Skip navigation

Tag Archives: granadas

El tercer granadazo en contra de una corporación policiaca se registró la madrugada de este día, en el municipio de Súchil, con el saldo de un policía preventivo lesionado.

Por tercera ocasión en la semana un inmueble ocupado por policías fue atacado por un comando armado, quienes dispararon con rifles de asalto y lanzaron un artefacto explosivo contra la dirección pública de esta demarcación ubicada al sur de la ciudad.

De acuerdo con la Procuraduría de Justicia Estatal, la investigación del granadazo ocurrido en Súchil está a cargo de personal de la Procuraduría General de la República, por lo que los agentes ministeriales que estuvieron presentes, sólo participaron como apoyo de las fuerzas federales.

El policía preventivo que resultó es Antonio González. Los otros dos atentados con granada que han ocurrido en la semana fueron contra la Procuraduría de Justicia Estatal y la Dirección de Seguridad Pública de Pánuco de Coronado.

A las 10:30 horas se suscitó un enfrentamiento entre presuntos sicarios y personal del Ejército cuando al parecer los militares habían ingresaron en una casa de seguridad.

El saldo preliminar, que se informó de manera extraoficial, es de al menos cuatro pistoleros muertos y un militar fallecido, pero todavía no hay información del Ejército.

También se estima que al menos otros tres soldados habrían resultado heridos.

Testimonios recabados en el lugar de los hechos por personas que viven cerca del sitio del enfrentamiento señalaron que al menos se detonaron cinco granadas.

La autoridad municipal informó que el enfrentamiento habría durado cerca de 45 minutos.

La zona del incidente está ubicada en la Colonia Lomas de Plateros y fue acordonada en seis cuadras a la redonda por personal militar, de las policías Ministerial y Federal Preventiva.


Un comando de hombres encapuchados baleó y arrojó una granada de fragmentación contra las instalaciones de Televisa Monterrey ocasionando daños al edificio y a una docena de vehículos estacionados en la zona del ataque, sin que se registraran lesionados.

En el lugar, los delincuentes dejaron una cartulina con la leyenda: “dejen de transmitir nada más a nosotros también transmitan a los narco mandatarios, esto es un aviso”.

El director de Noticias de la televisora local, Francisco Cobos, informó que al filo de las 20:35 horas, “hombres encapuchados que viajaban en dos camionetas atacaron nuestras instalaciones, es lo que nos refieren testigos y el guardia que estaba ahí”.

Abundó que, “el portón tiene por lo menos 12 impactos de bala y en el área de camarógrafos quedó el boquete donde estalló una granada de fragmentación”.

Cobos aseguró que no hay personas lesionadas “la granada cayó en una zona donde no había nadie y tampoco había nadie del otro lado del portón”.

Agregó, que al menos media docena de carros también resintieron los impactos de las armas de grueso calibre y presentan vidrios quebrados y agujeros de bala.

La Cruz Verde de Monterrey reportó que atendió a la reportera Karina Garza Ochoa debido a una crisis de histeria.

El subprocurador de Ministerios Públicos, Alejandro Garza y Garza dijo que “las autoridades condenamos el hecho y brindamos todo nuestro apoyo; ya hemos enviado al lugar a los elementos de la policía ministerial”.

Tras el atentado contra las instalaciones de Televisa Monterrey y al cierre de esta edición, dos manzanas a la redonda fueron cercadas por elementos del Ejército mexicano y de la Policía Federal.

Elementos del Ejército también salvaguardaron las instalaciones de las otras dos televisoras locales que son Multimedios y Televisión Azteca. Televisa de ubica en el centro de la ciudad, mientras que Azteca al sur, en la colonia México y la otra está entre ambas, en la colonia Roma.

Este es el primer atentado contra un medio de comunicación en Nuevo León. Aunque, la madrugada del 12 de octubre del 2008, un hombre que no fue identificado disparó contra las oficinas del consulado de Estados Unidos y las de la Controlaría Interna del gobierno del estado, según confirmó la Procuraduría estatal.

Ayer 10 asesinatos

Ayer, ocurrieron 10 ejecuciones en el país; tres en Tijuana, Baja California, donde dos de las víctimas eran policías municipales; dos en Chihuahua, uno, era un menor; dos en Durango y tres en Sinaloa, Sonora y Oaxaca.


Un comando de hombres encapuchados baleó y arrojó una granada de fragmentación contra las instalaciones de Televisa Monterrey ocasionando daños al edificio y a una docena de vehículos estacionados en la zona del ataque, sin que se registraran lesionados.

En el lugar, los delincuentes dejaron una cartulina con la leyenda: “dejen de transmitir nada más a nosotros también transmitan a los narco mandatarios, esto es un aviso”.

El director de Noticias de la televisora local, Francisco Cobos, informó que al filo de las 20:35 horas, “hombres encapuchados que viajaban en dos camionetas atacaron nuestras instalaciones, es lo que nos refieren testigos y el guardia que estaba ahí”.

Abundó que, “el portón tiene por lo menos 12 impactos de bala y en el área de camarógrafos quedó el boquete donde estalló una granada de fragmentación”.

Cobos aseguró que no hay personas lesionadas “la granada cayó en una zona donde no había nadie y tampoco había nadie del otro lado del portón”.

Agregó, que al menos media docena de carros también resintieron los impactos de las armas de grueso calibre y presentan vidrios quebrados y agujeros de bala.

La Cruz Verde de Monterrey reportó que atendió a la reportera Karina Garza Ochoa debido a una crisis de histeria.

El subprocurador de Ministerios Públicos, Alejandro Garza y Garza dijo que “las autoridades condenamos el hecho y brindamos todo nuestro apoyo; ya hemos enviado al lugar a los elementos de la policía ministerial”.

Tras el atentado contra las instalaciones de Televisa Monterrey y al cierre de esta edición, dos manzanas a la redonda fueron cercadas por elementos del Ejército mexicano y de la Policía Federal.

Elementos del Ejército también salvaguardaron las instalaciones de las otras dos televisoras locales que son Multimedios y Televisión Azteca. Televisa de ubica en el centro de la ciudad, mientras que Azteca al sur, en la colonia México y la otra está entre ambas, en la colonia Roma.

Este es el primer atentado contra un medio de comunicación en Nuevo León. Aunque, la madrugada del 12 de octubre del 2008, un hombre que no fue identificado disparó contra las oficinas del consulado de Estados Unidos y las de la Controlaría Interna del gobierno del estado, según confirmó la Procuraduría estatal.

Ayer 10 asesinatos

Ayer, ocurrieron 10 ejecuciones en el país; tres en Tijuana, Baja California, donde dos de las víctimas eran policías municipales; dos en Chihuahua, uno, era un menor; dos en Durango y tres en Sinaloa, Sonora y Oaxaca.

Las instalaciones de la cadena periodística El Debate, ubicadas en el segundo cuadro de la ciudad, fueron blanco de un ataque con dos granadas de fragmentación que destruyeron cristales y dañaron puertas y paredes de su acceso principal.

Según el reporte oficial, el hecho tuvo lugar en los primeros minutos de hoy, sobre la avenida Francisco I. Madero, en el que intervinieron por lo menos dos personas del sexo masculino, cuyas características se desconocen.

La información que se conoce es que la explosión sólo destruyó una puerta de cristal, dañó el piso y las paredes, sin que se reportaran lesionados.

Desde un vehículo en movimiento, fueron lanzadas dos granadas hacia el edificio sede de la Secretaría de Seguridad Pública de esta ciudad, que dejaron como resultado dos personas heridas.

De acuerdo con los primeros reportes, alrededor de las 22:50 horas del domingo, unos hombres arrojaron los artefactos desde un automóvil en movimiento, del que se desconocen mayores datos o las placas de circulación.

La explosión, ocurrida en las calles 16 de Septiembre y Ferrocarril, en el centro de Guadalajara, lesionaron a dos hombres, quienes fueron trasladados de emergencia a bordo de una ambulancia de la Cruz Roja.

Hasta ahora se reportan daños materiales el edificio de la Secretaría de Seguridad Pública, donde se rompieron algunos vidrios.

Además se reportan daños en la tienda departamental Coppel de la zona.

El impacto también afectó a un minibús de la Ruta 644 y un segundo camión que iba que sin pasajeros.

La acción provocó la movilización de los cuerpos de seguridad municipal y estatal.

El Secretario de Seguridad de Jalisco, Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco, atribuyó el ataque de anoche con granadas a policías estatales, que dejó cinco elementos muertos y tres heridos, al grupo delictivo conocido como “Los Zetas”.

“Lo más seguro es que sean del mismo grupo que ha estado operando en esta zona, del Cártel del Golfo, Zetas”, señaló.

“Es la primera vez que yo recuerde que hay un ataque de esta magnitud en contra de elementos policiales. Estos nos habla pues del odio que hay hacia la Policía Estatal”, dijo.

El titular de la SSP comentó que en la agresión participaron al menos cuatro vehículos.

“Hay seis puntos de disparo y esto nos habla de una fuerte cantidad de personas”, agregó.

En tanto, informó que ya fueron identificados los cinco policías que murieron y tres que resultaron lesionados luego de ser atacados en Lagos de Moreno, Jalisco.

Los elementos fallecidos son José Alejandro Ramírez Álvarez, Raúl Olvera Higuera, Samuel Alejandro Ascencio Pérez, José Antonio Álvarez Cantor y Martín Flores Torres.

Los heridos responden a los nombres de Juan Manuel Salazar Solorio, Sergio Rincón Fuentes y Jessica Guadalupe Ramírez Hernández, quienes son atendidos en el Hospital Regional de Tepatitlán.

“Ya se dieron instrucciones a Trabajo Social para que empiecen a ubicar a los familiares y pues se les dará el apoyo que les corresponde”, dijo Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco, Secretario de Seguridad Pública del Estado.

Los oficiales detuvieron anoche un vehículo Stratus en la gasolinera conocida como Alto de San Pedro, unos 10 kilómetros antes de llegar a la cabecera municipal.

Al estar revisando a los tripulantes, los policías estatales fueron agredidos con granadas y rifles de alto poder.

Los cadáveres de los agentes adscritos a la Policía Rural terminaron de ser retirados alrededor de las 3:30 horas, pero el trabajo de los peritos en criminalística se extendió hasta las 5:00 horas, aproximadamente.

En el lugar se encontraron alrededor de 700 casquillos, varios cartuchos, una pistola, aproximadamente nueve cascos de granadas de fusil calibre 40 y al menos seis granadas antipersonales MK2.

Los Zetas, brazo armado del Cártel del Golfo, fueron quienes llevaron a cabo los ataques con granadas ocurridos el 15 de septiembre pasado en Morelia, Michoacán, que dejaron 8 muertos y 106 lesionados, informó Marisela Morales Ibáñez, titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

La funcionaria detalló que fueron detenidos el miércoles pasado en Apatzingán, Michoacán, Julio César Mondragón Mendoza, Juan Carlos Castro Galeana y Alfredo Rosas Elisea, quienes confesaron ante el Ministerio Público haber arrojado los artefactos explosivos durante la conmemoración del Grito de Independencia.

Los sospechosos, dijo Morales, fueron ubicados gracias a una denuncia anónima que se recibió en la Subprocuraduría, por lo que personal ministerial se trasladó al inmueble del Municipio y los trasladó a la Ciudad de México.

La subprocuradora afirmó que hay otras cuatro personas, de las que no reveló su identidad, bajo arraigo y sujetas a investigación.

Sobre los tres detenidos, Morales comentó que solicitarán a un Juzgado de Distrito que conceda un arraigo para que el Ministerio Público federal pueda integrar debidamente la averiguación previa.

En el estado de Zacatecas investigan a dos personas del sexo masculino, una de 19 años y la otra de 26 que se accidentaron, junto con una tercera, que no aparece, la mañana del 16 de septiembre a la altura del municipio de Ojo Caliente abordo de una camioneta blanca tipo suburban con placas del estado de Michoacán.

El gobierno federal confirmó la detención de los sospechosos y que son investigados por su probable participación con los atentados del pasado 15 de septiembre en Morelia, pero aún no hay elementos para asegurar que están involucrados con los hechos.

Según Alberto Gaitán, director de Averiguaciones Previas de la Procuraduría de Justicia, el padre de uno de ellos aseguró que habían salido de Michoacán poco después de las tres de la mañana del 16 de septiembre y se dirigían a Zacatecas donde se accidentaron, reportó Primero Noticias.

Según información de la Procuraduría de Justicia, un reporte anónimo alertó a las autoridades de que los accidentados, que eran atendidos en el hospital general de Zacatecas, estaban involucrados en las explosiones de Morelia.

Según el reporte de Primero Noticias, poco después de las 10 de la noche del miércoles más de 100 elementos del Ejército Mexicano asumieron el control del hospital resguardando los accesos, el área de hospitalización y el perímetro de las instalaciones del lugar.

A las 2:50 de la madrugada, se formó el convoy de seis vehículos militares a la puerta de la salida de urgencias, primero tres tipo hummer con 12 elementos cada uno, luego dos ambulancias del Servicio de Rescate y Emergencias Médicas de Zacatecas y tras ellas otras tres unidades militares.

A las 3:10 de la madrugada el convoy militar que llevaba a los dos sospechosos heridos salió del hospital y enfiló hacia la onceava zona militar donde fueron ingresados y son investigados, aunque existen versiones de medios locales que afirman que permanecen en el Hospítal General bajo resguardo militar.

Según la página de internet Zacatecas Hoy, trascendió que uno de los dos detenidos presenta lesiones, que pudieron parecerse a las provocadas por las esquirlas o el impacto de perdigones en su humanidad, de igual forma fueron localizadas dentro del vehículo algunas evidencias que ameritan el aseguramiento de la camioneta y el inicio de una exhaustiva investigación tras los lamentables sucesos ocurridos el pasado 15 de septiembre en Michoacán.

Al menos cuatro sicarios disfrazados con uniformes de color negro del Grupo de Operaciones Especiales (Goes) perpetraron el ataque con granadas durante el Grito de Independencia que dejó siete muertos y 132 heridos, informaron fuentes que realizan las indagatorias en esta capital.

Las líneas de la investigación apuntan a que los atacantes pertencen a la organización criminal conocida como La Familia.

Las autoridades presumen que el grupo criminal podría haber perpetrado el atentado por diversas motivaciones: como medida de presión hacia instancias de los gobiernos del estado y federal para lograr espacios de impunidad y permitir su operación en la entidad; en reclamo por algún acuerdo incumplido por autoridades políticas o policiacas locales o en venganza por acciones oficiales en su contra.

Mientras, el Ejército permanece resguardando por segundo día consecutivo los sitios donde ocurrieron los ataques con granadas que dejaron siete muertos y 132 heridos.

La mañana de ayer, expertos de las procuradurías General de la República (PGR) y estatal de Michoacán realizaron nuevos peritajes en el lugar, con el fin de determinar si hay nuevas evidencias sobre el ataque.

La vigilancia de autoridades estatales la noche del Grito en Morelia fue penetrada por los sicarios. Ello, no obstante los más de 100 elementos de la policía estatal vestidos de civil y mezclados entre la gente para evitar cualquier acción violenta.

La investigación de las autoridades contiene información sobre cuatro sujetos que viajaban a bordo de un auto Jetta, color blanco y con las placas cubiertas con cinta canela, que llegaron a la colonia Santa Cruz, exactamente a un lado de la discoteca Ego.

Ahí fueron observados cuando se cambiaban los uniformes color negro, similares a los que usa el comando Goes, por pantalones vaqueros y al encasquetarse sombreros tipo norteño, según parte de las investigaciones realizadas y que en breve quedarán a cargo de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) debido al uso de granadas en el ataque y que las principales hipótesis apuntan hacia el crimen organizado.

Los sujetos, según las investigaciones, abordaron una camioneta Silverado, color blanco y una Windstar, color rojo. Ambas, presuntamente con placas de Jalisco.

Otro de los vehículos, el Jetta blanco y que tenía placas de circulación de Guerrero, fue localizado por las autoridades y en las próximas horas se pondrá a disposición de las autoridades federales.

Precisamente desde el Jetta blanco, los atacantes lanzaron la segunda granada en el cruce de las calles Madero y Quintana Roo, para luego huir hacia la citada colonia, situada al sur de Morelia y que se encuentra precisamente en la ruta de escape que al parecer usaron los homicidas para salir del centro histórico tras su ataque.

Mientras tanto, los responsables de la investigación trabajan sobre el análisis de videos tomados por cámaras que opera el Centro de Mando C-4 en la ciudad. Se trata de averiguar si algunas de las cámaras de video registraron los desplazamientos de los automotores en los que supuestamente se dieron a la fuga los delincuentes.

Las cintas de las dos videocámaras localizadas frente al palacio de gobierno son analizadas paso a paso, aunque en el momento del estallido de la primera de las granadas, el aparato miraba hacia arriba y no captó el ataque realizado por los cuatro sicarios que supuestamente se disfrazaron de policías y pudieron burlar el cerco policial y de agentes vestidos de civil.

En la ciudad de México se pidió a la Procuraduría General de la República confirmar si esta dependencia tenía una línea de investigación acerca de los sicarios disfrazados con uniformes de color negro del Grupo de Operaciones Especiales. La respuesta fue que esta información no formaba parte de las investigaciones que hasta ahora lleva la dependencia federal.