Skip navigation

La Procuraduría de Estado ratificó y
enviará a las autoridades norteamericanas, la petición de entrega a la justicia
local, del secuestrador y homicida Manuel Garibay (hijo), quien no solamente
tiene cuentas pendientes en Baja California, sino también en la instancia
federal.
Interrogado con respecto a la detención que se registró este 7 de junio en
Tucson Arizona, de uno de los delincuentes más buscados por las
autoridades mexicanas, el procurador del estado, Rommel Moreno Manjarrez
dijo que con fecha del 7 de julio de 2007, las autoridades de Baja California,
solicitaron al gobierno mexicano su intervención ante el gobierno de Estados
Unidos, para que se procediera a detener al mencionado, después de que se
tuvo informes en el sentido de que el integrante de la banda de
secuestradores, sicarios y narcotraficantes, que lleva su apellido (Los
Garibay), se encontraba en aquel lugar.
Ahora, precisó, se requiere ratificar la petición y por lo tanto ya se firmó el
documento pertinente para ser presentado ante la autoridad estadounidense
para que sea entregado este hombre, quién según dijo, es buscado aquí, por
secuestros y homicidios, entre éstos, de algunos policías, en tanto que a nivel
federal se le requiere por delitos de esa competencia.
Moreno Manjarrez comentó que esta detención es resultado de las recientes
reuniones que ha sostenido con los procuradores de Arizona y California, con
los que entre otras cosas, convino establecer acuerdos para trabajar en
materia de robo de vehículos, intercambio de bases de datos y la captura y
extradición de delincuentes en sus respectivos territorios.
Comentó que en este último rubro, aún quedan pendientes cinco casos de
extradiciones con el gobierno de California y otros tres más con el de Arizona.
La banda de los Garibay, es considerada responsable de haber asesinado a
policías municipales y ministeriales, en los fines de los años 90,
particularmente en los valles de San Luís Río Colorado, Sonora y Mexicali,
Baja California.
A los integrantes de esta banda se les atribuyó la ejecución e incineración de
siete sinaloenses en el Valle de Mexicali, así como la realización de múltiples
secuestros de empresarios agroindustriales y el trasiego de droga a los
Estados Unidos.
El grupo lo integran: Manuel Garibay (padre) “El Manuelón” y cuatro de sus
hijos, todos partícipes del grupo al servicio de los hermanos Arellano Félix.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: