Skip navigation

En tan sólo dos años, Sigifredo Nájera Talamantes, alias “El Canicón”, erigió una célula criminal en Nuevo León, a base de amenazas, secuestros, extorsión, ejecuciones y su infiltración en las corporaciones policiacas.

Luego de que en abril del 2007 el Ejército detuvo a Eleazar Medina Rojas, alias “El Chelelo”, principal operador del Cártel del Golfo en la entidad, Nájera Talamantes ocupó su lugar.

“El Chelelo” controlaba la célula de “Los Zetas”, quienes disputan el control de la entidad con sicarios del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, según informes de la PGR.

Sin embargo fue hasta el 4 y 5 junio del 2007, en dos diferentes ejecuciones en las colonias Altavista y Burócratas Municipales cuando grupos rivales evidenciaron la presencia de “El Canicón” como encargado de la plaza.

En los cuerpos los sicarios dejaron recados con amenazas al Cártel del Golfo.

“Hay 1,000,000 de dólares por El Canicón, Miguel Treviño, Omar Treviño, Sigi, Coy, Gory y Lazcano, de perdido mándalos con dinero”, rezaba parte del recado.

El 25 de septiembre del 2007, en una balacera, militares detuvieron a 9 sicarios en Apodaca y rescataron a nueve secuestrados que se presume eran gente de “El Canicón”.

Un lugarteniente de Nájera Talamantes que estuvo operando en Nuevo León, Octavio Almanza Morales, alias “El Gori 4”, ex militar, fue capturado el 9 de febrero en Cancún, Quintana Roo.

Las autoridades implicaron a ambos en las ejecuciones de nueve militares, registradas entre el 17 y el 22 de octubre de 2008 en Monterrey.

El 22 de enero la banda de “El Canicón” sufrió más bajas con la detención del elemento de Seguridad Pública del Estado, Rolando Alfonso Villalobos Cruz, y otros 11 hombres.

Un comunicado de la Sedena confirmó las detenciones en una quinta ubicada en Juárez 191 en el poblado El Yerbaniz, donde aseguraron armamento, drogas, equipos de comunicación y tres camionetas.

Todos estaban dedicados al secuestro y venta de droga, bajo las órdenes de “El Canicón”.

Otro golpe de los militares a la banda del presunto narco se registró apenas el 7 de marzo con el arresto del principal distribuidor de drogas en el Barrio Antiguo, Daniel Ulises Galicia Osorno, alias “El Dany”.

Las autoridades militares comunicaron que “El Dany” aceptó ser el autor del crimen de Martín Alejandro Paredes Cataldi, capitán de meseros de el antro UMA Bar, cometido el 27 de diciembre del año pasado.

“El Dany” reveló a los militares que actuó por ordenes de su jefe: Sigifredo Nájera Talamantes.

Paredes Cataldi era cuñado de Walter Gaitán, ex jugador de los Tigres y del Necaxa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: