Skip navigation

Antes de suceder a Édgar Millán como comisionado de la Policía Federal, Víctor Gerardo Garay ya tenía vínculos con narcotraficantes y dejó escapar en varias ocasiones al capo Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, de acuerdo con testimonios de sus ex subordinados.

Coincidentemente, después de los operativos frustrados contra Beltrán, fueron asesinados en distintas fechas dos funcionarios de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal: Roberto Velasco y Édgar Millán.

Según los testimonios, justo hace un año, Garay ordenó desmontar un operativo que organizó Velasco, director de Combate contra la Delincuencia Organizada de la Policía Federal, quien estaba listo para entrar a una mansión del Pedregal donde se hallaba “El Barbas”.

La declaración ministerial del agente Fidel Hernández señala que, en diciembre de 2007, los efectivos de la PFP tenían rodeado un domicilio en la calle de Escarcha.

Sin embargo, aseguró Hernández, Garay les dio la indicación: ‘No, aguanten.

Vamos a esperarnos más adelante’, y desmovilizó a todos los efectivos.

Velasco se molestó con Garay, de acuerdo con los testimonios, porque el repliegue permitió la huida de Beltrán Leyva. Fue ejecutado cinco meses después.

En enero de 2008, la PFP regresó a catear la misma casa, pero estaba vacía.

El agente Jorge Cruz declaró: “El maestro Garay empezó a tomar dinero mencionando que era ‘botín de guerra’ y llamó a sus personas de confianza, uno de ellos Valdez, su escolta, para que se llevaran dinero, que el dinero que Garay se llevó se lo echó dentro del chaleco y dentro del pantalón a la altura del cinturón”.

Después refiere: “(Garay) me dijo ‘vas, George, éntrale’, a lo que respondí que no”.

Según declaró a su vez Édgar Bayardo, inspector de operaciones de la PFP, Garay se robó entre uno y 2 millones de dólares y un lingote de oro.

El 7 de mayo, Garay dejó escapar de nuevo a Beltrán durante un operativo en Morelos. Según declaró Bayardo, el dato de ubicación de “El Barbas” fue proporcionado a la Policía por Jesús “El Rey” Zambada, narco enemigo de los Beltrán.

“Se dio el enfrentamiento donde perdieron la vida dos compañeros de la Policía Federal, dándose a la fuga Arturo Beltrán Leyva. En ese momento, nosotros teníamos ubicados varios domicilios de allí, y se concentró toda la gente, y llegó la instrucción del maestro Garay de regresarse”, relata Cruz.

Beltrán volvió a escapar, y horas después fue asesinado Édgar Millán, comisionado de la PFP.

El Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, nombró a Garay como sucesor de Millán.

2 Comments

  1. http://fredalvarez.blogspot.com/2008/12/orga-en-el-desierto-de-los-leones.html aqui esta un relato de lo que sucedio en la Hacienda del desierto de los Leones

  2. PUES EN MI HUMILDE OPINION QUE LO CUELGUEN DE LOS WEBOS, Y DESPUES DE UN RATO QUE LO MATEN, COMO HACE ESA BOLA DE ASESINOS…..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: