Skip navigation

Tag Archives: Reynosa



Un enfrentamiento entre militares y presuntos narcotraficantes dejó como saldo un sicario muerto, daños en nueve vehículos en los que viajaba el comando y destrozos en un restaurante en la Autopista Monterrey-Reynosa, en el Municipio de General Bravo.

La balacera, en la que participaron unos 40 presuntos sicarios de “Los Zetas”, se registró entre las 21:00 y las 23:00 horas.

El hecho fue confirmado en las primeras horas de hoy por fuentes del Ejército.

En el lugar del enfrentamiento quedaron nueve camionetas con daños, seis de ellas blindadas. Una quedó completamente calcinada.

La balacera fue reportada en el estacionamiento del restaurante “Los Ahijados”, ubicado en el kilómetro 98 de la autopista a Reynosa. En el lugar también se ubica una gasolinera y una tienda de conveniencia.

Las primeras versiones indican que un contingente de soldados patrullaba la autopista y les llamó la atención ver varias camionetas de reciente modelo estacionadas en el lugar, en donde al parecer el grupo armado se abastecía de combustible y alimentos.

Al acercarse, los militares fueron recibidos a balazos y repelieron la agresión.

Trascendió que el Ejército logró la detención de varias personas, pero no ha sido confirmado.

Se espera que en el transcurso del día se informe el saldo oficial del enfrentamiento.

Los hechos se registran un día después de que militares se enfrentaron en Apodaca a un comando formado por funcionarios municipales.

En dicho enfrentamiento perdió la vida un asistente del Ayuntamiento, mientras que un ex regidor y dos hombres más fueron detenidos por presuntos nexos con el líder de “Los Zetas” en la zona.

Un enfrentamiento a balazos entre elementos del Ejército mexicano y Policía Federal contra un comando de desconocidos ha dejado hasta el momento por lo menos 10 personas muertas.

De acuerdo con los primeros datos, cinco de los fallecidos serían efectivos de las fuerzas federales y los otros cinco del grupo de presuntos sicarios.

El enfrentamiento inició a las 9:00 horas en la colonia Las Fuentes y hasta las 12:00 seguían los impactos de bazukas.

El pánico se apoderó en dicho sector, que alberga por lo menos a cuatro centros comerciales, ya que la gente que acudió a ellos no ha podido salir ante el “estado de sitio” que mantiene el Ejército mexicano.

Grupos de manifestantes, que denuncian presuntos abusos del Ejército, realizan hoy bloqueos en las ciudades de Reynosa y Matamoros, afectando la vialidad e impidiendo el acceso a los puentes internacionales.

Reynosa se encuentra incomunicada por los bloqueos, que desde las 08:40 horas realizan taxistas y colonos en las cuatro principales carreteras de entrada a la ciudad y en los dos puentes internacionales.

Los cruces de Reynosa-Hidalgo y Reynosa-Pharr, al igual que entradas y salidas a Matamoros, a San Fernando, a Monterrey y la Ribereña fueron bloqueados por inconformes por supuestos abusos castrenses.

El Puente Reynosa-Pharr fue el primer paso obstruido por un grupo de 200 taxistas, que desde las 08:30 horas se conglomeraron en el cruce del Bulevar Colosio y el Bulevar Internacional, impidiéndole el paso a cientos de tractocamiones que transportaban productos manufacturados.

En Reynosa, la Asociación Regional de Maquiladoras reportó que existen en operación 186 empresas trasnacionales.

En este lugar, a las 09:00 horas empezaron a llegar alrededor de 30 camiones de transporte público con personas de colonias aledañas.

En las pancartas y mantas que muestran los manifestantes demandan el freno a los supuestos abusos de militares.

A las 09:40 horas el Puente Reynosa-Hidalgo también era obstruido por taxistas “piratas”, pero alrededor de las calles circunvecinas se estacionaron decenas de camiones del transporte público llenos de colonos, quienes esperan la orden para manifestarse en mitin frente al puente.

Mientras que en los cruces carreteros también se reporta el cierre al tráfico por personas con las mismas demandas.

En Matamoros también se registraron bloqueos.

Un grupo de personas autodenominado “Familias Unidas” cerró esta mañana el acceso al Puente Internacional Los Indios en protesta por presuntos abusos del Ejército.

Los manifestantes, algunos con el rostro cubierto, llegaron hasta los puntos de revisión militar donde agredieron con piedras a un grupo de soldados que se encontraba revisando los vehículos que se dirigían hacia el lado americano.

Después quemaron uno de los letreros que advertían de la revisión militar.

El grupo, integrado en su mayoría por hombres, permaneció en el cruce fronterizo durante una hora y después se retiró en dos autobuses tipo escolar.

De acuerdo con Raúl Sepúlveda, director del Fideicomiso del puente internacional, no se registraron personas lesionadas.

Unos 130 automóviles tuvieron que buscar otros cruces para llegar a Estados Unidos.

Sepúlveda indicó que es la primera vez que se realiza una manifestación de este tipo en ese cruce fronterizo.


Sin realizar un sólo disparo, la Policía Federal culminó una operación de inteligencia con la detención en Reynosa, Tamaulipas, de uno de los principales líderes del grupo de “Los Zetas, Jaime González Durán, alias “El Hummer.

González Durán, uno de los hombres más buscados por los gobiernos de México y Estados Unidos, es también el probable ejecutor del cantante Valentín Elizalde.

LA OPERACIÓN

Una de las “medallas” que porta “El Hummer” es haber ejecutado en 2002 el rescate del narcotraficante Daniel Pérez Rojas, “El Cachetes” del Penal de Santa Adelaida en Matamoros. Con este antecedente, y conociendo que su perfil criminal lo retrata como un hombre extremadamente violento, la Policía Federal planeó su detención.

El operativo dio inicio cuando se montó vigilancia en las cercanías de una casa de seguridad utilizada por “El Hummer” y en las carreteras por las que acostumbraba a circular. El primer reto a vencer fue que los agentes encubiertos pasaran inadvertidos para el grupo de “Halcones” –sujetos dedicados a la vigilancia pagados por los Zetas–.

Cuando las unidades de inteligencia ubicaron el blanco y determinaron que existía una ventaja operativa, se dio inicio a una operación de detención rápida y discreta. Un grupo de Operaciones Especiales de la Policía Federal sorprendió a “El Hummer”, quien ni siquiera tuvo tiempo para sacar de la cintura su escuadra calibre .38 con cachas doradas.

De inmediato inició su traslado hacia el aeropuerto donde ya lo aguardaba un avión de la Policía Federal listo para despegar.

Como lo suponía la Policía Federal miembros de “Los Zetas” intentaron rescatar a su líder.

En el camino hacia el Aeropuerto tres camionetas con hombres armados trataron de ejecutar el rescate de “El Hummer”. Sin embargo, Policías Federales y miembros del Ejército Mexicano cubrieron la salida del Grupo de Operaciones Especiales que trasladaba al detenido.

Por espacio de 15 minutos la carretera Reynosa-Matamoros, en el tramo cercano al Aeropuerto Internacional de Reynosa, se convirtió en una zona de guerra.

Sin embargo, mientras una “cortina” de policías y militares se batían con los sicarios, a los que al final lograron someter, “El Hummer” volaba en una avión de la Policía Federal hacia la Ciudad de México.

‘EL HUMMER’

“El Hummer”, un ex militar, escaló en algunos años varias posiciones dentro del cártel del Golfo. Tras desertar del Ejército Mexicano, en 1999, se unió al grupo criminal liderado por el hoy preso Osiel Cárdenas Guillén. En ese mismo año junto con “El Lazca” y Arturo Guzmán Decena dieron origen a “Los Zetas”, el grupo de sicarios del cártel. En esos años fue guardaespaldas personal del líder de la organización, Osiel Cárdenas.

Actualmente, y desde la detención de Cárdenas Guillén, “El Hummer” es el responsable de la Plaza de Reynosa para la organización de “Los Zetas” dirigida por “El Lazca” y Miguel Treviño Morales “El 40”.

Hoy los Zetas, que en 1999 surgieron como el brazo armado del cártel del Golfo, se separaron de esa banda y ahora son una organización independiente.

Hasta su detención, controlaba operaciones en los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán, Hidalgo, Veracruz, Tabasco, Quintana Roo, Estado de México y Distrito Federal.

El “Hummer” era buscado por la Procuraduría General de la República (PGR), por autoridades de Estados Unidos por cargos en la Corte del distrito de Columbia, por los delitos de conspiración para la producción y distribución de cocaína.


Sin realizar un sólo disparo, la Policía Federal culminó una operación de inteligencia con la detención en Reynosa, Tamaulipas, de uno de los principales líderes del grupo de “Los Zetas, Jaime González Durán, alias “El Hummer.

González Durán, uno de los hombres más buscados por los gobiernos de México y Estados Unidos, es también el probable ejecutor del cantante Valentín Elizalde.

LA OPERACIÓN

Una de las “medallas” que porta “El Hummer” es haber ejecutado en 2002 el rescate del narcotraficante Daniel Pérez Rojas, “El Cachetes” del Penal de Santa Adelaida en Matamoros. Con este antecedente, y conociendo que su perfil criminal lo retrata como un hombre extremadamente violento, la Policía Federal planeó su detención.

El operativo dio inicio cuando se montó vigilancia en las cercanías de una casa de seguridad utilizada por “El Hummer” y en las carreteras por las que acostumbraba a circular. El primer reto a vencer fue que los agentes encubiertos pasaran inadvertidos para el grupo de “Halcones” –sujetos dedicados a la vigilancia pagados por los Zetas–.

Cuando las unidades de inteligencia ubicaron el blanco y determinaron que existía una ventaja operativa, se dio inicio a una operación de detención rápida y discreta. Un grupo de Operaciones Especiales de la Policía Federal sorprendió a “El Hummer”, quien ni siquiera tuvo tiempo para sacar de la cintura su escuadra calibre .38 con cachas doradas.

De inmediato inició su traslado hacia el aeropuerto donde ya lo aguardaba un avión de la Policía Federal listo para despegar.

Como lo suponía la Policía Federal miembros de “Los Zetas” intentaron rescatar a su líder.

En el camino hacia el Aeropuerto tres camionetas con hombres armados trataron de ejecutar el rescate de “El Hummer”. Sin embargo, Policías Federales y miembros del Ejército Mexicano cubrieron la salida del Grupo de Operaciones Especiales que trasladaba al detenido.

Por espacio de 15 minutos la carretera Reynosa-Matamoros, en el tramo cercano al Aeropuerto Internacional de Reynosa, se convirtió en una zona de guerra.

Sin embargo, mientras una “cortina” de policías y militares se batían con los sicarios, a los que al final lograron someter, “El Hummer” volaba en una avión de la Policía Federal hacia la Ciudad de México.

‘EL HUMMER’

“El Hummer”, un ex militar, escaló en algunos años varias posiciones dentro del cártel del Golfo. Tras desertar del Ejército Mexicano, en 1999, se unió al grupo criminal liderado por el hoy preso Osiel Cárdenas Guillén. En ese mismo año junto con “El Lazca” y Arturo Guzmán Decena dieron origen a “Los Zetas”, el grupo de sicarios del cártel. En esos años fue guardaespaldas personal del líder de la organización, Osiel Cárdenas.

Actualmente, y desde la detención de Cárdenas Guillén, “El Hummer” es el responsable de la Plaza de Reynosa para la organización de “Los Zetas” dirigida por “El Lazca” y Miguel Treviño Morales “El 40”.

Hoy los Zetas, que en 1999 surgieron como el brazo armado del cártel del Golfo, se separaron de esa banda y ahora son una organización independiente.

Hasta su detención, controlaba operaciones en los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán, Hidalgo, Veracruz, Tabasco, Quintana Roo, Estado de México y Distrito Federal.

El “Hummer” era buscado por la Procuraduría General de la República (PGR), por autoridades de Estados Unidos por cargos en la Corte del distrito de Columbia, por los delitos de conspiración para la producción y distribución de cocaína.

En lo que representa para la PGR el decomiso de armas más grande en la historia en México, el Ejército aseguró en Tamaulipas 428 armas, largas y cortas, lo que representa un fuerte golpe al crimen organizado.

El arsenal comprende 287 granadas, más de 500 mil cartuchos, fusiles barret, considerados antiaéreos, y fusiles P 90, cuyos proyectiles son antiblindaje.

En conferencia de prensa, el General Brigadier, Xicoténcatl Núñez, jefe de sección de operaciones contra el narcotráfico de la Secretaría de la Defensa Nacional, explicó que el aseguramiento ocurrió ayer en Reynosa, Tamaulipas, cuando marcaron el alto a tres sujetos en la Colonia Ramón Pérez García, quienes al notar la presencia de militares se dieron a la fuga abordo de dos camionetas Pick up; inició una persecución que culminó metros adelante en una casa donde ingresaron los uniformados y encontraron dicho armamento.

Los militares aseguraron a Gonzalo Martín Zúñiga, Juan Carlos García y Abdy Silvano Zurita Escalante de 27, 29 y 30 años de edad, respectivamente, todos originarios de Reynosa, Tamaulipas.

Dentro del domicilio, el Ejército también aseguró un lanzacohetes y dentro de las granadas decomisadas destacan 98 calibre 40 milímetros, 165 mano defensivas, 3 mano de humo, 3 de destello y sonido y 16 de gas.

Además, los militares localizaron 14 tubos de explosivo TNT y en dinero se reportó el decomiso de 976 mil 370 pesos y 86 mil 740 dólares.

En la conferencia la titular de la SIEDO, Marisela Morales, aseguró que el arsenal decomisado es el más grande de la historia de México en contra del crimen organizado.

“El decomiso es una muestra significativa y representa un golpe a las redes de logística y de violencia del crimen organizado, con esta acción el Gobierno federal reitera su compromiso contra todos los enemigos de México”, dijo la funcionaria en la conferencia efectuada en la sede de las Defensa Nacional.

En lo que representa para la PGR el decomiso de armas más grande en la historia en México, el Ejército aseguró en Tamaulipas 428 armas, largas y cortas, lo que representa un fuerte golpe al crimen organizado.

El arsenal comprende 287 granadas, más de 500 mil cartuchos, fusiles barret, considerados antiaéreos, y fusiles P 90, cuyos proyectiles son antiblindaje.

En conferencia de prensa, el General Brigadier, Xicoténcatl Núñez, jefe de sección de operaciones contra el narcotráfico de la Secretaría de la Defensa Nacional, explicó que el aseguramiento ocurrió ayer en Reynosa, Tamaulipas, cuando marcaron el alto a tres sujetos en la Colonia Ramón Pérez García, quienes al notar la presencia de militares se dieron a la fuga abordo de dos camionetas Pick up; inició una persecución que culminó metros adelante en una casa donde ingresaron los uniformados y encontraron dicho armamento.

Los militares aseguraron a Gonzalo Martín Zúñiga, Juan Carlos García y Abdy Silvano Zurita Escalante de 27, 29 y 30 años de edad, respectivamente, todos originarios de Reynosa, Tamaulipas.

Dentro del domicilio, el Ejército también aseguró un lanzacohetes y dentro de las granadas decomisadas destacan 98 calibre 40 milímetros, 165 mano defensivas, 3 mano de humo, 3 de destello y sonido y 16 de gas.

Además, los militares localizaron 14 tubos de explosivo TNT y en dinero se reportó el decomiso de 976 mil 370 pesos y 86 mil 740 dólares.

En la conferencia la titular de la SIEDO, Marisela Morales, aseguró que el arsenal decomisado es el más grande de la historia de México en contra del crimen organizado.

