Skip navigation

Tag Archives: Edomex

Elementos de la Policía Federal detuvieron a Héctor Manuel Oyarzabal Hernández, alias “El Héctor”, presunto integrante de la “Familia Michoacana” y encargado de las plazas de Ixtapaluca, Chalco, Valle de Chalco y Ozumba en el Estado de México.

En un comunicado, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal informó que los hechos ocurrieron la víspera en las inmediaciones de la calle Francisco I. Madero, colonia Casco San Juan, Municipio de Chalco, donde se detectó la presencia de gente armada, por lo que se procedió a realizar un operativo.

En ese lugar además de Manuel Oyarzabal fueron detenidos sus cómplices Marco Vinicio Díaz Ramírez, la “Bruja” ; Rogelio Andrés Peñaloza Solórzano, el “Roger” ; Reyez Quiroz Miranda, el “Gafe” , Ignacio Rodríguez Velázquez, José Camacho Solorio, Galberto Pérez Sánchez y Cristobal Espejel Soto.

Estos sujetos se encargaban de suministrar droga al narcomenudeo, realizaban secuestros y extorsiones a los comerciantes de la zona y algunos de ellos se desempeñaban como sicarios al mando de Oyarzabal Hernández.

A los detenidos se les decomisaron nueve armas largas, tres cortas, dos escopetas, cargadores de diversos calibres, cientos de cartuchos para diferentes armas, cinco vehículos, dos motocicletas y dos juegos de placas entre otras cosas.

De acuerdo con las investigaciones, “El Héctor” es presunto integrante de la organización delictiva denominada “La Familia Michoacana” y era el jefe de las plazas de los municipios de Ixtapaluca, Chalco, Valle de Chalco y Ozumba en el estado de México.

De acuerdo con los primeros reportes, la captura de los siete sicarios se efectuó sin realizar un sólo disparo, luego de que agentes federales implementaron un operativo al detectarse la presencia de hombres armados.

Los detenidos y todo lo asegurado fueron trasladados a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) en la ciudad de México, para integrar la averiguación previa correspondiente y deslindar responsabilidades.

En las próximas horas, el agente del Ministerio Publico Federal tomará declaración a los ocho detenidos y determinará su situación jurídica, por lo que podrían ser arraigados o bien consignados a diferentes penales.

Dos ex militares y un centroamericano, presuntos integrantes del grupo armado “Los Zetas”, fueron detenidos durante un operativo del área de inteligencia de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) la madrugada de este martes en un domicilio del Municipio de Coyotepec.

La captura se logró tras la incursión de 60 agentes dentro de una casa de seguridad, en la que encontraron 3 mil 376 cartuchos útiles, cuatro fusiles de asalto, tres pistolas y dos vehículos con reporte de robo.

La ASE reveló que a los detenidos se les encontraron identificaciones de la Secretaría de la Defensa Nacional, y que dos de ellos aceptaron haber sido militares.

Además, en sus primeras declaraciones, los tres asegurados admitieron que trabajan para el brazo armado del Cártel del Golfo.

Los detenidos, las armas y los cartuchos útiles fueron trasladados bajo un fuerte operativo de seguridad a las instalaciones centrales de la ASE en la Ciudad de Toluca, para ser consignados ante las autoridades competentes.

Un operador de Joaquín “El Chapo” Guzmán en el DF ordenó la ejecución de 24 albañiles en La Marquesa en septiembre porque habían amenazado con delatar a los narcotraficantes, quienes no les pagaron la construcción de un narcotúnel, reveló un presunto integrante del grupo criminal.

Víctor Hugo Martínez Rocha, detenido el 18 de octubre en el DF, declaró a la PGR que un sinaloense identificado como “Román” o “El Patrón”, quien presuntamente se llama Marco Tanil Martínez Méndez, fue el autor intelectual de la mayor masacre del narco en la historia reciente.

Según su testimonio ministerial, Martínez estaba con “Román” cuando este ordenó la ejecución múltiple.

“Todos ellos eran albañiles a quienes se les contrató para que realizaran los trabajos de construcción de un túnel en Tijuana y a quienes también se les había encomendado el mismo trabajo en Ciudad Juárez; sin embargo y derivado de la inconformidad de estas personas por no haber recibido su pago, amenazaron con denunciar estos hechos, siendo esta la razón por la cual fueron ejecutados, ejecución en la que no participé, pero sí lo sé por haber escuchado la orden y dicha orden la dio ‘Román'”, contó.

De acuerdo con la indagatoria, mandos policiacos del Estado de México colaboraron con la organización de “El Chapo” Guzmán para “levantar” en Huixquilucan a los albañiles, trasladarlos hasta la Marquesa y ejecutarlos.

Hasta hoy, la Procuraduría General de la República ha capturado por estos hechos a Antonio Ramírez Cervantes, ex comandante de la Policía Municipal de Huixquilucan, quien se encuentra procesado en el Penal de alta seguridad de Puente Grande, Jalisco.

Otros de los sospechosos que fueron arraigados por estos hechos son los directores de la Policías Municipales de Huixquilucan, Pedro Chávez Rosales, y de San Mateo Atenco, Antonio Careaga Ramírez, la situación jurídica de ambos está por definirse.

“El Patrón” o “Román”, a quien extraoficialmente identifican como Marco Tanil Martínez Méndez, fue detenido el 11 de septiembre de 1999 en Guadalajara, Jalisco, en un incidente donde mató a un secuestrador, durante el pago del rescate de su primo Abraham Israel Rodríguez Rincón.

Tanil vivía en Chihuahua y su primo fue secuestrado en Colima. Ese día llevaba 90 mil dólares en efectivo y durante el incidente, los policías presuntamente se robaron 57 mil dólares. Por el homicidio, estuvo 28 días en la cárcel.

En un operativo conjunto entre el Ejército mexicano y la Policía Estatal anoche fueron aseguradas en un inmueble de la colonia Ejidos de Ecatepec 10 personas presuntamente vinculadas con el grupo delictivo “La Familia”, a quienes decomisaron armas y granadas de fragmentación.

Al filo de las 19:20 horas, un despliegue policiaco de 100 elementos de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE), junto con 50 militares, arribaron a la casa de cuatro niveles marcada como Lote 17, Manzana 16 de la calle Colorines, donde aprehendieron a dos mujeres y ocho varones.

En una habitación del tercer piso los agentes encontraron siete rifles AR-15, tres granadas y dos supuestas identificaciones de policías judiciales del Estado de México, así como 297 cartuchos calibre .223, otros 12 de calibre .38 súper y 7 más de calibre .45, así como ocho chalecos antibalas y cinco placas balísticas con blindaje nivel 4.

Mandos de la ASE refirieron que el decomiso y la captura de los sujetos ocurrió alrededor de las 17:00 horas luego de que recibieron una llamada anónima denunciando que en ese domicilio se encontraba gente armada.

Oficiales que participaron en el cateo informaron que también se encontró una bitácora con nombres y apodos presuntamente de los integrantes de la banda, donde llevaban un control de la entrada y salida de las armas de fuego.

“En una libreta tenían apuntados los apodos de ‘El Güero’, ‘El Jefe’ y ‘El General’, así como el registro de las armas y pistolas que entraban y salían a diario de la casa y los horarios en que lo hacían.

“Se encontraron también siete juegos de fotografías de diversas personas en tamaño infantil que aún no se han identificado; se presume que puedan ser de posibles víctimas o distribuidores de narcóticos”, señaló un comandante de la ASE.

Los detenidos fueron identificados como Romualda Jorgín, de 38 años; Liliana Rebolledo, de 24; Daniel Iza, de 20; Alejandro Martínez, de 28 y Alfredo Piza, de 37.

También se aprehendió a Daniel Robles, de 35 años; Cristopher Ríos, de 25; Omar Gómez, de 18; Alfonso Gómez, de 17; y Jonathan López, de 23.

Las autoridades precisaron que Romualda está identificada como la persona que rentaba el inmueble a este grupo desde hace dos meses, y se presume que también pudieran estar relacionados con algunos casos de secuestro y con los ataques contra policías estatales el pasado 30 de octubre.

Los detenidos fueron trasladados a las instalaciones de la Subprocuraduría de Justicia de Ecatepec bajo un fuerte operativo de seguridad.

Alberto Bazbaz, Procurador de Justicia del Estado de México, informó este miércoles que tienen 13 personas aseguradas por el homicidio de tres agentes de la Policía ministerial este martes.

Los agentes Ignacio Gómez Aguilar, Luis Manríquez López, coordinador de investigaciones, y Marco Antonio Jaramillo, murieron en una emboscada luego de haber ido a cenar cerca de las instalaciones de la procuraduría mexiquense en ese municipio.

“Si no me equivoco salieron a cenar a unas cuadras de las oficinas de la subprocuraduría en Tejupilco y regresando se les cerró un vehículo, del que ya tenemos los datos, y tenemos otro vehículo asegurado que no fue visualizado por los elementos que fueron agredidos.

“Dos personas se bajaron del vehículo y dispararon contra el vehículo donde perdieron la vida los elementos (…) Los 13 presentados se encuentran en la subprocuraduría de Tejupilco y en estos momentos habremos de determinar, dependiendo de la información, si los trasladamos para acá”, abundó.

Agregó que también se aseguraron 10 armas, 3 cortas y 7 largas, mil 400 cartuchos útiles y una granada.

Refirió que en lo que va del 2008 11 elementos de la Procuraduría de Justicia han perdido la vida en cumplimiento de su deber.

“Ya ordenamos un despliegue de elementos que tienen la instrucción clara de que no haya impunidad contra elementos de nuestra corporación (…) vamos a esperar los resultado de las declaraciones y tenemos hasta este momento los presentados”, concluyó.

Policías Federales adscritos a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) detuvieron la mañana de este jueves al ex director de la Policía Municipal de Huixquilucan, Pedro Chávez.

Su aseguramiento se debe, según fuentes de la SIEDO y la ASE, a presuntos nexos con el crimen organizado, y ocurrió en calles del municipio de Tlalnepantla cuando Chávez circulaba en un vehículo particular.

La Agencia de Seguridad Estatal confirmó junto con la dependencia federal la detención del ex mando tras un operativo que se realizó cerca de la Avenida Presidente Juárez.

Chávez renunció a su cargo el 22 de septiembre pasado, a sólo 10 días de la ejecución de 24 hombres en La Marquesa.

Las investigaciones de la SIEDO en torno a la múltiple ejecución revelaron la participación de tres comandantes de la policía de Huixquilucan vinculados con el Cartel de Sinaloa.

Los tres agentes municipales que se encuentran arraigados por la PGR declararon haber participado en el operativo para levantar a los 24 hombres en distintos puntos de Huixquilucan.

Un hombre fue asesinado en el
Estado de México y en un “narco-mensaje” que le dejaron a un lado, los
sicarios afirman que se trata de un pariente del Teo o El tres letras,
Teodoro García Simental, según reportó la prensa nacional.
En Juchitepec Estado de México, el pasado 28 de este mes, fue
encontrado el cadáver de un hombre, de entre 60 y 65 años de edad, tirado
en un tramo de la carretera Xochimilco-Oaxtepec, a la altura del kilómetro
40+900.
La prensa reportó que a un lado del cuerpo, se encontró un mensaje, que
textualmente señalaba: “Para Teodoro García Cimentel por a ver (por
haber) traicionado al cártel de los Arellano Félix, vamos a matar a todos
sus familiares ya matamos a tu primo para que veas que el cártel de los
Arellano Félix de Tijuana no tiene límites Att. Osama Bin Laden Junior”.
Los restos estaban envueltos en una sábana de color rosa y tenía la
cabeza amarrada con cinta de color gris; estaba atado de manos a la
espalda y también con los pies sujetos. Presentaba dos lesiones en el
cráneo y golpes contusos.
Las autoridades no confirmaron todavía que pudiese ser cierta esa
información y que la víctima sea pariente del sicario avecindado en Tijuana.
García Simental se insubordinó dentro del cártel de los Arellano Félix y
ahora le disputa la “plaza” a Fernando Sánchez Arellano.

Trece hombres asesinados, entre ellos cuatro policías estatales, es el saldo de un jueves sangriento en el Estado de México.

Al filo de las 20:00 horas, en el Municipio de Atlacomulco, al norte del Valle de Toluca, cuatro policías de la ASE fueron emboscados presuntamente por un comando armado que abrió fuego contra los policías, dos de los cuales murieron tras el ataque, mientras que dos más resultaron lesionados, y se identificaron como Miguel Hernández y Antonio Mateo, quienes fueron reportados como graves en el hospital del Issemym de la capital mexiquense.

Javier González López, de 46 años y Roberto González de Jesús, de aproximadamente 30 años son los mandos que murieron en el atentado.

Dos helicópteros Relámpago de la Policía estatal despegaron de Toluca para realizar los traslados aeromédicos de los agentes lesionados.

Los policías se encontraban haciendo un retén en la carretera Toluca-Atlacomulco, cuando una camioneta color vino se les aproximó y, en lugar de detenerse ante la petición de los uniformados, sus tripulantes comenzaron a disparar contra ellos; pocos kilómetros después los tripulantes se estrellaron pero lograron escapar.

Al lugar llegó un camión del Ejército mexicano con 50 soldados para resguardar el área de la agresión

En otro caso, por la mañana, en el Municipio de Tequixquiac, fueron hallados los cadáveres de dos hombres en avanzado estado de putrefacción y con un balazo en la cabeza, quienes permanecen como desconocidos.

Posteriormente, alrededor de las 14:30 horas, dos policías de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE), identificados como Gustavo Torres Camarillo, y Fausto Enrique González González, fueron acribillados por varios sicarios, quienes les dispararon sobre la carretera Nicolás Romero-Jilotzingo, en el Municipio de Isidro Fabela.

Los elementos fueron interceptados cuando viajaban en una camioneta oficial, la cual recibió 40 balazos cuyos casquillos percutidos presuntamente pertenecían a una arma tipo R-15.

Hacia las 18:00 horas se reportó el hallazgo de otros cinco cadáveres, tres de ellos -dos hombres y una mujer-, a bordo de un vehículo Camaro, asesinados a balazos en la Colonia Prados de Ecatepec, en Tultitlán.

Los otros dos fueron localizados atados, amordazados y con el tiro de gracia al lado en un basurero del mismo municipio, con un narcomensaje que decía: “Aqui están tus pinches vergueros, manden más culeros, así les va a pasar a los que apoyen a la familia, sigan dando protección y pasando la información y asi van a quedar, pinches michoacanos chaqueteros. sigues tu lic.”.

Alrededor de las 18:30 horas se halló el cuerpo de una mujer ejecutada en la Colonia Nueva Aragón, de Nezahualcóyotl, con cuatro balazos en la cabeza. La occisa permanece en calidad de desconocida.

Otro caso más involucra al cuerpo sin vida de un sujeto de entre 20 y 25 años, el cual fue ubicado en Camino a San Agustín, en el paraje Los Hornos, municipio de Teotihuacán.

El cadáver fue hallado amarrado de pies y manos y con el tiro de gracia.

El Procurador General de la República, Eduardo Medina Mora, informó este miércoles que se investiga la relación de Jesús Reynaldo Zambada García, alias “El Rey”, en los hechos de violencia registrados en el Distrito Federal en los últimos meses.

Entre estos hechos, indicó en conferencia de prensa, está la explosión ocurrida el 15 de febrero en la Colonia Roma y que presuntamente tenía como objetivo atentar contra la vida del subsecretario de Seguridad Pública del DF, Luis Rosales Gamboa.

Medina Mora señaló que también se indaga si participó en las decapitaciones de varios empleados de empresas aduanales asentadas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El funcionario dijo que uno de los integrantes de la célula de “El Rey” tuvo relación con Martín Montes Garfias, el ex policía federal vinculado con el asesinato del ex coordinador de Seguridad Regional, Edgar Millán.

“El Rey” Zambada, dijo, también está relacionado con el ganadero Rogaciano Alba Álvarez y la violencia que recientemente se ha registrado en el Municipio de Petatlán, Guerrero, derivada de la disputa que tiene el Cártel de Sinaloa con los “Zetas” por el control de la Costa Grande.

También es el principal responsable del Cártel del Pacífico para las operaciones de trasiego de droga en la Ciudad de México y en los distintos Estados que confluyen en la capital del País, comentó Medina Mora.

Su nombre, resaltó el Procurador, ha sido mencionado y ha aparecido en mensajes en distintos cadáveres hallados en el Distrito Federal, Estado de México y Morelos.

“Jesús Reynaldo Zambada García es uno de los detenidos más destacados dentro de la Administración del Presidente Felipe Calderón”, afirmó.

Al final de la conferencia de prensa fueron presentados a los medios de comunicación los 16 detenidos tras una balacera el pasado lunes en la Colonia Lindavista, entre los que además de encuentra Juan José Parra Zambada y Jesús Zambada Reyes, quienes son sobrinos de Ismael “El Mayo” Zambada, capo del Cártel del Pacífico.

Marisela Morales, subprocuradora de la SIEDO, confirmó en conferencia que Reynaldo Zambada, alias “El Rey”, detenido tras una balacera el pasado lunes en Lindavista, es hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, presunto líder del cártel de Sinaloa junto con Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Entre los detenidos también se encuentra Ricardo Flores Quintana o Ricardo Arroyo “El Richard”, de California, Estados Unidos, brazo derecho de Jesús Zambada, hijo de su actual esposa, así como su hijo.

También fue identificado Jesús Zambada Reyes, sobrino de “El Mayo” y, presunto hijo de “El Rey”, y tres elementos de la Policía Federal Preventiva, Agencia Federal de Investigación y Policía Ministerial mexiquense.