Skip navigation

Tag Archives: sicarios

La Secretaría de Seguridad Pública Federal detuvo y presentó a Dimas Díaz Ramos, presunto operador financiero del cártel del Pacífico, a quien, reportó, se le había encargado planear un atentado en contra del presidente Felipe Calderón.

El jefe de la sección III de la Policía Federal, Ramón Eduardo Pequeño García, dio a conocer que en este caso la investigación inició hace un año “por una amenaza en contra del Presidente de la República a raíz de la guerra declarada en contra del crimen organizado, luego de una serie de detenciones y aseguramiento de grandes cantidades de dinero en efectivo a la organización del El Mayo Zambada”.

El funcionario dijo que derivado de los reportes de inteligencia del gobierno federal “tuvo conocimiento que la amenaza fue realizada por el cártel del Pacífico encomendando a Dimas Díaz Ramos los pormenores para un posible atentado”.

El Dimas o El Seis, como también se le conoce a este presunto delincuente, fue detenido ayer en Culiacán, Sinaloa. Las líneas de investigación que maneja la Policía Federal señalan que Dimas Díaz era el encargado de realizar parte del recibo de drogas siguiendo la ruta que abarcan los estrados de Michoacán, Colima, Nayarit, Sinaloa, Baja California sur, Baja California, Sonora, hasta llegar as las ciudades fronterizas de Mexicali, Baja California y San Luis Río Colorado en Sonora.

Como parte de la estrategia del área que comandaba el dimas en el cártel del Pacífico, estaba la transportación de cargamentos de mariguana ocultos en los neumáticos de traileres y camiones con cargas de aguacate y chile.

La droga la cargaba en Michoacán, en la Sierra de Variguarato, en Sinaloa, así como en Tamazula, Durango.

Díaz Ramos, de acuerdo con la información proporcionada por la Policía Federal, también comercializaba ice y cocaína.

La información recabada por la policía, informó el encargado del área antidrogas, Ramón Eduardo Pequeño García, les permite establecer que después de la muerte de José Lamberto Verdugo Calderón, operador financiero del cártel del Pacificó registrada el 22 de enero de este año, Dimas asumió parte de esta tarea en el cártel del Pacífico.

Anuncios

Tras una llamada anónima, 25 presuntos sicarios de una célula del Cártel de Sinaloa fueron detenidos por el Ejército y trasladados a la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), y se les vincula con la ejecución de varias personas y el incendio de comercios en el occidente del Estado.

La detención de los hombres, entre ellos un hombre al que apodan “El General”, líder de los sicarios, ocurrió la tarde de ayer, en el poblado de Nicolás Bravo, del Municipio de Madera, y tenían en su poder armamento de grueso calibre, así como uniformes tipo militar.

Enrique Torres Valadez, vocero del Operativo Conjunto Chihuahua, informó que la detención la llevó a cabo por personal del 35 Batallón de Infantería, que tiene su base en el Municipio de Casas Grandes.

“Una denuncia anónima alertó sobre la presencia de unos sujetos que el pasado 10 de junio participaron en la ejecución de seis personas y el incendio de una ferretería y una licorería, así que se desplegó un operativo de búsqueda”, dijo.

El operativo de búsqueda culminó con la detención de los sicarios, a los que les fueron aseguradas armas de alto poder, una cantidad no especificada de droga y uniformes tipo militar.

El funcionario añadió que el Cártel de Sinaloa opera en los estados de Sinaloa, Guerrero y Sonora, mientras en el estado el grupo detenido, realizaba sus ilícitos en municipios de la región noreste, en municipios como Casas Grandes, Ascención, Palomas, Zaragoza y Madera.

Torres Valadez subrayó que el grupo de sicarios fue trasladado a la delegación estatal de la PGR en esta Ciudad, y se mantienen en espera de que un Ministerio Publico Federal los consigne ante un juez de distrito.

La Procuraduría de Justicia del estado reportó la ejecución de siete personas en un poblado de Mocorito y el asesinato en Guamúchil de un pistolero que podría ser Cipriano Cázares Salazar, hermano de Blanca Margarita, una operadora del cártel de Sinaloa conocida como La Emperatriz.
Cázares Salazar fue ejecutado el viernes, horas antes de que se reportara la muerte de siete hombres, vestidos como militares, cerca del poblado de Los Chinos, una zona serrana entre Mocorito y Guamúchil.

De ellos sólo han sido identificados seis: los hermanos Sergio Alejandro y Adán Leonardo Bobadilla de la Rocha; Fausto Lara de los Ríos, Teófilo Quiñones Estrada, Adán Guadalupe Medina y Mercedes Parra Muñoz. Todos vestían pantalones camuflados, camisetas negras con “pecheras” llenas de cargadores para AK-47.

Además, en la sindicatura de Costa Rica, municipio de Culiacán, se encontraron los cuerpos de dos hombres, otro cerca del dique La Primavera, y uno más dentro de un carro Toyota con numerosos impactos de bala. En Los Mochis, mataron de cuatro balazos en la cabeza al conductor de un autobús urbano, Luis Bernardo López Villegas, de 32 años.

En Durango, los restos calcinados de siete personas fueron encontrados ayer en un paraje rural denominado Las Ventanas, a 20 kilómetros de la capital.

Otros cuatro hombres fueron ejecutados en las últimas horas en Ciudad Juárez, Chihuahua, a pesar del intenso y masivo patrullaje que realizan las fuerzas del Operativo Conjunto, que concentra poco más de 10 mil efectivos militares y policiacos. En Ciudad Camargo mataron a David Delgado Raizola, El Chole, y en la carretera Chihuahua-Cuautémoc, Daniel Parras Urias.

En Sonora, agentes federales descubrieron un cargamento de 4.1 toneladas de mariguana en un camión que transportaba plátanos sobre la carretera México-Tijuana. El conductor fue detenido

Sergio Peña Mendoza, “El Concord”, considerado uno de los principales operadores de la organización delictiva “Los Zetas”, fue detenido por elementos de la Policía Federal (PF) en Reynosa, Tamaulipas, informó el Comisario General de la SSP, Rodolfo Cruz López.

El sicario, de 39 años de edad, ocupaba presuntamente un nivel jerárquico y el puesto similar, en la organización criminal, al de Jaime González Durán, “El Hummer”, quien fue capturado a finales de 2008.

En su presentación en el Hangar de la PF, Cruz López informó que “El Concord” fue detenido a bordo de una camioneta tipo Pick-up en el Fraccionamiento Las Fuentes, de Reynosa, tras ser perseguido por agentes federales.

En el operativo, se le decomisó un fusil tipo AK-47, una camioneta Ford tipo King Ranch, con placas de Texas, y una credencial del IFE a nombre de Arturo Sánchez Fuentes.

Peña Mendoza se fugó en junio de 2006 del Cereso número 2, ubicado en Nuevo Laredo, donde cumplía una condena por delitos de delincuencia organizada, contra la salud y portación de arma de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

El Comisionado de la PF, Rodrigo Esparza, señaló que la fuga del penal fue planeada por “El Hummer” y otros líderes de “Los Zetas”.

Al detenido se le acusa de haber ejecutado a dos policías ministeriales de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas y haber ultimado también al empresario Marcos D’Arcia, en San Cristóbal de las Casas, durante 2008.

Un enfrentamiento a balazos entre elementos del Ejército mexicano y Policía Federal contra un comando de desconocidos ha dejado hasta el momento por lo menos 10 personas muertas.

De acuerdo con los primeros datos, cinco de los fallecidos serían efectivos de las fuerzas federales y los otros cinco del grupo de presuntos sicarios.

El enfrentamiento inició a las 9:00 horas en la colonia Las Fuentes y hasta las 12:00 seguían los impactos de bazukas.

El pánico se apoderó en dicho sector, que alberga por lo menos a cuatro centros comerciales, ya que la gente que acudió a ellos no ha podido salir ante el “estado de sitio” que mantiene el Ejército mexicano.

La Procuraduría capitalina busca a dos hombres que se llevaron del hotel donde se hospedaban, a las dos edecanes que días después aparecieron decapitadas.

Por medio de un video tomado con las cámaras del hotel ubicado en Avenida Revolución, la PGJDF cuenta con algunos detalles de los sujetos que fueron por las jóvenes, revelaron fuentes de la Fiscalía de Homicidios.

“Hay un video y testigos que señalan a dos hombres que fueron por ellas, el día 3 ó 4 de febrero, las esperaron en el estacionamiento, llegaron en un Honda, Accord, que tenía placas sobrepuestas de un vehículo Derby”, informó un comandante de la Policía Judicial cercano a las investigaciones.

Los informes con los que cuenta la PGJDF indican que al parecer los hombres eran conocidos de las víctimas, pues se saludaron con mucha naturalidad, aunque ninguno de ellos ingresó a la habitación que habían alquilado.

“Horas después uno de los hombres regresó al estacionamiento del hotel y traía las llaves del coche Altima blanco blindado, 2008, con placas de Jalisco, que era de una de las chicas y se lo llevó, al parecer ahí traían algo”, comentó el informante de la PGJDF.

El fin de semana fueron localizados los cuerpos de Miriam del Carmen Cárdenas Sandoval, de 32 años, y Arcelia Judith Aguirre Valenzuela, de 30, originarias de Jalisco y con residencia en Sinaloa.

Ambas fueron decapitadas y su cuerpos abandonados en el auto blindado, en la Delegación Álvaro Obregón.

La Policía encontró los cuerpos en la cajuela envueltos en cobijas. Las cabezas estaban en una hielera en el asiento trasero.

En el Servicio Médico Forense (Semefo) reportaron que las mujeres fueron decapitadas aún con vida y ésa fue la causa de muerte, además tenían huellas de golpes.

Fuentes de la PGJDF señalaron que la principal línea de investigación está relacionada con una venganza contra Hugo Ignacio Tinoco Gutiérrez, padrastro de una de las víctimas, quien es comisario de la Policía Federal asignado a Chiapas y con indicativo “Cobra”.

En tanto, Miguel Ángel Mancera, titular de la PGJDF señaló que aparentemente a las víctimas las venían siguiendo desde Jalisco y fue en la Ciudad de México donde las asesinaron.

Elementos de Ejército mexicano detuvieron a Octavio Almanza Morales, “El Gori 4”, presunto jefe de una célula de “Los Zetas” en Cancún, Quintana Roo, a quien se responsabiliza del asesinato del General de Brigada Mauro Enrique Tello Quiñones, del teniente Gertulio César Román Zúñiga y de un civil.

En conferencia de prensa, el Jefe del Estado Mayor de la Sedena, Luis Arturo Oliver Zen, indicó que, además, fueron detenidos Ashly Narro López, “La Comandante Bombón”, Edwin Flores Pérez, Cristopher Pérez Pérez, Alejandro Covarrubias Estrada, así como Cristo Alberto y Héctor Manuel Valdez Torres.

Maricela Morales Ibáñez, subprocuradora de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, indicó que, de acuerdo con elementos con los que cuenta el Ministerio Público federal, “el Gori 4” y su célula son los responsables de la triple ejecución perpetrada el 3 de febrero pasado en Cancún.

La captura de este grupo criminal, detalló Oliver Zen, se llevó a cabo en la víspera y además se les aseguraron 23 armas largas, 20 armas cortas, 23 granadas de fragmentación, 2 lanzagranadas, un lanzacohetes, más de 12 mil cartuchos y más de 500 cargadores.

Oliver Zen indicó que Octavio Almanza Morales presuntamente asesinó a 9 militares en Nuevo León el año pasado.

“Almanza Morales perteneció al Ejército mexicano del 20 de mayo de 1997 al 1 de julio de 2004, fecha en que causó baja del instituto armado, por haberla solicitado.

“Junto con sus hermanos Raymundo y Eduardo Almanza Morales, forma parte de la organización Cárdenas Guillén, y hasta el día de su captura desarrollaba actividades ilícitas como encargado de la plaza de Cancún, Quintana Roo”, señaló Oliver Zen.

Por otra parte, Morales Ibáñez indicó que la SIEDO ya solicitó el arraigo de Francisco Velasco Delgado, “El Vikingo”, jefe de la Policía Municipal de Cancún, ya que cuenta con indicios de que colaboraba con “Los Zetas”.

El secuestro de nueve personas del municipio de Villa Ahumada desencadenó una persecución que concluyó en dos enfrentamientos entre militares y los criminales que dejaron un saldo de al menos 21 muertos.
En los primeros minutos del martes, luego de penetrar violentamente en domicilios, un grupo de 14 pistoleros “levantó” a nueve personas de Villa Ahumada.

Ya con los retenidos, el comando se dividió en dos bloques para dirigirse a Ciudad Juárez, a bordo de varios vehículos.

En ese momento, las Fuerzas Armadas desplegadas en la zona recibieron varias denuncias y solicitudes de apoyo para rescatar a los nueve “levantados”. Los elementos del Ejército comenzaron entonces un rastreo de los criminales por tierra y desde el aire.

Al ubicarlos sobre la carretera Panamericana, uno de los grupos perseguidos se apartó del camino e inició la primera refriega. De acuerdo con el vocero del Operativo Conjunto Chihuahua, Enrique Torres Valadez, siete delincuentes murieron, pero antes ejecutaron a seis plagiados; un integrante del Ejército también perdió la vida y otro resultó herido.

Mientras, otro grupo de soldados continuó la persecución del resto de los sicarios. El segundo combate se dio 70 kilómetros al sur de Ciudad Juárez. En este choque murieron otros siete sicarios y tres de los “levantados” fueron liberados con vida.

Los criminales llevaban decenas de armas, chalecos antibalas y radios de comunicación.

Policías federales capturaron a 10 presuntos integrantes de La Familia Michoacana en Tultitlán, estado de México, la madrugada de este martes, mientras se encontraban dormidos.

Entre los detenidos dedicados a la extorsión, homicidio y narcotráfico se encuentran un ex militar del que se omitió el nombre y Alberto Martín Alamillo Quintero, El Álamo, señalado como quien presuntamente controlaba la plaza de Tultitlán y municipios aledaños.

El operativo se realizó con base en denuncias ciudadanas e investigaciones de la PF que realiza desde hace varios meses, y que como resultado han arrojado la detención de otros 27 presuntos integrantes de esa organización delictiva en dos acciones efectuadas en septiembre y diciembre del año pasado en Villa Nicolás Romero y en Coacalco.

La presentación de los presuntos integrantes de La Familia se realizó en el Centro de Mando de la Policía Federal, a donde llegaron en dos de los 10 camiones blindados de reciente adquisición que se utilizarán para operativos específicos, a fin de contrarrestar un ataque con el que se pretenda rescatar a detenidos al momento en que sean transportados.

En el acto, donde estuvieron Luis Cárdenas Palomino, coordinador de Inteligencia para la Prevención, y Rodolfo Cruz López, coordinador de Fuerzas Federales de Apoyo de la Policía Federal, se indicó que uno de los 10 detenidos estaba hospitalizado, ya que se lesionó al saltar una barda cuando intentaba escapar.

Rodolfo Cruz comentó que se logró la captura en una “operación quirúrgica”, cuando éstos dormían y tras realizar un cateo en tres domicilios de la unidad habitacional Jardines de Tultitlán.

Ahí también fueron aprehendidos otros de los que presuntamente son líderes del grupo referido. Se trata de José Luis Montes Mejía, El Alacrán, y José Luis Pérez, Macoy.

Fueron aseguradas 24 armas, 21 cargadores y 763 cartuchos de diferentes calibres; dos granadas de fragmentación, igual número de radios de comunicación, teléfonos celulares y tres vehículos.

Cárdenas Palomino, expuso que “la célula delictiva se ha caracterizado por cobrarles cuotas de protección a comerciantes, empresarios y agricultores, para no ser molestados en su patrimonio o en su familia. Además de utilizar la violencia para intimidar a grupos criminales contrarios y a la población”.

Dijo con la captura se desmembró al grupo delictivo en la zona, pero aún existen algunas células. Los detenidos fueron trasladados a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

Un comando de por lo menos seis sujetos baleó la vivienda del director del periódico El Debate, Moisés García Castro, en la ciudad de Guasave, situada al norte del Estado de Sinaloa.

Las corporaciones policiacas de dicho Municipio informaron que los hechos violentos ocurrieron aproximadamente a las 03:00 horas de hoy, en el domicilio ubicado en el sector residencial Miguel Leyson.

De acuerdo con los primeros datos, los sujetos empistolados arribaron a la zona a bordo de dos vehículos tipo Tsuru y al descender de éstos dispararon contra la propiedad de García Castro, resultando afectada otra residencia más.

Los disparos dañaron ventanas, puertas, paredes y tres vehículos que se encontraban estacionados en las cocheras de los dos domicilios.

El grupo de gatilleros abordó las unidades y posteriormente se dio a la fuga por la calle principal del sector residencial.

García Castro descartó que estos hechos hayan sido perpetrados por el crimen organizado o que estén dirigidos en su contra, ya que nunca ha recibido amenazas.

Peritos de la Procuraduría General de Justicia de Sinaloa llevaron a cabo las pesquisas, tomando como evidencia casquillos AR-15.

El subprocurador de justicia en la zona norte, Ramón Ignacio Rodrigo Castro y un grupo de investigadores especiales se harán cargo de las diligencias del caso.