“El decomiso es una muestra significativa y representa un golpe a las redes de logística y de violencia del crimen organizado, con esta acción el Gobierno federal reitera su compromiso contra todos los enemigos de México”, dijo la funcionaria en la conferencia efectuada en la sede de las Defensa Nacional.

La Policía Federal informó que capturó en Reynosa, Tamaulipas a Jaime González Durán, alias El Hummer, quien es presunto fundador del grupo de sicarios conocido como Los Zetas.

En conferencia de prensa, que se realiza en el hangar de la Policía Federal Preventiva, el comisionado interino de esta organización, Rodrígo Esparza, fue el encargado de presentar ante los medios de comunicación al Hummer quien operaba en Reynosa, Tamaulipas y está ligado a Heriberto Lazcano alias El Lasca, líder del cártel del Golfo.

González Durán controlaba actualmente operaciones en los estados de Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán, Hidalgo, Veracruz, Tabasco, Quintana Roo, Estado de México y Distrito Federal, reportando directamente a Heriberto Lazcano, informó el comisionado interino de la Policía Federal.

El Hummer era buscado por la PGR, autoridades de EU, por cargos en la corte del distrito de Columbia por los delitos de conspiración y manufactura y distribución de cocaína.

Elementos de la Policía Federal detuvieron en Nuevo León a Antonio Galarza Coronado, alias “El Amarillo”, presunto líder del Cártel del Golfo en Reynosa, Tamaulipas, informó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal.

La captura ocurrió en las inmediaciones de la carretera nacional a Reynosa, en Monterrey, donde los uniformados le marcaron el alto a un vehículo Ford Lobo, color negro, modelo 2009, sin placas de circulación, el cual era conducido por este sujeto.

En un comunicado la dependencia señaló que “El Amarillo” y/o “El Tigre” y/o “El Aguila”, de 47 años, quedó a cargo de la plaza de Reynosa luego de la captura de Juan Óscar Garza Azuara, alias “El Barbas”, ocurrida el 17 de abril de 2007.

Galarza Coronado está relacionado con la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/147/206 por los delitos de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, operaciones con recursos de procedencia ilícita y lo que resulte.

En el operativo también fue detenido Marco Antonio Coronado Reyes, de 41 años, con residencia en Matamoros, Tamaulipas, quien acompañaba al presunto líder del Cártel del Golfo en Reynosa.

En las direcciones de los inmuebles que proporcionó Galarza Coronado no se encontró nada relevante, por lo que se procedió a remitirlo a las instalaciones de la Región Militar con sede en Monterrey, Nuevo León.

Finalmente fue trasladado a las instalaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), en la ciudad de México, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público Federal.

En dos operativos implementados en Reynosa y en Miguel Alemán, elementos del Ejército Mexicano decomisaron casi una tonelada de mariguana, armas de grueso calibre y lograron la captura de cinco personas que fueron turnadas a las autoridades federales.

Fue en esta ciudad donde las autoridades militares presentaron ante los medios de comunicación, lo decomisado, en las que se destaca la detención de dos personas que se paseaban en Reynosa fuertemente armados a bordo de dos camionetas de reciente modelo, una Titán, y una Cherokee blindada.

A los dos detenidos se les decomiso 4 Fusiles AR-15, calibre .223″, 1498 Cartuchos de diferentes calibres para armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, 39 cargadores para armas largas, 50 gramos de marihuana.

Mientras que en la ciudad de Miguel Alemán se logró la detención de 3 personas de 34, 25 y 22 años de edad, a quienes se les decomisó 904 kilogramos de marihuana que se encontraban en 53 paquetes, 17 costales y 3 bolsas.

Además se logró el aseguramiento de una pistola calibre 9 mm, 5 cargadores para armas de uso exclusivo de las fuerzas armadas, una camioneta chevrolet Avalanche, color azul oscuro, modelo 2002 con placas fronterizas y un automóvil Pontiac grand prix, color rojo, modelo 1997, con placas de Texas

Los detenidos, la droga, las armas de fuego, cargadores y vehículos fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal de Reynosa