Skip navigation


Luego de violar la ley en Estados Unidos, fue “premiado” en México.

Se trata de Carlos Alberto Flores, un mando policiaco de Baja California que fue destituido de su cargo por la compra ilegal de armas en Arizona y ahora es jefe de inteligencia y espionaje de la Secretaría de la Función Pública (SFP).

En septiembre de 2007, cuando Flores era director de la Policía Estatal Preventiva, fue detenido al salir de una feria de armas en Phoenix con tres pistolas de 9, 40 y 45 milímetros y unos 500 proyectiles.

Lo acompañaban un oficial de la Policía estatal, Guillermo Valle Medina, y el ex capitán del Ejército José Santos Cortés González, quien se desempeñaba en ese momento como agente de la Policía Federal Preventiva (PFP).

Flores fue acusado de conspiración y conducta dolosa por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés) por violar una norma que prohíbe a extranjeros adquirir armas de fuego.

Tuvo que garantizar una fianza de 2 mil dólares para ser liberado.

En aquella ocasión, Tom Mangan, vocero de la ATF, dijo que los tres agentes mexicanos cruzaron la frontera de Calexico, California, en un vehículo policiaco y manejaron hasta Phoenix.

Los funcionarios afirmaron que estaban comprando armas para su uso personal y que acordaron con el vendedor mantener contacto para comprarle en el futuro.

Según un reporte oficial, elementos de Inmigración y Aduanas monitoreaban la exhibición y observaron cuando Cortés negociaba el precio de las armas con el vendedor.

Después, Flores y el agente Valle se encontraron con Cortés y continuaron comprando municiones y aditamentos para las armas.

“Es irónico que estamos recibiendo una gran cantidad de críticas en relación con nuestros esfuerzos para detener la marea de las armas ilegales, pero aquí tenemos a tres oficiales tratando de comprar armas de manera ilegal”, denunció en aquella ocasión el funcionario de la ATF.

Una semana después del incidente en Phoenix, el jefe policiaco fue cesado por la Secretaría de Seguridad Pública bajacaliforniana.

Luego, a principios de 2008, estuvo unas semanas en la SSP federal como director “A” de Investigación en el Órgano Interno de Control.

Y ahora Flores rastrea a funcionarios del Gobierno federal.

El 15 de enero de 2009 fue nombrado director de análisis e integración de la Dirección General de Información e Integración de la SFP, con sueldo de 153 mil pesos al mes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: