómplices, dos de ellos decidieron que no irían a la cárcel y colaboraron con las investigaciones de la PGR.

Uno de ellos fue su hijo Jesús Zambada Reyes, de 21 años, y el otro, su hijastro Ricardo Flores Quintana o Richard Arroyo Guízar “El Richard”, de 31, este último el número dos de la célula de “El Rey” y quien pagaba los sobornos a funcionarios.

El hijo declaró ministerialmente que “El Rey” entregó a la Policía Federal la información para catear la casa del Desierto de Los Leones, donde el 19 de octubre escapó un socio de los Beltrán, el colombiano Mauricio Harold Poveda, “El Conejo”.

Pero también reveló que fue su padre quien el 7 de mayo avisó a la policía de la Secretaría de Seguridad Pública federal del paso por Cuernavaca de Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, para montar el operativo de captura del que “El Barbas” logró escapar.

Zambada Junior afirma que uno de los conductos para entregarle estas informaciones a la corporación era Édgar Enrique Bayardo del Villar, inspector adscrito a la Sección de Operaciones de la corporación.

“Mi papá le daba direcciones para que fuera a reventar los domicilios proporcionados, por ejemplo la persecución en Cuernavaca para atrapar a Arturo Beltrán Leyva, en donde logró escapar, y después Ballardo (sic) colaboró para detener a gente de los Beltrán Leyva en la fiesta del Desierto de Los Leones, ocurrida en días pasados”, declaró el hijo de “El Rey”, el 21 de octubre.

El operativo de Cuernavaca, donde escapó “El Barbas” y detuvieron a 9 de sus sicarios, lo encabezó el entonces jefe de la Policía Federal, Édgar Millán, quien horas después de esta acción fue asesinado en su casa.

En tanto, el cateo e intervención de la residencia del Desierto de Los Leones, donde fueron detenidas 24 personas, la dirigió su sucesor Gerardo Garay Cadena, quien está arraigado por la sospecha de robarse dos maletas con 500 mil dólares y joyas por 120 mil dólares en el operativo.

De acuerdo con el hijo de Zambada, Ricardo Flores “El Richard” -quien era el responsable también de programar los calendarios de los barcos atuneros que transportaban la cocaína desde Colombia y Venezuela a Mazatlán- mantenía los tratos con los jefes policiacos de la SSP.

“‘El Richard’… (también) organiza los operativos para capturar a los grupos contrarios, los cuales cuando estaban ya detenidos él acudía a la interrogación, así como a la administración de los recursos financieros”, agrega Jesús Zambada Reyes, según consta en la averiguación a la que tuvo acceso REFORMA.

La supuesta participación de “El Richard” en los interrogatorios policiacos a narcotraficantes, era amplia, agrega el hijo de “El Rey”.

“En el supuesto de que fuera detenido (por la Policía Federal) algún integrante de las bandas contrarias, como lo son ‘Los Zetas’, los Beltrán Leyva, Carrillo Fuentes, se les entregaba a la organización de los Zambada para que fueran interrogados por ellos y sacar la mayor información de utilidad para llegar a la localización de alguna cabeza de las organizaciones contrarias”, señala.

Nacido en California e hijo de una colombiana, “El Richard” identificó en álbumes fotográficos presentados por la autoridad ministerial a varios mandos y agentes de la Policía Federal, a quienes entregó hasta 500 mil dólares en una casa de seguridad de los Zambada en Las Lomas de Chapultepec.

Identificó, por ejemplo, a los agentes Jorge Cruz y Fidel Hernández, además de Bayardo, adscritos a la Sección Tercera de Operaciones del Estado Mayor, convertida en la actual administración en la División Antidrogas de la Policía Federal.

“Se llama Fidel –dijo señalando su foto– del cual no recuerdo sus apellidos, pero sin temor a equivocarme lo identifico como elemento de la Policía Federal, el cual brinda protección a la organización criminal de ‘El Rey Zambada’ y servía para intervenir los teléfonos para ubicar a los contrarios, así como brindar protección y a quien en alguna ocasión le entregué 500 mil dólares como a mediados de enero o febrero de este año, junto a Jorge y Bayardo ‘El Jugos’ en una oficina de Bosques de Las Lomas”, relató.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: