Skip navigation

Tag Archives: DF

La Aduana del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) detectó más de 630 kilos de cocaína oculta en rollos de polietileno, procedentes de Colombia, informaron autoridades aduaneras.

Detallaron que la detección del cargamento se dio en respuesta a las acciones de inteligencia en materia de comercio exterior y “gracias a la buena coordinación entre la Policía Nacional de Colombia y la Administración General de Aduanas para la detección de contrabando y mercancía ilícita”.

Agregaron que los hechos cuando personal de la Aduana realizó la inspección con ayuda del equipo de rayos gamma, de un cargamento de rollos de polietileno, detectándose que dentro de los mismos se observaban características diferentes a las habituales en ese tipo de mercancía, por lo que se procedió a abrir los rollos.

Una vez abiertos los rollos, dijeron, se encontraron paquetes envueltos en cinta canela, los cuales fueron analizados con el detector de moléculas denominado phazir, confirmándose que se trataba de cocaína con un peso aproximado de 630 kilos.

Añadió que en el operativo que se realizó para asegurar este cargamento de cocaína, participaron elementos de la Procuraduría General de la República y de la Policía Federal.

La droga se puso a disposición del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, para los fines legales que, en su caso, resulten procedentes.

Altos mandos de la PFP habrían “vendido” al narcotráfico el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para que opere sin problemas el tráfico de drogas, motivo por el que son investigados por la PGR, confirmaron fuentes cercanas a las indagatorias.

Entre los investigados se encuentran Francisco Navarro, jefe de Operaciones Especiales de la SSP, presentado ayer ante la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

Navarro es considerado el más cercano colaborador del Comisionado de la PFP, Víctor Gerardo Garay Cadena. Tiene grado de Comisario en Jefe y es el titular de Operaciones Especiales, área que atiende las peticiones de investigación de la propia Subprocuraduría.

Uno de sus subordinados, Édgar Enrique Bayardo del Villar, inspector adscrito a la Sección Tercera (de operaciones) de la PFP, fue puesto a disposición de la SIEDO desde la semana pasada y arraigado por 40 días.

El propio comisionado Garay Cadena compareció el miércoles ante la Subprocuraduría y, según las fuentes, aún no abandona las oficinas de la dependencia.

El control del aeropuerto es estratégico para los grupos criminales, particularmente en la descarga de narcóticos de vuelos procedentes de Sudamérica, Europa y Asia, regiones productoras de cocaína y precursores químicos.

Los mayores aseguramientos de estas drogas en los aeropuertos del País se han dado en la terminal de la Ciudad de México, tanto en pista como en la zona de aduanas, y también se han detectado embarques de dinero a Colombia.

En la actual Administración, de acuerdo con cifras de la Policía Federal, han sido aseguradas en el AICM 10.5 toneladas de efedrina y pseudoefedrina, además de 2.1 toneladas de cocaína y 2.8 millones de dólares.

El 20 de octubre, día de la captura de Jesús Zambada García, “El Rey”, la SIEDO llamó a declarar a tres testigos protegidos para que ratificaran sus señalamientos contra funcionarios de la PFP que, presuntamente, brindaban protección a las operaciones ilegales del Cártel de Sinaloa en el aeropuerto capitalino.

La Policía Federal inició esta semana la rotación de más de 500 elementos de la Coordinación de Seguridad Regional adscritos a los aeropuertos del País bajo su resguarda.

Con el nombre de “Jossac” y desde su habitación del hotel Aranjuez, en Calzada de Tlalpan, Jesús Reynaldo Zambada, El Rey, planeó el atentado contra el director de la Policía Sectorial, Julio César Sánchez Amaya, ex Jefe Pegaso, según una de las líneas de investigación más consolidadas.

El Rey, detenido el lunes pasado en la ciudad de México, es hermano del líder del cártel de Sinaloa, Ismael El Mayo Zambada.

Se pudo constatar, con base en la indagatoria FACI/50/T3/00210/08-02, que en los primeros meses del año Jesús Zambada ocupó la habitación 2002 junto con otras personas, entre ellas una mujer identificada como Érika, de unos 21 años.

De los 250 nombres que aparecen en una lista de clientes registrados del 10 al 14 de enero de 2008 —la mayoría falsos—, solamente el de “Jossac”, a secas, está anotado los cuatro días, por lo que las autoridades establecieron que ese sobrenombre utilizó El Rey.

Cabe recordar que el 22 de octubre pasado, cuando fue detenido Jesús Zambada, dijo llamarse Víctor Rosas Montes, ya que gusta de cambiarse el nombre y los apodos.

Manuel Pérez González, representante legal del hotel Aranjuez, se declaró incompetente para presentar grabaciones con los clientes que estuvieron hospedados los días referidos, ya que el inmueble sólo cuenta con circuito cerrado de televisión.

La relación de nombres fue solicitada por la policía capitalina, luego de que Tania Vázquez, una de las presuntas implicadas en el bombazo del 15 de febrero, declaró que acudió al Aranjuez junto con Daniel Ramírez Ávila, El Nazi, para entregar dos cajas a El Patrón.

En un trabajo en serie que este diario publicó sobre el bombazo, Vázquez manifestó que conoció en el hotel Aranjuez a El Patrón, a quien describió “como un hombre de 1.60 de estatura, con barba, mucha papada, complexión robusta, piel apiñonada y gordo, más bien panzón”.

El jueves pasado, el procurador capitalino, Miguel Mancera, informó que la descripción de Vázquez permitió a las autoridades hacer un retrato hablado del supuesto jefe de la banda, que coincide con los rasgos de El Rey, por lo que de nuevo sería interrogada para corroborar el dato.

El Procurador General de la República, Eduardo Medina Mora, informó este miércoles que se investiga la relación de Jesús Reynaldo Zambada García, alias “El Rey”, en los hechos de violencia registrados en el Distrito Federal en los últimos meses.

Entre estos hechos, indicó en conferencia de prensa, está la explosión ocurrida el 15 de febrero en la Colonia Roma y que presuntamente tenía como objetivo atentar contra la vida del subsecretario de Seguridad Pública del DF, Luis Rosales Gamboa.

Medina Mora señaló que también se indaga si participó en las decapitaciones de varios empleados de empresas aduanales asentadas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El funcionario dijo que uno de los integrantes de la célula de “El Rey” tuvo relación con Martín Montes Garfias, el ex policía federal vinculado con el asesinato del ex coordinador de Seguridad Regional, Edgar Millán.

“El Rey” Zambada, dijo, también está relacionado con el ganadero Rogaciano Alba Álvarez y la violencia que recientemente se ha registrado en el Municipio de Petatlán, Guerrero, derivada de la disputa que tiene el Cártel de Sinaloa con los “Zetas” por el control de la Costa Grande.

También es el principal responsable del Cártel del Pacífico para las operaciones de trasiego de droga en la Ciudad de México y en los distintos Estados que confluyen en la capital del País, comentó Medina Mora.

Su nombre, resaltó el Procurador, ha sido mencionado y ha aparecido en mensajes en distintos cadáveres hallados en el Distrito Federal, Estado de México y Morelos.

“Jesús Reynaldo Zambada García es uno de los detenidos más destacados dentro de la Administración del Presidente Felipe Calderón”, afirmó.

Al final de la conferencia de prensa fueron presentados a los medios de comunicación los 16 detenidos tras una balacera el pasado lunes en la Colonia Lindavista, entre los que además de encuentra Juan José Parra Zambada y Jesús Zambada Reyes, quienes son sobrinos de Ismael “El Mayo” Zambada, capo del Cártel del Pacífico.

Marisela Morales, subprocuradora de la SIEDO, confirmó en conferencia que Reynaldo Zambada, alias “El Rey”, detenido tras una balacera el pasado lunes en Lindavista, es hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, presunto líder del cártel de Sinaloa junto con Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Entre los detenidos también se encuentra Ricardo Flores Quintana o Ricardo Arroyo “El Richard”, de California, Estados Unidos, brazo derecho de Jesús Zambada, hijo de su actual esposa, así como su hijo.

También fue identificado Jesús Zambada Reyes, sobrino de “El Mayo” y, presunto hijo de “El Rey”, y tres elementos de la Policía Federal Preventiva, Agencia Federal de Investigación y Policía Ministerial mexiquense.

El grupo de reos que fueron trasladados la mañana de este miércoles del Reclusorio Preventivo Sur al Reclusorio Norte pertenecen a la banda de “Los Tijuanos”, que tiene nexos con el cártel de los hermanos Arellano Félix.

Así lo indicaron fuentes de la subsecretaría del sistema penitenciario, quienes señalaron que los nueve internos están acusados de delincuencia organizada, privación ilegal de la libertad, homicidio y delitos contra la salud.

Alrededor de 110 elementos de distintas corporaciones locales y federales los trasladaron al Reclusorio Norte para que estuvieran presentes en una diligencia en el Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales; es decir que al término de la audiencia regresarán al Reclusorio Sur, donde ocupan celdas del módulo de máxima seguridad.

Las fuentes indicaron que se extremaron las medidas de seguridad durante el traslado por las recientes detenciones de presuntos narcotraficantes del Cártel de Sinaloa.

La AFI detuvo a 8 sujetos como presuntos responsables de la balacera ocurrida en Zacatenco durante un operativo de la SIEDO en el que un grupo de agentes hacían un seguimiento de dos automóviles sobre la avenida Wilfrido Massieu.
Una camioneta Suburban de la AFI estaba apunto de alcanzar a uno de los vehículos cuando los ocupantes se dieron cuenta de que eran seguidos y abrieron fuego contra los agentes federales.

En los primeros instantes uno de los detenidos intentó arrojar una granada de humo y otra de tipo ofensiva a la camioneta de la AFI, pero fue sometido por los agentes.

Al menos otros cuatro sujetos intentaron huir hacia la calle de Santa Bárbara pero fueron detenidos por los Policía Federales y por elementos de la SSP capitalina.

En este lugar ubicado frente al IPN, al norte de la ciudad, la SIEDO realizaba un operativo de seguimiento contra elementos de un cártel, pero los sujetos se percataron de que eran vigilados y enfrentaron los elementos de la PGR.

A las 4:25 de la tarde los ocho detenidos fueron subidos a dos camionetas tipo Van color blanco de la SIEDO y conducidos a sus instalaciones en Violeta y Reforma.

La Policía Federal desarticuló una célula integrada en su mayoría por colombianos que traficaban cocaína desde el país sudamericano para los hermanos Beltrán Leyva, capos del narcotráfico, informó el subsecretario de Estrategia e Inteligencia Policial, Facundo Rosas.

Indicó que fueron detenidas 15 personas en un inmueble del Desierto de los Leones, en Álvaro Obregón, durante una fiesta, luego que indagatorias arrojaron que ahí se reunirían.

De los detenidos, 11 son colombianos, dos mexicanos, uno uruguayo y un estadounidense.

El líder del grupo y quien tenía el vínculo directo entre el Cártel colombiano del Norte del Valle y los Beltrán Leyva fue identificado como Teodoro Fino, alias “El Gaviota”, agregó el funcionario federal en conferencia de prensa.

Por su parte, la subprocuradora de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada de la PGR, Marisela Morales, mencionó que esta célula traficaba alrededor de 500 kilos de cocaína mensualmente al País vía marítima y se encargaba de enviar dinero producto de las negociaciones.

La titular de la Siedo calificó la desarticulación del grupo como un importante golpe al tráfico de cocaína entre los dos países.

Entre los colombianos se encuentran tres mujeres, a las cuales se indagará su participación.

“Es una detención que es importante, ya que con esto se rompe un eslabón de la logística de abasto de cocaína para los cárteles mexicanos”, dijo.

La subprocuradora agregó que solicitarán a un juez el arraigo de los detenidos para ampliar la investigación en su contra.

Un grupo de presuntos integrantes del Cártel del Golfo fue detenido hoy en el Distrito Federal por policías de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

De acuerdo con los primeros informes, serían 7 los sujetos que fueron detenidos alrededor de las 17:00 horas en un operativo en la esquina de Liverpool y Niza, en la Colonia Juárez de la Delegación Cuauhtémoc, a unas cuantas cuadras de la Secretaría de Seguridad Pública del DF.

Al lugar llegaron varios elementos de la SIEDO para detener a los presuntos integrantes de dicho grupo criminal.

Durante el dispositivo, se detuvo a un hombre que, al parecer, portaba un uniforme policiaco del que no se dieron mayores características y que tenía algunas credenciales falsas.

Los detenidos fueron trasladados a las instalaciones de la SIEDO.

La Procuraduría General de la República identificó como supuestos integrantes de “Los Zetas”, brazo armando del Cártel del Golfo, a los siete individuos detenidos esta tarde en un restaurante de la Zona Rosa.

Los detenidos fueron identificados con los nombres de Pedro Morquecho Morales, Gastón Morquecho Morales, Rogelio Pérez Santiago, Hugo Enrique Santiago Avilés, Víctor Fernández Lastra, Rafael Melgarejo Reyes, y Gustavo Palacios González.

La PGR indicó que la detención se llevó a cabo debido a que una denuncia anónima refirió que en un restaurante de la Ciudad de México estarían reunidos integrantes de “Los Zetas”.

Los detenidos se encuentran en las instalaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), rindiendo su declaración.

La captura de los sospechosos se llevó a cabo en el restaurante de mariscos Los Arcos, ubicado en la esquina de Liverpool y Niza, en la Colonia Juárez, de la Delegación Cuauhtémoc.

En las instalaciones de la SIEDO rinde declaración Alfredo Rangel Buendía, alias “El Chicles”,
considerado uno de los principales operadores de Heriberto Lazcano, “El Lazca”, presunto jefe de “Los Zetas”, y de Miguel Angel Treviño Morales, alias “El 40″.

También declaran sus cómplices Norberto Estevez Alvarez, Alberto Velásquez Núñez, Francisco Cárdenas Bravo, Eduardo Villanueva Orozco, Jorge Ramírez Alvarez y Eduardo Gabriel Heyer Ortiz.

En las próximas horas el agente del Ministerio Público Federal adscrito a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en
Delincuencia Organizada (SIEDO) determinará la situación jurídica de los detenidos, quienes podrían ser arraigados o bien consignados a un penal de alta seguridad.

Rangel Buendía y los integrantes de su célula criminal fueron detenidos por agentes federales el jueves pasado en la colonia Del Valle, cuando viajaban armados en un vehículo BMW, placas 592 VSJ y un auto Bora matrícula 133 VZB del Distrito Federal.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal informó que al momento de su captura se les encontraron varios fusiles AK-47, 93 cargadores, cuatro granadas de fragmentación, un revólver y cuatro teléfonos celulares, entre otras cosas.

De acuerdo con las investigaciones “El Chicles” fue comisionado por Treviño Morales para establecer un centro de operación en la zona metropolitana, así como ubicar y eliminar a Jesús Méndez Vargas, alias “El Chango Méndez”, y Nazario Moreno, “El Loco”, principales líderes de la organización criminal denominada “La Familia”.

Esa orden fue dada porque dichos sujetos habían traicionado a “Los Zetas”, grupo armado del cártel del Golfo, el cual durante mucho tiempo fue dirigido por Osiel Cárdenas Guillén, quien el año pasado fue deportado a Estados Unidos.

Rangel Buendía está presuntamente relacionado con el levantamiento y ejecución de cuatro agentes federales en 2002 y
también se le vincula con una balacera ocurrida en Reynosa, Tamaulipas, el pasado 8 de enero en el exterior del hotel Virrey,
donde perdieron la vida dos agentes federales.

De acuerdo con las investigaciones, en este enfrentamiento “El Chicles” resultó herido por la explosión de una granada de
fragmentación, lo cual le provocó la pedida del ojo derecho y múltiples fracturas en ambas piernas.